Los retos más grandes que supone estudiar medicina

desventajas de estudiar medicina
Estudiar medicina generalmente requiere el doble de tiempo, que cualquiera otra carrera de tipo altruista.

Para aquellos que nacen o desarrollan a lo largo de su juventud eso que algunos conocen como «vocación de servicio», es bastante común encontrar en carreras altruistas, la profesión que desean ejercer a lo largo de su vida. Por otro lado y aunque resulte extraño, muchos de estos futuros profesionales, descubren esta vocación gracias a sus series de medicina favoritas o incluso, después de una experiencia cercana relacionada con la salud. El hecho es que, decantarse por esta carrera, si bien, en la gran mayoría de casos deja incontables satisfacciones personales a quién la ejerce; también supone una serie de retos bastante peculiares. Por ello, si eres de lo que en el afán de decidir qué estudiar, está considerando el área sanitaria, hoy te contaremos algunas de las desventajas más grandes de estudiar medicina.

Después de la Era de la globalización y, gracias a los alcances tecnológicos que hemos tenido en los últimos años, para nadie es un secreto que la mano de obra humana, es cada día más prescindible. Asimismo, con la facilidad que dan actualmente las plataformas digitales, casi todos sabemos lo fácil que les resulta a algunas personas (sin ningún conocimiento especial, vale acotar), «hacer dinero» de la noche a la mañana.

En este sentido, uno de los principales retos a los que debe hacer frente un estudiante de medicina, es precisamente, el de imponer sus valores altruistas, su vocación y su determinación por convertirse en un excelente profesional; sobre la oportunidad de ganar dinero fácil en un corto período de tiempo. No obstante, si logras verlo como una inversión a largo plazo; también te darás cuenta, de que pocas carreras abren tantas posibilidades laborales u oportunidades de aprendizaje continuo como la medicina.

Aun así, para que tengas claras las repercusiones que tendrá la elección de esta profesión, a continuación te hablaremos de algunas de las principales desventajas de estudiar medicina.

Las principales desventajas de estudiar medicina

retos estudiar medicina humana
Uno de los principales retos que supone estudiar medicina, es enfrentar el hecho de que nunca dejarás de ser un estudiante.

“La medicina es la única profesión universal que en todas partes sigue los mismos métodos, actúa con los mismos objetivos y busca los mismos fines”. Sir William Osler.

Aunque una de las frases celebres de médicos más populares de los últimos tiempos, nos haga pensar que la medicina por ser universal, puede ser de fácil dominio para todos, nada está más lejos de la realidad. De hecho, sólo basta con ver la cantidad de tiempo que requieren algunas especializaciones, par darse cuenta que sólo quienes tengan una determinación inquebrantable alcanzarán sus objetivos. Esto debido a que, entre otras cosas, deberán enfrentar lo siguiente:

1. Años de estudio y preparación

Si bien, ningún tiempo de aprendizaje puede considerarse tiempo perdido, la principal desventaja que supone estudiar medicina, es la cantidad de tiempo invertido en formación. A diferencia de cualquier otra carrera, al ser estudiante de medicina y, después de haber pasado alrededor de 6 años de estudios académicos para obtener el título de médico general; todavía se deben dedicar un par de años más para ejercer como tal o especializarse en una área específica. 

Aunque puede variar de acuerdo al centro de estudio o en que país se decida estudiarla, un médico especialista, puede necesitar alrededor de 10 o 12 años de formación. Sin contar que, aún cuando los haya cumplido satisfactoriamente, deberá estar en continua preparación, así como inmerso en nuevas investigaciones, si desea sentar un precedente dentro de la comunidad médica.

2. Adiós a tu vida social

Estudiar medicina es, literalmente, prepararte para tener la vida de una, o mejor dicho, de muchas personas en tus manos. Por ello, el plan académico es sumamente exigente e incluso, uno de lo más selectivos, dónde poco o nada se toleran los errores o las malas calificaciones. Al ser necesario mantener la nota media dentro de las más altas, la frase «tiempo de ocio» no es precisamente común en el vocabulario de un estudiante de medicina.

Y, si crees que esto pasa una vez superada la formación académica, permítenos sacarte de tu error. La realidad es que, durante las prácticas que tendrás que hacer para ejercer dentro de la sanidad pública o mientras dure tu especialización, es probable que debas lidiar con muchos horarios excesivamente agotadores. En pocas palabras, tu vida social se verá limitada en el mejor de los casos, a tus compañeros de estudios o colegas de trabajo.

3. No da opción al fracaso

Esta vendría siendo una opción que «nace» de las dos anteriores. Con tantos años de preparación y un programa de estudio tan exigente, es prácticamente obvio que, para estudiar medicina humana no se admite menos que la excelencia. Es decir, cualquier otra carrera te permitiría ser desde un buen profesional, hasta un profesional promedio, pero para ser médico ninguna de estas dos es alternativa.

Quizás no todas las especializaciones sean como la cirugía, la obstetricia o la oncología, dónde obligatoriamente serás responsable de  la vida de una persona, pero aún así, con cualquier otra especialidad estarás a cargo de su salud y de su bienestar.

4. Salarios poco competitivos

No importa si optas por la medicina rural o en una ciudad cosmopolitan, otra de las grandes desventajas que posiblemente enfrentarás al estudiar medicina, es darte cuenta que al salir al mercado laboral, especialmente si te trata del sector público; los salarios serán poco significativos en comparación con otras carreras que requieren mucho menos preparación y además, carecen del nivel de responsabilidad que trae consigo la medicina.

Y, aunque podríamos atribuirle parte de la culpabilidad, a las nuevas tendencias tecnológicas de las que hablamos al inicio de este artículo; la realidad es que este desbalance salarial que enfrenta el sector público sanitario, así como el educativo, tiene años y años en debate político-social, no sólo en España, sino en muchos países del mundo.

5. Mantener siempre la profesionalidad

Ser responsable, empático, comprensivo… son quizás cualidades personales que no aprenderás como estudiante de medicina, de hecho, en una gran mayoría de casos, dichas cualidades las desarrolla una persona (unas más que otras) de manera individual. Lo que si será un reto constante en esta carrera, es caminar sobre esa delgada línea que separa los sentimientos o emociones personales de la profesionalidad.

Hay que tener muy claro que, como estudiante de medicina y futuro profesional sanitario, tocará enfrentar situaciones dónde por mucho que puedan afectar personalmente, siempre deberá primar el bienestar del paciente y si es posible, de sus allegados. Se deberá reforzar ese carácter «sereno» que permita transmitir información buena o mala, de forma equilibrada, es decir, sin parecer insensible, pero tampoco muy involucrados.

Muchos profesionales de la salud afirman, que la medicina más que una profesión que eliges, es un “llamado de servicio” que va directamente relacionado con una clara vocación y personalidad altruista. Y, aunque parezca que la desventajas de estudiar medicina son difíciles de superar, seguramente quedan desplazadas ante la idea de ejercer una profesión para el que necesariamente se requieren dones especiales y además, deja enromes satisfacciones a nivel personal.

También podría interesarte: Mommy Makeover: la cirugía estética después del embarazo