La importancia de la destrucción de los residuos sanitarios

residuos sanitarios

La humanidad vive actualmente su peor crisis sanitaria por los embates del COVID-19. Pero eso no es todo, llevamos años padeciendo un problema mucho mayor, que podría incluso acabar con la vida en el planeta si no hacemos algo pronto, y es el tema de la basura a nivel mundial. Los desechos sólidos, y la basura en general vienen deteriorando miles de hectáreas de terreno fértil y millones de galones de agua limpia, pero se estima que esto apenas es el inicio de la debacle global. Se prevé que, para finales de este siglo, el mundo generará 11 millones de toneladas de basura al día, una cifra realmente desconcertante. Para nadie es un secreto que los residuos sanitarios forman parte de esa basura global, la OMS afirma que cerca de 16 000 millones de inyectadoras se desechan al año

Cómo debemos imaginar, toda atención médica sanitaria es necesaria para salvar y restaurar la vida a muchos seres humanos. Para ello, se utilizan una serie de herramientas y materiales, que se convierten posteriormente en desechos sanitarios o subproductos de elementos médicos. Parte de estos residuos, al estar contacto con pacientes con enfermedades, material biológico y demás, puede considerarse como un material altamente peligroso, con características; infecciosas, tóxicas y en algunos casos radioactivas. 

Riesgos para la salud de los residuos sanitarios

Si bien es cierto, la OMS afirma que al menos el 85% de los desechos sanitarios, pueden considerarse comunes y no peligrosos. Aun así, el 15% debe ser tratado y desechado con mucho cuidado y consideración, ya que poseen microorganismos que podrían resultar muy dañinos, e infectar a otros pacientes, al personal sanitario e incluso a la población en general. En el peor de los casos, los riegos infección por microorganismos farmacorresistentes son muy altos en los establecimientos sanitarios.  

Adicionalmente, existen otra serie de riesgos importantes para la salud. A continuación, describiremos cada uno de ellos:

  • Quemaduras producto a la radiactividad
  • Heridas producidas por objetos punzocortantes (inyectadoras, bisturíes)
  • Infección e intoxicación por productos farmacéuticos, en especial antibióticos y otros fármacos citotóxicos
  • Contaminación por aguas residuales con compuestos altamente tóxicos, tales como el mercurio
  • Contaminación del aire al incinerar desechos con dioxinas y mercurio

En la actualidad, desafortunadamente para el mundo, hay poca divulgación de los peligros que pueden ocasionar los desechos sanitarios, tanto para la humanidad, como para el ambiente en general. Por otro lado, la gestión de los desechos generalmente no es la adecuada, generando graves consecuencias sanitarias. 

Manejo correcto de los desechos sanitarios

desechos sanitarios
Según la OMS el 85% de los desechos sanitarios son inocuos para la salud y para el ambiente

Como hemos podido ver, el manejo de los residuos sanitarios debe realizarse con mucha atención y diligencia, de tal manera que se puedan disminuir los riesgos antes citados. De una correcta ordenación y destrucción de estos desechos, dependerá totalmente si existirá riesgos sanitarios y ambientales. 

La OMS pone a disposición del mundo, una serie de elementos claves a tomar en cuenta para la correcta gestión de desechos sanitarios a nivel mundial. A continuación, los citamos:

  • Un sistema integral de control y gestión de los residuos sanitarios, responsable de la clasificación, manipulación y destrucción de los mismos
  • Divulgación y sensibilización global de los efectos negativos y riesgos que podrían ocasionar los residuos sanitarios. A su vez, adiestrar y capacitar a la población en general, sobre las prácticas seguras de manejo y desecho.
  • Identificación de los métodos más seguros para gestionar y manipular los residuos, para que sean totalmente seguros para la salud y ecológicamente inocuos
  • Garantizar el compromiso global a través de las naciones unidas, para que estas medidas se apliquen a escala mundial, partiendo desde las comunidades.  

