Desequilibrios en las bacterias de intestino podría dar origen al lupus

Desequilibrios en las bacterias

Podría ayudar desarrollar un test de sangre para detectarlo

Al parecer un desequilibrios en las bacterias del intestino podría ser el origen del lupus en algunos pacientes. Así lo señaló un estudio cuyos hallazgos podrían ayudar a desarrollar test de sangre para detectarlo y mejorar su seguimiento.

(Lee también: La helicobacter pylori: cuando la bacteria causa problemas en la infancia)

Aún no se sabe que causa el lupus eritematoso sistémico (LES), aunque algunos apuntan a factores genéticos. Según un estudio liderado por investigadores de la NYU School of Medice en EE.UU, esta enfermedad autoinmune podría estar estrechamente asociada a la disbiosis. La disbiosis es un desequilibrio en las bacterias que forman parte de la flora intestinal.

Desequilibrios en las bacterias asociado a muchos problemas de salud

Ya anteriormente los desequilibrios en las bacterias habían sido asociados a muchos problemas de salud. Entre ellos incluye enfermedad inflamatoria intestinal, artritis y diversos tipos de cáncer. Los investigadores afirman que sus experimentos son la primera evidencia detallada sobre la relación fuerte  entre disbiosis y el lupus.

Las filtraciones de bacterias desde el intestino podrían originar un desencadenante del lupus por parte del sistema inmune. En la investigación a 61 mujeres diagnosticadas con LES se le comprobó que la cantidad de la bacteria Ruminococcus gnavus era cinco veces superior en el intestino, comparado con las 17 mujeres sanas de orígenes raciales similares. También se asoció los brotes graves de esta enfermedad con mayores crecimientos bacterianos de R. gnavus en el intestino. Además, se presenció en las muestras de sangre anticuerpo diseñados especialmente para adherirse a esta bacteria.

Desequilibrios en las bacterias
Las filtraciones de bacterias desde el intestino podrían originar un desencadenante del lupus

Según el inmunólogo Gregg Silveman, uno de los autores del trabajo, los resultados de este estudio pueden tener aplicaciones prácticas. Entre estas estaría el desarrollo de análisis de sangre muy sencillos que detectaría los anticuerpos de la bacteria filtrados al torrente sanguíneo. También se podría emplear para diagnosticar el lupus y hacer un mejor seguimiento de la enfermedad. Incluso podría aplicarse en las etapas tempranas de la patología ya que los test disponibles no siempre son concluyentes.

(Lee también: Brochas de maquillaje acumulan más bacterias de lo que piensas)