Los cuidados básicos mas atemorizantes: cortar las uñas de tu bebé

Los cuidados básicos
Los cuidados básicos

Para evitar lastimarlos

Cortar las uñas de tu bebé puede ser unos de los cuidados básicos mas atemorizantes para enfrentar. Pero no es cuestión para que te preocupes. Aquí podrás encontrar toda la información que debes saber para que lo hagas con confianza.

(Lee también: El método Doman: Alternativa para enseñar a leer a su bebé)

Casi todos los pediatras recomiendan no tocar las uñas del bebé sino pasado el primer mes. Esto debe a que sus dedos y uñas son tan pequeños que puede ser lastimados muy fácilmente. Para evitar que los bebés se rasguñen la carita se recomienda el uso de guantes o calcetines en las manos. Sin embargo, muchos médicos dicen que no hay problemas en cortar las uñas a un recién nacido. La decisión dependerá de ti. Si decides hacerlo te damos a conocer algunas recomendaciones generales.

Los cuidados básicos más atemorizante. El instrumento adecuado

Serian las tijeritas de punta redonda las mas indicadas para esta tarea. Por lo general están incluidas en muchos de los kits de higiene del bebé recién nacido. También existen cortaúñas especiales para bebés. Todo va a depender de con herramienta te sientas más segura. Ahora sino te sientas muy segura con ellas los pediatras recomiendan limar las uñitas cuando estas se rompen.

El momento oportuno para cortárselas

Muchos recomiendan hacerlo cuando estén dormidos pero a veces resulta imposible. Algunos bebés son muy sensibles y se despiertan en el momento que sus deditos son manipulados. Lo mejor es esperar cuando el bebé se encuentra relajado por ejemplo después del baño.

Los cuidados básicos
Muchos recomiendan hacerlo cuando estén dormidos pero a veces resulta imposible.

¿Cuál es la técnica más adecuada?

Lo principal es que la habitación este bien iluminada. Es ideal que estire hacia abajo la piel de dedito, desde la yema. Es la manera más segura de evitarle cortar la piel con la tijera o cortaúñas. Córtala de manera recta y siguiendo la línea natural del crecimiento de las uñas. También es recomendable limar los piquitos que queden para evitar que se rasguñen.

Lo más difícil es el primer mes de vida, luego será más sencillo.

(Lee también: Depresión durante el embarazo interfiere en el desarrollo cerebral del bebé)