Para un correcto manejo de los residuos sanitarios, es necesario clasificarlos de acuerdo al grado de riesgo que tengan. A continuación, la clasificación:

  • 1- Residuos sanitarios asimilables de tipo I: papel, material de oficina privado, material de despachos, cocinas, comedores, jardinería, productos de procedentes de pacientes no infecciosos.
  • 2- Residuos sanitarios no específicos de tipo II: material para las curas, yesos, ropa y material de cama de un solo uso, contaminados con sangre, y otras secreciones, excreciones. 
  • 3- Residuos sanitarios de riesgo específicos de tipo III: estos residuos deben ser tratadas con todas las medidas de prevención necesaria durante todo el proceso de gestión. Entre los residuos tipo III se encuentran; desechos sanitarios infecciosos, residuos anatómicos, hemoderivados en forma líquida, líquidos biológicos, aguas, material punzante y cortante.
  • 4- Residuos de tipo IV: restos de medicamentos antineoplásicos, o cualquier material que haya estado expuesto o en contacto con dicho fármaco; desechos de reactivos químicos, baños de revelado de radiografías, medicamentos, sustancias radioactivas, restos humanos con entidad. 

Tratamiento y destrucción de residuos sanitarios

tratamiento de residuos sanitarios
Mediante la incineración es uno de los mecanismos más usados para destruir residuos sanitarios tipo III (foto referencial, no corresponde a los hornos especializados)

De acuerdo a la ONU, en un reportaje publicado recientemente para el tratamiento y destrucción de los residuos sanitarios; actualmente hay cuatro procesos básicos, los cuales son: térmicos, químicos, biológicos y por irradiación. Aun así, es bueno recordar que cada tipo de residuo debe ser tratado de forma distinta. 

A continuación, el tratamiento adecuado para cada tipo de residuo: 

1- Residuos sanitarios asimilables de tipo I

Si bien es cierto, este tipo de desechos sanitarios no supone mayor riesgo para la salud ni para el ambiente, ya que se tratan básicamente de documentos, y artículos de oficina, deben seguir una serie de procedimientos, con el fin de garantizar que la información contenida, sea destruida por completo, sin que haya repercusiones legales al respecto.  

Cabe tomar en cuenta, que se ha aprobado un Reglamento General de Protección de datos (RGPD); donde se plantean los procedimientos necesarios a realizar para destruir documentos actualmente. Existen empresas que se dedican a realizar este tipo de trabajos como, por ejemplo, Allsafedocuments.es quienes aseguran brindar todas las medidas de seguridad y sanitarias, para que los documentos sean destruidos como lo pide la Ley.  

Para saber más sobre la debida destrucción de documentos, debe asesorarse con expertos. 

2- Desechos sanitarios tipo II

De acuerdo al grado de inocuidad, este tipo de residuos serán tratados y destruidos como residuos municipales, es decir como basura normal y corriente. 

3- Residuos sanitarios tipo III

Para la destrucción de este tipo de residuos, actualmente hay diferentes métodos. Por ejemplo, en hornos especiales con características bien definidas, se pueden incinerar. Esta incineración debe ser realizada fuera del establecimiento sanitario, y ser efectuada por empresas autorizadas, bajo todos los estándares de calidad para no contaminar el ambiente. 

Otro mecanismo de destrucción es mediante la aplicación de ondas microondas. Para que sea efectivo este método, se deben humedecer todos los desechos para que las microondas tengan efecto en los mismos. 

En algunos casos, los residuos tipo III pueden ser asimilables a los vertederos municipales, siempre y cuando hayan sido esterilizadas con vapor caliente, con un proceso conocido como «vapor al vacío». 

Por el lado de los elementos punzo cortantes, estos deberán ser desinfectados y esterilizados en los centros de salud, para luego ser asimilados en los vertederos municipales. 

4- Desechos sanitarios IV

Los residuos sanitarios tipo IV deben ser neutralizados de forma química o a través de incineración. Para ello se debe garantizar que la temperatura esté lo suficientemente alta para que su destrucción sea total. 

Está muy claro que un mal manejo de los residuos sanitarios puede exponer la vida de muchas personas; desde personal sanitario, pacientes, familiares e incluso a nivel comunitario. Es por ello que debemos acatar todas las medidas de prevención y gestión que las autoridades sanitarias han desarrollado. Y con mayor énfasis ahora, que vivimos la crisis sanitaria más importante de los últimos años.

También te puede interesar: La educación sanitaria en tiempos de pandemia

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.