Home ENFERMEDADES PREVENCIÓN Todo lo que debes conocer sobre el examen de próstata

Todo lo que debes conocer sobre el examen de próstata

examen de prostata
El examen de próstata es fundamental para la detección temprana de tumores o alteraciones prostáticas. Foto / Freepik

Aun cuando la evolución social que vivimos los seres humanos en la actualidad es innegable, no podemos negar que existen temáticas que son consideradas un tabú dentro de grupos específicos. En el caso de los hombres, por ejemplo, cualquier comentario que ponga en tela de juicio su virilidad o masculinidad no siempre es bien recibido. Sin embargo, durante muchos tiempo, ya sea por burlas entre amigos o simple desconocimiento, dichas características han sido relacionadas con la inevitable visita al urólogo y al examen de próstata.

Como bien hemos mencionado en otras ocasiones, la próstata es la glándula masculina responsable entre otras cosas, de producir el líquido seminal. El examen prostático por su parte, es una prueba que generalmente se realiza para detectar anomalías en ella, siendo una de las más conocidas la detección del cáncer de próstata. No obstante, y de acuerdo con los especialistas de https://urologosquiron.com/ son muchos los factores que pueden generar la necesidad de recurrir a esta prueba.

Ahora bien, ¿De donde nace el tan popular rechazo al examen de próstata? Son coincidentes las opiniones de especialistas en urología donde manifiestan que esta “renuencia” de un individuo por someterse a un examen de próstata, mucho tiene que ver con las posibles consecuencias de un tratamiento pueda tener sobre su capacidad eréctil; o el tan estigmatizado tacto rectal, que lejos de lo que se piensa, no es la única ni la primera alternativa para un diagnóstico prostático.

¿Qué pruebas determinan la salud de la próstata?

examen prostatico
La prueba del PSA se realiza normalmente para detectar el cáncer de próstata en hombres que no presentan ningún síntoma, pero también es una de las primeras pruebas que se realizan cuando los síntomas se han manifestado. Vía: https://urologosquiron.com/

El examen de próstata, es una prueba o conjunto de pruebas que generalmente se sugieren a partir de los 50 años para evaluar la salud prostática de un individuo (forma, tamaño, consistencia). Aunque la edad es uno de los principales factores que origina irregularidades en ésta glándula, también es posible que factores genéticos o antecedentes familiares determinen la necesidad de recurrir a ella a partir de los 40 años.

En cualquiera de los casos, éstas pruebas son requeridas por un urólogo o uróloga bien sea; de forma preventiva para descartar cáncer de próstata o, ante la presencia de diversos síntomas relacionados a problemas urinarios (prostatitis, hiperplasia benigna), pero también de tipo sexual (disfunción eréctil, eyaculación precoz, fertilidad, entre otros). Después de evaluar la historia médica, síntomas y antecedentes de un paciente, los exámenes más comunes son los siguientes:

• Antígeno prostático específico (PSA)

El PSA es una sustancia que segregan tanto las células sanas como células cancerígenas presentes en la glándula prostática. Este se mide a través de un examen de sangre simple, cuyo valores normales rondan entre los 2,5 ng/ml y los 4 ng/ml dependiendo de la edad. La alteración de dichos valores en combinación con una serie de síntomas que van desde dolor o molestias al orinar, sangrado en la orina, infecciones urinarias recurrentes… es lo que determina la urgencia o necesidad de realizar otras evaluaciones.

Ultrasonido o ecografía

Aun cuando los resultados de un análisis PSA no presente alteraciones, es normal que el urólogo descarte anomalías en la próstata mediante una evaluación ecográfica. Recordemos que, esta glándula crece a lo largo de la vida del hombre, la celeridad o forma en que lo hace es lo que determina la existencia de algún problema en ella.

Si la ecografía muestra una próstata sin irregularidades y de un tamaño acorde a la edad del paciente, no hay síntomas previos, tampoco antecedentes, además de un PSA normal, la necesidad de realizar un tacto rectal disminuye.

