Cistitis o Infección de vejiga durante el embarazo, conozcámosla

Cistitis

La infección de vejiga o cistitis es uno de los tipos de infecciones que se puede desarrollar en el tracto urinario (UTI’s).

El canal urinario es por naturaleza estéril pero a veces puede ser invadido por microbios y desarrollar infecciones. Cuando la vejiga se encuentra llena es cuando la orina puede ser eliminada del cuerpo.

Cistitis y embarazo

En las mujeres se produce por lo general en los períodos en las que son sexualmente activas. No se sabe con precisión cuál es el motivo de las infecciones de vejiga durante el embarazo pero algunos expertos especulan las siguientes causas:

Fragilidad del sistema inmune

Durante el embarazo se producen cambios hormonales que pueden alterar el sistema nervioso autónomo y así debilitar el sistema inmune.

Otra infección por la que la mujer debe protegerse durante su embarazo es la clamidia.

Cuando notas que la vejiga no está totalmente vacía

Al retener la orina y evitar ir al baño, estas forzando a la vejiga a que retenga la orina por mucho tiempo. De esta manera contribuye a que las bacterias permanezcan más tiempo del debido en la vejiga apareciendo la cistitis.

Flujo vaginal vs las relaciones sexuales

Cuando las bacterias se transfieren alrededor de la vulva a través de las relaciones sexuales puede causar cistitis.

Para evitarlo es bueno que te duches luego de tener relaciones. También es recomendable lavarse las manos y las partes intimas usando un jabón neutro.

¿Cuáles son los síntomas de las infecciones vaginales durante en el embarazo?

Uno de los síntomas principales de una infección de vejiga es la molestia o la sensación de hormigueo durante y después de orinar.

El hormigueo provoca que al orinar sea dolorosamente lento. Que vayas constantemente al baño y tengas la sensación de expulsar orina. En pocas palabras notaras como si la vejiga no estuviera completamente vacía.

Si te gustó este artículo no olvides compartirlo en tus redes favoritas!

Compartir