Home ENFERMEDADES Los 3 tipos de cáncer más comunes en el hombre y cómo...

Los 3 tipos de cáncer más comunes en el hombre y cómo prevenirlos

tipos de cáncer más comunes en el hombre

El cáncer, es una enfermedad que se produce cuando las células anómalas presentes en nuestro organismo se dividen aceleradamente superando el número de células normales, y ocasionando la destrucción de los tejidos corporales.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, aún con los avances tecnológicos, el mayor acceso a la información en la población o la aparición de otras enfermedades sumamente letales como fue el caso del coronavirus, éste sigue siendo la condición de salud más mortífera del mundo. Sus cifras para el año 2020, revelaban que alrededor de 10 millones de personas perdieron la vida por padecerlo, destacando el género masculino por cáncer de próstata, el cáncer más frecuente en hombres, mientras que el denominado cáncer ginecológico (ovario, de útero y cuello uterino) fue el de mayor incidencia en el caso de mujeres.

Lo peor de todo, y lo que genera muchas alarmas en el sector sanitario, es que para el año 2040 se prevé un incremento que puede llegar a alcanzar hasta los 16,5 millones de fallecidos. Esto en parte, por la imposibilidad de determinar a ciencia cierta qué causa esta enfermedad y en consecuencia, idear una metodología más efectiva para prevenirla.

Por lo que sabemos hasta ahora, la disminución de ciertos factores de riesgo, así como el chequeo preventivo, son los mejores aliados para hacer frente a esta condición que cada día cobra más vidas. En esta oportunidad, considerando que la población masculina tiende a ser un blanco más habitual para el desarrollo de algunos tumores cancerígenos, en este artículo te contaremos cuáles son los tres tipos de cáncer más comunes en hombres y algunas recomendaciones para prevenirlos.

¿Cuáles son los tipos de cáncer más comunes en los hombres?

Imagen vía Freepik.es

1. Cáncer de próstata

El cáncer de próstata figura como la segunda causa de muerte de hombres en Estados Unidos. Así como cualquier otro tipo de cáncer, se origina cuando se produce un crecimiento sin control de células en la próstata formando tumores malignos.

Las elevadas tasas de mortalidad asociadas a este cáncer, probablemente se deba a la carencia de síntomas a en su estado inicial, mostrándose sólo en estados avanzados, cuando la condición se torna grave y en muchos casos irreversible. Aun así, es preciso destacar que de éste existen varios tipos, la mayoría de lento crecimiento y mortalidad sumamente baja.

Como tipo de cáncer prostático más común en el hombre destacan los adenocarcinomas. Este se desarrolla a partir de las células glandulares, en este caso, las que encargan de producir el líquido seminal o prostático.

Lamentablemente, la ciencia aún no ha podido dar con el causante principal del causante del cáncer de próstata. Sin embargo, se ha comprobado que ciertos comportamientos y características podrían ser consideradas como factores de riesgo para padecer este tipo de cáncer. Estas son:

  • Hombres mayores de 50 años
  • Grupos étnicos del caribe y con ascendencia africana
  • Incidencia mayor en hombres con ubicación geográfica en Norteamérica, noreste de Europa, Australia y en las Islas del Caribe
  • Antecedentes familiares a consecuencia de un factor de riesgo hereditario
  • Mala alimentación, aunque la evidencia médica es bastante limitada
  • El sobrepeso u obesidad, tiende a generar menor riesgo de sufrir un cáncer prostático de crecimiento lento, pero aumenta el factor de riesgo para unos más agresivos.

Cómo métodos preventivos para disminuir las probabilidades de desarrollar cáncer de próstata, se recomienda llevar una alimentación saludable, incluir la actividad física regular en el estilo de vida de manera de evitar el sedentarismo, evitar el tabaquismo, y más importante aún; acudir al menos una vez al año a control urológico aún cuando no hayan motivos aparentes que lo sugieran, y a partir de los 50 años, ser consistente con el examen prostático anual.