Tacto rectal (DRE)

Se recurre al tacto rectal generalmente en adultos mayores cuando independientemente del PSA, prevalecen factores que puedan generar anomalías en la forma, tamaño o consistencia de la próstata. También, ante síntomas específicos que hacen sospechar la presencia de tumores u otra clase de enfermedades urológicas.

Para ello, el médico inserta un dedo previamente enguantado y lubricado a través del recto hasta palpar la glándula y determinar alteraciones. Es una prueba rápida, que si bien puede tornarse incómoda para algunos hombres (casi siempre a nivel psicológico), ésta por lo general es indolora.

Uroflujometría

También conocida como flujometría es una prueba que suele indicarse en pacientes con problemas urinarios o ante la detección de irregularidades prostáticas para evaluar la función urinaria. Esta prueba mide desde la cantidad y la velocidad del flujo urinario, hasta la duración de cada micción. Es frecuente que, sea solicitada como descarte ante la sospecha de tumores malignos ya que éstos, suelen provocar una micción débil e irregular.

Biopsia de próstata

Llegados hasta este punto, luego de descartar con una serie exámenes médicos y de evaluar de condiciones individuales; el especialista en urología indica una biopsia en la próstata para confirmar diagnósticos de alteraciones cancerígenas o tumores benignos presentes en esta glándula. Para ello, se realizan extracciones de tejido prostático que posteriormente pasarán por una evaluación patológica.

Actualmente y a diferencia de hace algunos años, este tipo de pruebas permite determinar con un alto índice de precisión y escaso margen de error tanto el tipo de lesión preexistente, así como su ubicación o alcance. Esto sin duda, ha marcado un antes y un después en el diagnóstico urológico que va, desde la reducción de falsos negativos, hasta la detección temprana de algunos tipos de cáncer y por consecuente, en la aplicación de tratamiento.

Para complementar un diagnóstico positivo de tumores en la próstata, el especialista puede apoyarse en otro tipo de pruebas como la citología urinaria o la cistocopia para descartar mutaciones o alternaciones en otros órganos como la uretra y la vejiga.

¿Con qué frecuencia se debe realizar una evaluación prostática?

tacto rectal
El tacto rectal se realiza con la finalidad de palpar cualquier anomalía o abultamiento en la próstata. Es un examen sugerido a partir de los 50 años.

A todo adulto aparentemente sano, se le sugiere que a partir de los 50 años se realice anualmente una evaluación PSA en conjunto con un DRE. En caso de antecedentes familiares de enfermedades urológicas en primer grado de consanguinidad, se recomienda la control urológico a partir de los 40 años, las evaluaciones o exámenes pertinentes ya serían a consideración del especialista, así como su frecuencia que, por lo general puede aumentar a dos veces por año.

Síntomas que sugieren anomalías en la próstata

Es recomendable que se acuda al urólogo para un examen de próstata ante la presencia recurrente de uno o varios de los siguientes síntomas:

  • Dificultad para miccionar
  • Micción floja o entrecortada
  • Necesidad de forzar la micción
  • Dolor o molestias al orinar
  • Sangre en la orina o el semen
  • Ganas recurrentes de orinar
  • Sensación de no vaciar completamente la vejiga
  • Disfunción eréctil

Es importante mencionar qué, el cáncer de próstata, así como la gran mayoría de tumores malignos no suelen generar síntomas en su etapa inicial, pero un examen de próstata oportuno así como un control urológico regular pueden marcar una inmensa para su detección temprana. Todo individuo que valore su salud, más allá de las reservas que pueda tener, debe considerar que este tipo de cáncer es el más frecuente en los hombres y la primera causa de muerte por afecciones urológicas. Sólo en España, de acuerdo a la Sociedad Española de Oncología Médica, se registran anualmente más de 30 mil nuevos casos. Una cifra qué, indudablemente se puede disminuir, erradicando los tabúes y educando mejor a las nuevas generaciones.

También podría interesarte: Cómo aumentar la autonomía de personas con discapacidad física