Mommy Makeover: la cirugía estética después del embarazo

mommy-makeover-cirugía-postparto
Las nuevas tecnologías y tratamientos hacen que sea más fácil y rápido que nunca verte y sentirte lo mejor posible después del embarazo.

El embarazo puede ser duro para el cuerpo de una mujer. Desde el rápido aumento de peso y la posterior pérdida, pasando por la piel cada vez más dilatada, hasta un bebé de tres kilos que presiona contra tus órganos internos durante meses, no es de extrañar que exista un gran interés en volver a recuperar el cuerpo que tenías antes del embarazo.

Porque después de nueve meses de llevar a tu bebé, la mayoría de nosotras tenemos algún grado de cicatriz visible de este período.

  • Es probable que haya un exceso de grasa alrededor de tu estómago.
  • También es posible que tus pechos se hayan desvanecido perdiendo gran parte de su volumen y para rematar la faena, se te hayan descolgado.
  • Incluso es probable que haya una red de estrías en el estómago o nuevas manchas marrones de pigmentación en la cara.
  • Quizás todo lo anterior.

Muchas mujeres llevan años recurriendo a la cirugía para recuperar la confianza en su cuerpo.

Las nuevas tecnologías y tratamientos hacen que sea más fácil y rápido que nunca verte y sentirte lo mejor posible después del embarazo. Como dice el cirujano plástico Dr. Antolín especializado en mommy makeover (cirugías postparto); «las mujeres quieren tener un aspecto recuperado y que las cosas vuelvan a estar como antes. Quieren sentirse seguras de sí mismas».

El Dr. Antolín nos habla de los tratamientos más innovadores para rehabilitar la zona abdominal, los pechos y el cutis tras haber tenido uno o varios embarazos.

 Y si te lo estás preguntando, sí, puedes hacerte cualquiera de estos procedimientos y seguir teniendo más hijos después. Sólo tienes que estar preparada para sacrificar parte del progreso que habías obtenido con la cirugía estética después del embarazo.

Procedimientos estéticos que ayudan a recuperar la figura después del embarazo

mommy-makeover-cirugia-estetica-despues-del-embarazo
Tratamientos innovadores que ayudan a rehabilitar la zona abdominal, los pechos y el cutis después de uno o varios embarazos.

Abdominoplastia para recuperar tu abdomen

Después de tener hijos, no tienes la tensión abdominal que tenías antes. Por mucho ejercicio que hagas, no puedes conseguir el mismo tono.

El problema suele ser doble.

  • En primer lugar, durante el embarazo, los músculos abdominales se estiran y separan para acomodar al bebé en crecimiento.

En muchas mujeres, los músculos nunca vuelven completamente a su posición original y permanecen al menos algo separados, una condición conocida como diatasis recti. En los casos más graves, los músculos permanecen separados de forma tan significativa que la mujer puede seguir pareciendo embarazada.

  • Y en segundo lugar, para agravar el problema, está la piel laxa y suelta que suele aparecer cuando el vientre se ha estirado al máximo durante nueve meses.

Sólo hay una cosa que garantiza la recuperación de los músculos, el tensado de la piel y la desaparición de estrías en la zona: la abdominoplastia o lipectomía abdominal.

En una abdominoplastia, primero juntamos los músculos abdominales para tensar el núcleo. «Es como un corsé interno», dice el Dr. Antolín. A continuación, tensamos la piel entre la línea del bikini y las costillas inferiores. «Esto tensa y aplana la piel del abdomen y también puede deshacerse de las estrías», dice.

En el caso de las mujeres con un abultamiento menos importante del vientre, realizamos la mini abdominoplastia, que se centra únicamente en la zona situada debajo del ombligo.

Y cualquiera de los dos procedimientos, abdominoplastia completa o mini abdominoplastia, podemos añadir una liposucción de alta definición para definir mejor tu figura. «Si utilizamos la liposucción en los flancos, creamos una bonita silueta», dice el cirujano.

Y lo siento, pero con una abdominoplastia o una lipo, los resultados se mantienen sólo si eres constante y te esfuerzas día a día por seguir con ese bonito cuerpo que la cirugía estética postparto te ha dado.

«Esto no es un pase libre para comer todas las barritas de chocolate que quieras».

 «La mejor candidata -y la que obtiene los mejores resultados- es la mujer que tras el embarazo está en su peso adecuado, que ya no quiere tener más hijos y que está dispuesta a mantener un estilo de vida saludable en el futuro».

Mastopexia para recuperar un pecho joven

La combinación de envejecimiento y la acción de la gravedad hace que los pechos de la mayoría de las mujeres se caigan al menos un poco con el tiempo. Si además añadimos el efecto del embarazo y la lactancia, el proceso se acelera.

