7 alimentos ricos en probióticos que no pueden faltar en tu alimentación

alimentos ricos en probióticos

La alimentación saludable y su influencia en una mejor calidad de vida, cada día tiene más tela para cortar. Posiblemente, sea por la cantidad de información a la que actualmente tenemos acceso gracias a las plataformas digitales; o por las distintas tendencias alimentarias que cada tanto se vuelven una moda. Lo cierto es que, independientemente del régimen dietético que se lleve (convencional, vegetariano, vegano, libre de gluten…) con la aparición del coronavirus, muchas personas han buscado la manera de reforzar su sistema inmune a través de los productos que consumen, entre ellos, los alimentos ricos en probióticos han tomado significativa popularidad.

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son microorganismos vivos que se encuentran presente en algunos alimentos o suplementos alimenticios. Éstos, consumidos en dosis adecuadas, aportan una cantidad considerable de nutrientes que fortalecen a la microbiota humana, también conocida como flora intestinal.

probióticos
Los probióticos son microorganismos vivos que se encuentran presente en algunos alimentos o suplementos alimenticios.

Como bien sabemos, el buen funcionamiento de la flora intestinal juega un papel fundamental en la prevención e inmunización de un sin número de enfermedades de tipo víricas y bacterianas. Por tal razón, y desde hace muchos años, el consumo de probióticos a través de suplementos alimenticios, ha sido el aliado fundamental de quienes buscan aliviar síntomas de enfermedades relacionados al aparato digestivo: Síndrome de Intestino Irritable (SII) o colon irritable, estreñimiento, alergias alimentarias, entre muchas otras.

No obstante, como promotores del cuidad de la salud, siempre recomendamos que ante una patología preexistente, se consulte con un médico especialista antes de incluir cualquier tipo de suplementación en una rutina alimenticia. Esto, no sólo ayudará a dar con los probióticos que mejor se adapten a las necesidades individuales de cada paciente, también permitirá obtener una correcta dosificación que no genere efectos adversos.

7 alimentos ricos en probióticos que te ayudarán a cuidar tu salud

Ahora bien, cualquier persona sana que desee reforzar su sistema inmune, mantener saludable su aparato digestivo e incluso prevenir la aparición de trastornos estomacales; puede sin ningún problema, incluir en su régimen dietético suplementación alimenticia a base de probióticos, tales como: Vitaplus IB Support, que además contiene Vitamina B12 fundamental para mejorar el metabolismo y prevenir algunos tipos de anemia, así como Vitamina D3 que promueve la absorción de calcio. Pero también, puede optar por consumirlos a través de alimentos ricos en probióticos con un alto contenido de vitaminas y minerales como los que nombraremos a continuación.

fuente de probióticos
El yogur natural es una fuente indiscutible de probióticos.

1. Yogur natural

Un alimento universal y sumamente versátil que puede ser empleado en la preparación de diversas y deliciosas comidas. El yogur, en su presentación natural, es uno de los alimentos ricos en probióticos más conocidos. Y ojo, que hacemos énfasis en que debe ser natural, ya qué, para obtener los beneficios de estos microorganismos, el yogur no debe haber sido sometido a ningún proceso de pasteurización. Por otro lado, gracias a las distintas presentaciones en las que podemos encontrar yogur natural en la actualidad: natural, griego, de leche vegetal, etc. se ha convertido en un indiscutible complemento de cualquier tendencia alimentaria.

2. Aceitunas y encurtidos

El proceso de fermentación que se realiza en los alimentos encurtidos, es el mismo que da origen a la aparición a estas “bacterias buenas” o microorganismos que comúnmente conocemos como probióticos. Es por ello que, las aceitunas, los pepinillos, jalapeños o cualquier otro tipo de vegetal encurtido, forma una fuente de probióticos bastante potencial. No obstante, aunque pueden ser deliciosas, la salmuera y el vinagre fermentado, puede generar en algunas personas irritabilidad estomacal, acidez o reflujo, así que debemos consumirlos con moderación. Al igual que en el yogur, es preferible optar por encurtidos naturales hechos en casa o artesanales que no tengan conservantes añadidos.

3. Chucrut

El chucrut, choucroute o sauerkraut también conocido como «col agria», es una preparación de origen alemán y alsaciano (región francesa) que se utiliza como acompañante de carnes, chuletas o salchichas. Ésta básicamente, se trata de repollo o «col» que ha pasado por un proceso de fermentación. No quisimos englobarla como «encurtido» porque aunque es una receta súper sencilla, su distribución e incluso consumo no es tan popular en muchos lugares. Sin embargo, para quienes lo conocen y disfrutan de este tipo de gastronomía, les funciona perfectamente como un alimento rico en probióticos.

4. Kombucha

Dentro de la alimentación vegana, el té de kombucha, kombucha o también conocido como hongo de té, es una bebida altamente popular. Sin embargo, para el que no practica este régimen alimenticio es prácticamente desconocida. Se trata de una bebida a base de té verde o té negro fermentado por microrganismos especiales. Tiene un sabor ácido bastante peculiar que podría resultar intolerable para algunos paladares, pero su forma natural sin azúcares añadidos aporta una gran cantidad de nutrientes que favorecen la digestión.

5. Tempeh

Otro alimento muy popular dentro de la alimentación vegana. Un perfecto sustituto de la carne animal, elaborado a base de soya fermentada y que posee un alto nivel de probióticos, hongos y bacterias positivas para el organismo. Con independencia qué, volverte vegano no esté dentro de tus planes futuros, experimentar con nuevas proteínas siempre brindará la oportunidad de diversificar nuestra alimentación. El Tempeh es un ingrediente sumamente versátil, contiene todos los aminoácidos esenciales y absorbe muy bien el sabor de otros alimentos, por tanto, integrarlo en tus guisos o preparaciones siempre será una fácil y buena elección.

6. Chocolate negro

De los beneficios del chocolate negro hemos hablado en varias oportunidades. Siempre qué, éste sea de una concentración de cacao superior al 80% y no contenga azúcares añadidos, puede ser considerado una fuente rica en probióticos de origen vegetal. Asimismo, su poderosa cantidad de antioxidantes, minerales y ácidos grasos, hacen que sea, además de un buen gusto, un alimento perfecto para promover la estimulación sanguínea, mejorar la función de neurotransmisores, y proteger al organismo de radicales libres.

7. Miso

Si eres fan de la comida japonesa, no te será difícil incluir el miso en tu alimentación. Aunque algunos lo conocen como una especie de condimento para sopas, su elaboración podría considerarse una de las artes culinarias más longevas de Japón. La pasta de miso, como generalmente se consigue, es elaborada a partir del grano de soja, un hongo japonés llamado koji y sal; estos, pasan por un proceso de fermentación que puede a durar hasta tres años. Sin duda, un alimento con un altísimo nivel de probióticos.

Como podrás ver, el punto de partida de los alimentos ricos en probióticos es la fermentación. Y, probablemente, algunos de los que mencionamos son tan comunes qué, sin conocer sus beneficios, seguros estaban incluidos de forma regular en tu alimentación; de otros a diferencia, quizás no hayas escuchado hablar jamás. Esperamos que ahora que conoces más variedad de ellos, te des la oportunidad experimentar con total libertad nuevas alternativas igual de saludables y variar un poco tu rutina de alimentación saludable; eso sí, recuerda siempre incluirlos de forma moderada y sin excesos.

También podrías leer7 consejos prácticos para aliviar la alergia ocular