La carne podrida; siempre he tenido una apariencia y olor desagradable. Sin embargo, no podemos hablar de su sabor, ya que, nos atrevemos a decir, que la gran mayoría nunca ha probado en su vida un pedazo de carne en descomposición. Según el diario estadounidense The New York Times; la mejor carne del mundo está en un pueblo de España, y es que, hay quienes prefieren probar o mejor dicho; consumir sabores mucho más fuertes.

Carne podrida: una lujosa tentación

José Gordon; encargado del restaurante El Capricho; una especie de factoría, que ofrece un tipo muy concreto y peculiar en lo que a carne respecta. Gordon explica; que buscan crías de especies como bueyes; para posteriormente madurar su carne en un período de 80 a 150 días en un frigorífico, por este motivo; algunos hablan de la palabra “podrida” o que la misma alcanza estados de putrefacción antes vistos.

Por tal motivo, con ese estado; sin lugar a dudas se adquieren una gama de sabores, y es precisamente lo interesante del caso, según quienes han probado esta variedad, afirman que el sabor es bastante agradable, notas maderadas, y de frutos secos es lo que han percibido algunos.

Es importante mencionar, que con el paso del tiempo; ha conseguido que muchos se sumen a la iniciativa de consumir carne podrida, sin embargo, esto no le exime a los comercios que la expendan de ser multados hasta con 15.000 euros; ya que, es considerado un delito a la naturaleza bastante grave.

España; es considerado el octavo país con mayor consumo de carne a nivel mundial. Lo cual; enciende diariamente las alarmas de las autoridades encargadas del tema salud, no sólo por lo que el consumo de carne de forma excesiva puede repercutir severamente al organismo, sino también el auge del consumo de carne putrefacta y sus consecuencias.
Podemos consumir carne; en la justa y balanceada medida, no sólo por nuestra salud, sino por el bienestar del ambiente, o al menos poder contribuir a ello.