El consumo del café puede tener sus ventajas y desventajas

El consumo de café
Cada persona lo prepara a su gusto, con leche, americano, corto, largo, etc.

¿Cuánto es demasiado café?

Sin lugar a dudas el consumo del café se ha extendido a lo largo y ancho del mundo. Cada cultura, país e incluso ciudad tiene su particular forma de elaborarlo y consumirlo. Pero ¿hasta qué punto es beneficioso el consumo del café? ¿Puede ser bueno o malo? Conozcamos sus efectos en nuestro organismo.

(Lee también: El café y el té, conozcamos sus beneficios para la salud)

El consumo del café y las ventajas con la cafeína

El motivo por lo que nos atrae tanto el café es precisamente la cafeína y su efecto estimulante. Por tal motivo, cada persona lo prepara a su gusto, con leche, americano, corto, largo, etc. Pero lo que más nos interesa analizar es la cafeína.

Lo primero que se destaca de la cafeína es que tiene un efecto potenciador de los analgésicos. Incluso acelera el efecto de los medicamentos, por eso hay medicamento que lo contiene.

Los dolores de cabeza crónico disminuyen con el consumo del café

También disminuyen los dolores de cabeza con un consumo moderado de unos 50 miligramos al día. Resulta efectivo para casos crónicos. Además,existen estudios que demuestran que quienes consumen café en bajas cantidades tienen altas posibilidades de padecer dolores de cabeza crónicos.

El consumo de café
El café favorece la digestión, es por eso que se consume al final de las comidas habituales.

Con relación a las sustancias cafestol y kahaweol hablaremos en la otra parte de sus efectos negativos. Estas también tienen una parte positiva y son sus efectos antiinflamatorios y antigiogénicos, lo que pueden ayudar a reducir el riesgo de cáncer.

El consumo del café y sus efectos en la digestión

Es innegable, el café favorece la digestión, es por eso que se consume al final de las comidas habituales. El motivo es que produce la contratación peristáltica. Además, libera gastrina, hormona que favorece la activación del proceso digestivo.

Y ¿qué desventajas existen con el consumo del café?

Por otro lado, el consumo del café aparte de ser estimulante contiene cafestol y kahaweol, molécula que influye en los niveles de colesterol. Así que preparando el café con o sin filtro, estaremos bloqueando estas sustancias, aumentando o reduciendo nuestro colesterol.

Además, un consumo excesivo y continuado de café aumenta los riesgo de ulceras en el tracto gastrointestinal. También, en las personas que padecen de los nervios les aumenta la irritabilidad y la ansiedad.

El consumo del café también implica riesgo de aborto espontaneo

Según estudios señalan que las mujeres que consumen unos 200 miligramos de café al día, corren el doble de riesgo que las que no toman café, de sufrir abortos espontáneos. Es por eso que es recomendable que las mujeres embarazadas no tomen  o reduzcan al mínimo el consumo del café.

También las alucinaciones se hacen presentes

Es quizás el aspecto más extraño y desconocido  de consumir café, que posibilita sufrir de alucinaciones. Un consumo de 315 miligramos al día de cafeína eleva tres veces más de sufrirlas.

Obviamente, no se habla de alucinaciones extremas sino por ejemplo que oigamos alguna voz o algún ruido que en verdad no estén. En cuanto a las mujeres que padecen la menopausia con los típicos problemas de calcificación ósea, el café impide la absorción de suplementos recomendados.

Acelera nuestro ritmo cardiaco

Es uno de los efectos adversos del café que además de despertarnos nos acelera el ritmo cardiaco. Su efecto puede llegar a ser adictivo y sin que te des cuenta acabas siendo adicto a la cafeína. 

Es un estimulante que si lo consumes habitualmente y de repente cesas su consumo, te generará efectos similares a los de la abstinencia. Hablando de sus ventajas y desventajas lo que sabemos es que todo en la vida es en su justa medida. Entonces ¿Cuánto debo tomar a lo largo del día sin excederme?

Cantidades recomendadas

Nuestro cuerpo es capaz de soportar hasta 500 miligramos de cafeína. Sin embargo, eso no quiere decir, ni mucho menos, que lleguemos a esos niveles. Por eso se recomienda no pasar de 200 miligramos diarios.

El consumo de café
Libera gastrina, hormona que favorece la activación del proceso digestivo.

Esto se debe a que ya en 200 y 600 miligramos podemos generar dependencia a la cafeína, así como ansiedad, nerviosismo o temblores. Ya en niveles de 500 y 600 miligramos hablamos de problemas de letargia, fatiga, dolores de cabeza y ansiedad.

Para medir el consumo de café y no pasarte de la raya

Para medir tu consumo de café o saber en qué tramos te encuentras debes tomar en cuenta que:

  • 2 o 3 tazas estas en la media
  • 3 o 4 tazas las supera
  • Más de 5 o 6 tazas diarias entras en franja de riesgo.

Obviamente, este último tendrá sus consecuencias a largo plazo a parte de los ya mencionados cabe mencionar también:

  • La hipertensión
  • Ataque de gota
  • Incontinencia urinaria
  • Insomnio crónico
  • Diversos problemas de digestión
  • Acidez y ulceras
  • Dolores de cabeza derivados en migrañas.

También podemos desarrollar alergias a la cafeína, aunque no es una alergia en sí.  Sería más bien una reacción a su consumo continuado haciéndonos más vulnerables en caso de padecerla.

(Lee también: Descubre si es seguro o no consumir café durante el embarazo)

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.