Y los cambios en los pechos después del parto van más allá de la caída:

  • Los pezones pueden cambiar,
  • las areolas pueden aumentar de tamaño
  • y los pechos pueden perder volumen.

La pérdida de volumen de los pechos y por tanto la disminución de su tamaño es, con mucho, la queja más común.

«Aunque también es frecuente que haya algún grado de caída de los senos, lo que predomina es la disminución de volumen o deflación, y la consiguiente pérdida de forma y tamaño juvenil».

Entonces, ¿Cuál es el mejor camino?

Las principales opciones son la elevación del pecho, la colocación de implantes mamarios o aumento de pecho, o una combinación de ambas técnicas en lo que se denomina mastopexia con implantes o prótesis (ver más en doctorantolin.com/mastopexia/).

  • Para las mujeres que tienen una pérdida de volumen después de dar a luz, pero el pezón sigue estando en una buena posición, a veces un simple aumento de pecho puede restaurar la apariencia tus pechos, sin necesidad de un levantamiento.
  • «Un lifting o mastopexia es un procedimiento mucho más invasivo y tiene un poco más de cicatriz que simplemente la colocación de un implante mamario».

En un lifting, el Dr. Antolín hará una incisión (normalmente en forma de ancla debajo del pezón, o en forma de «piruleta» alrededor y debajo de éste), y luego recolocará los pechos y los pezones.

Lo más probable es que vuelvas a trabajar en una semana y que puedas empezar a hacer ejercicios importantes en un mes. Pero también tendrás que llevar un sujetador con soporte y sin aros durante un mes.

La lactancia materna sigue siendo posible después de un lifting o un aumento de pecho, pero debes hablar con tu médico sobre cualquier posible complicación tras la intervención.

La forma de saber si eres una candidata ideal es trazar un mapa de la situación de tus pezones.

Los pechos jóvenes suelen tener, aunque no siempre, un pezón por encima del pliegue cutáneo donde el pecho se une a la pared torácica, también conocido como pliegue inframamario o FMI.

Después del embarazo, el pezón puede encontrarse en el FMI, por debajo del FMI o en la parte inferior de la mama mirando al suelo.

Dependiendo de la situación exacta del pezón con respecto del pliegue inframamario, puedes necesitar una elevación.

Las mujeres que tienen ambos problemas -pérdida de volumen y cierta caída del pezón el cual se sitúa por debajo del pliegue inframamario, son las que más se benefician de los implantes y el lifting, esto es de una mastopexia o elevación de pecho con prótesis mamarias.

Estrías y marcas de estiramiento

Esas marcas delatoras en la barriga o las caderas son quizá el recuerdo más cruel del embarazo, y una de las cosas más difíciles de eliminar.

Olvídate de las cremas: no funcionan.

Pero algunos tratamientos en la consulta han empezado a ser prometedores. Se obtienen grandes resultados con sistemas de radiofrecuencia microfocalizada, que suministran energía de radiofrecuencia a través de microagujas aisladas.

El microneedling rompe el tejido fibroso de las estrías y estimula la neocolagénesis, mientras que el calor de la radiofrecuencia estimula un efecto en cascada que ayuda al cuerpo a remodelar el colágeno y a mejorar el aspecto de las estrías.

Y estas marcas son un problema que realmente no deberías esperar a abordar hasta que hayas terminado de tener hijos.

Es mejor abordar las estrías antes, mientras el colágeno está más abierto a la remodelación y antes de que la piel responda menos al tratamiento con el tiempo.

Luego, considera los tratamientos de retoque o mantenimiento con los siguientes embarazos. Es más, cuanto antes empieces, más opciones de tratamiento tendrás a tu disposición. Si las estrías son ‘tempranas’ -es decir, todavía rosadas-, los láseres fraccionados no ablativos son una gran opción.

Es mejor tratar las estrías antes…

• Manchas de pigmentación

Las hormonas de estrógeno y progesterona que aumentan durante el embarazo ayudan al crecimiento del feto y a la formación de manchas marrones y melasma en la piel.

 Y después de que el bebé haya salido en el parto, a menudo te quedan las manchas persistentes.

El melasma empeora con el calor, así que los láseres pueden ser un poco arriesgados.

Por eso, somos defensores de utilizar una serie de exfoliaciones químicas. Y lo fundamental es comprometerte con el mantenimiento en casa con el cuidado de la piel.

Esto significa usar un protector solar de amplio espectro de FPS 30 o superior todos los días y, para obtener mejores resultados, elegir una fórmula que también proteja contra la luz infrarroja, como Skinmedica Total Defense and Repair.

Estudios recientes demuestran que no sólo la luz UV, sino también la luz infrarroja -que experimentamos como calor- puede empeorar el melasma.

También podría interesarte: ¿Hay riesgo de quedarse embarazada en cualquier etapa del ciclo menstrual?