2. Cáncer de pulmón

Bien es sabido que el consumo de nicotina a través del tabaco es uno de los principales factores de riesgo para desarrollar cáncer de pulmón, aunque es importante destacar que no todos los pacientes con este tipo de cáncer son fumadores.

Si bien es una enfermedad que es tan común en el género masculino como femenino, existe suficiente evidencia médica para catalogarla como uno de los tipos de cáncer más comunes en hombres y la principal causa de muerte por cáncer en todo el mundo. Es una condición que se forma en los tejidos del pulmón, generalmente en las células que recubren los conductos de aire, y su gravedad radica en que suele extenderse (hacer metástasis) hacia otras partes del cuerpo, como es el caso de cerebro y los huesos.

Al igual que el cáncer prostático, no suele mostrar síntomas aparentes en su estado inicial, pero en su estado avanzado, la tos constante y a veces con sangre, dolor en el pecho, la pérdida desmedida de peso sin razón aparente o la falta de aire, son algunos de los más habituales.

Por otro lado, nuevamente nos encontramos ante una condición en donde la única vía de prevención es la disminución a ciertos factores de riesgo, entre ellos:

  • Consumo de tabaco o derivados de la nicotina
  • Inhalación pasiva de humo por medio de la exposición constante a fumadores
  • Exposición o aspiración prolongada y/o habitual a elementos químicos como asbesto, arsénico, cromo, hollín o níquel
  • Radioterapia de seno o tórax
  • Infección por VIH
  • Contaminación ambiental
  • Antecedentes familiares hereditarios

3. Cáncer de colon

El cáncer de colon no sólo es el tercer tipo de cáncer más comunes en el hombre, sino uno de los más frecuentes en España. Se caracteriza por desarrollar un gran números de células anómalas en el intestino grueso (colon), y aunque suele ser mucho más habitual en adultos mayores, puede atacar personas de cualquier edad.

De acuerdo a diversos estudios, muchas veces inicia a partir de un pequeño grupo de células llamadas pólipos (células no cancerosas o benignas) que se desarrollan en el interior del colon. No obstante, con el paso del tiempo éstas pueden mutar y ocasionar el cáncer de colon. Especialistas en oncología recomiendan realizar pruebas de detección con cierta frecuencia, para identificar y eliminar dichos pólipos antes de que efectivamente haya una transformación.

Al igual que las dos alternativas anteriores, lastimosamente el cáncer de colon por el momento no se puede prevenir de una manera totalmente efectiva. Aún así, se sugieren las siguientes recomendaciones para disminuir su incidencia.

  • Dieta rica en fibras, vegetales y verduras
  • Evitar el consumo del alcohol en grandes cantidades
  • Evitar el tabaquismo
  • Practicar deportes regularmente
  • Mantener un peso controlado y saludable

“Afortunadamente”, hoy en día, este tipo de cáncer tiene una gran cantidad de tratamientos disponibles para controlarlo, como es el caso la cirugía, radioterapia y algunos de tipo farmacológico. Sin embargo, para que estos tratamientos tengan altas probabilidades de éxito, la enfermedad debe ser diagnosticada a tiempo. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que «el diagnóstico temprano del cáncer, cualquiera que sea su tipo y con independencia del género de quien lo padezca, ayuda a salvar vidas y reduce los costos de tratamiento».

Por su parte, está más que comprobado que el diagnóstico de cualquier tipo de cáncer en una fase avanzada, disminuye notablemente la posibilidad de que el tratamiento surta efecto, además incrementa el sufrimiento de los pacientes al recibir tratamientos mucho más agresivos. En este sentido, conociendo los tipos de cáncer más comunes en hombres, así como los factores que te pueden llevar a desarrollarlo, la prevención es tu única arma para no pasar a formar parte de éstas lamentables estadísticas.

También podría interesarte: Lo que recomiendan los psicólogos para manejar la ansiedad

Salir de la versión móvil