Alucinaciones hipnagógicas: paralización completa del cuerpo

Alucinaciones hipnagógicas
Las personas que se creen las alucinaciones pueden llevarlo al extremo de lo paranormal.

Alucinaciones hipnagógicas: la parálisis del sueño

Las alucinaciones hipnagógicas son un síntoma de la conocida parálisis del sueño y afecta a un 50% de las personas a lo largo de su vida. ¿En qué consiste? Es un despertar incompleto que se produce en la fase de transición del sueño a la vigilia. Esto provoca que quien la padece se paralice completamente entre 20 a 60 segundos. Incluso puede asustar a los afectados.

En esa fase las personas afectadas pueden escuchar voces, ver imágenes o sentir que alguien les toca el cuerpo. Por lo general estos saben que lo que han sentido, escuchado o visto no es real. Por otro lado, una minoría cree haber vivido situaciones paranormales.

Las alucinaciones hipnagógicas son casi siempre benignas pero aun así es recomendable ir a un especialista si son recurrentes. Sucede en la edad previa a la adultez y con el paso del tiempo disminuye su frecuencia.

(Lee también: Apnea del sueño: uno de los principales problemas al dormir)

Alucinaciones hipnagógicas
Las alucinaciones hipnagógicas son casi siempre benignas pero aun así es recomendable ir a un especialista si son recurrentes.

¿Son peligrosas?

Estas pueden ser síntomas de algún trastorno del sueño como la parálisis del sueño mencionado al principio. También pudiera ser de algún otro que reviste de mayor gravedad como la narcolepsia. Las personas que se creen las alucinaciones pueden llevarlo al extremo de lo paranormal. Entonces puede ser síntomas de posibles problemas de salud psiquiátrica o esquizofrénica.

Por lo general son de tipo benigno y los especialistas recomiendan no darle mayor importancia. Ahora si sucede de manera reiterada en el periodo de un mes se recomienda acudir a un especialista.

Casi siempre se relaciona con vivencia acaecida durante la jornada anterior. Su duración es de unos pocos segundos pero al despertar al día siguiente la persona no recuerda lo sucedido.

¿Se puede prevenir?

Sus causas pueden ser hereditarias pero también puede ser síntomas de otro trastorno del sueño de mayor envergadura. También existen otras causas como la ansiedad o el consumo de sustancias de estupefacientes. La última causa se encuentra en el cansancio profundo. Al dar solución a cada una de estas situaciones podríamos poder evitar estas inquietantes visiones nocturnas.

(Lee también: Cuidar tu higiene del sueño, algunos trucos que te ayudaran)