Lo que debes saber sobre una clínica de desintoxicación

clínica de desintoxicación
Una adicción puede ser por una sustancia nociva o una conducta autodestructiva

Actualmente estamos viviendo una crisis mundial sin precedentes, pandemia, aumento del desempleo, ataques terroristas, calentamiento global, y pare de contar. Una gran parte de la sociedad, ha alcanzado niveles de estrés inimaginables estos últimos meses, lo que se traduce en futuras secuelas psicológicas que pueden venir acompañadas de; ataques depresivos, trastornos compulsivos, conductas recurrentes, y a su vez traer como consecuencia una serie de adicciones. Y aunque nuestra intención no es alarmar a nadie, nunca está de más prevenir. Es por ello que, consideramos oportuno brindarte toda la información necesaria sobre lo que es una clínica de desintoxicación.

Cuando se habla adicciones, no necesariamente uno se refiere a drogas o alcohol, hay que sacarse esa idea completamente de la cabeza. Una adicción se puede presentar; hacia un medicamento totalmente legal (antidepresivos o ansiolíticos), hacia una actividad (ludopatía o tabaquismo), o por un trauma que derive en un comportamiento (trastorno obsesivo compulsivo). Esto sólo por nombrar algunos tipos de adicción, que lejos de lo que se cree, pocas veces se superan sin ayuda médica profesional.

¿Qué es una clínica de desintoxicación?

Una clínica de desintoxicación o centro de rehabilitación; es un centro médico, público o privado, que cuenta con un equipo médico especializado en las área de la psicología y psiquiatría, donde se trata algún tipo de adición y sus consecuencias. Algunas de estas clínicas o centros, se especializan en una problemática especifica, y existen otras de mayor envergadura como Newline que abarca varios trastornos o adicciones.

centro de rehabilitación
Los centro de rehabilitación o clínicas de desintoxicación pueden ser de carácter público o privado

¿Cómo funcionan los centros de desintoxicación?

El funcionamiento de una clínica de desintoxicación o rehabilitación, va a depender de varios factores; el poder adquisitivo del paciente, el tipo de adicción que presenta, o de si su ingreso es voluntario o forzado por familiares. Cabe destacar que antes de saber cómo funcionan, debemos conocer los tipos de centro que existen.

  • Públicos: centros gratuitos a los que se acude remitidos por un especialista, para ello deberás pasar previamente por un chequeo con tu médico de cabecera, y requerir una cita en la “Unidad de Conductas Adictivas”. Los tratamientos que indican son por lo general en forma ambulatoria, y se acude a ellos para dar continuidad y seguimiento.
  • Privados: centro especializados de pago (algunos casos con sumas bastante considerable). Se puede acudir de forma voluntaria, o internarse por un período de tiempo, y en algunos casos de manera forzada, a pacientes con adicciones o conductas destructivas. Algunos de estos centros, aparte de brindar aislamiento al paciente, refuerzan sus terapias con tecnologías de vanguardia y ayuda psicológica familiar.
  • Religiosos: una opción que se podría decir es para las economías menos favorecidas, algunas veces gratuitas o donde se cancela una «colaboración». Se asiste por lo general de forma voluntaria, y sus tratamientos se fundamentan en la fe, en la oración, y los grupos de apoyo, por lo que carece de todo soporte médico o científico.

En los dos primeros casos, y dependiendo el tipo de adicción que presente, en términos generales se sigue un mismo procedimiento; desintoxicación, deshabituación, rehabilitación, y reinserción. Todo este proceso bajo la estricta supervisión, control y seguimiento de personales médicos cualificados.

En cualquiera de los 3 casos, uno de los factores más importantes es la aceptación de la adicción, y las ganas de superarla. Durante todo este proceso se presentarán síntomas de abstinencia, además requerirás soporte emocional estable, y esta es una de las tantas funciones que reforzará el centro o clínica de desintoxicación.

¿Cuánto tiempo tarda el cuerpo en desintoxicarse de las drogas?

proceso de desintoxicación
La etapa de abstinencia puede ser la más dura para el paciente

Partamos del hecho, de que la palabra droga abarca una gran cantidad de sustancias; alcohol, estupefacientes, alucinógenos, tabaco, cannabis, antidepresivos, todas ellas con características y composiciones diferentes. La cantidad de tiempo que requiera nuestro cuerpo para liberarse de cualquiera de ellos, dependerá de diversos factores, entre ellos; la cantidad y frecuencia de consumo.

Algunas drogas como la cocaína tardan en dejar nuestro cuerpo entre 5 y 7 días. Desintoxicarse de antidepresivos o ansiolíticos de alta dosis puede tardar unos 45 días, el mismo tiempo aproximado del THC (componente alucinógeno del cannabis). El alcohol por su parte desaparece a través del sudor o de la orina, luego de un par de horas.

Un factor sumamente importante que considerar, en un paciente adicto con alto consumo, es el proceso de abstinencia. Quizás una de las etapas más difíciles de la desintoxicación, es esta se pueden presentar síntomas como; sudoración excesiva, trastornos del sueño, alucinaciones, y en ocasiones deben ser tratada con otros fármacos. Gran parte de las personas adictas, siguen siéndolo porque no superan la abstinencia, más aquellas que no están internadas en centros de rehabilitación y dependen en de su autocontrol.

Muchas veces creemos que somo capaces de lidiar con las adicciones, propias o de personas cercanas, se nos mete tanto la idea en la cabeza que muchas veces actuamos demasiado tarde. Ante cualquier señal de alarma, recurre a la ayuda de profesionales, y recuerda; no tienes porque llegar a una clínica de desintoxicación si atacas el problema a tiempo. 

También podría interesarte: ¿Qué se espera de la segunda ola de coronavirus?

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.