Cómo lucir bella durante el embarazo(sin fallar en el intento)

lucir bella durante el embarazo

Un mayor flujo sanguíneo y la acción de las glándulas sebáceas hacen que muchas mujeres puedan lucir bella durante el embarazo .

Así, es habitual escuchar las típicas frases -«¡Qué bien te sienta el embarazo! ¡Qué buena cara te veo!-.

¿Cuál es su para lucir bella durante el embarazo?  Las hormonas del embarazo y la genética.

  • Algunas hormonas favorecen que la embarazada presente un rostro más luminoso, un pelo más brillante o una piel más lisa y tersa.
  • Otras, en cambio, hacen que surjan más granitos en la cara y estrías en las nalgas o la piel se vuelva seca. 
  • Unas hormonas contrarrestan los efectos de otras. Por ejemplo, los estrógenos disminuyen la producción de grasa. En cambio, la progesterona la aumenta.
  • Pero en todos estos cambios también influye la genética. Por ejemplo, si tu madre ha tenido estrías durante su embarazo, probablemente tú también puedas tenerlas. Y la buena noticia, ¡también al contrario!

 

Por último, debes saber que el mejor aliado para lucir bella durante el embarazo es la constancia y la prevención y que la mayoría de estos cambios desaparecen después del parto.

En la aparición de estos problemas de carácter estético también inciden factores externos como:

  • La alimentación de la embarazada
  • La hidratación durante el embarazo
  • Ejercicio moderado para embarazadas
  • Mantener el peso adecuado en el embarazo
  • Cuidados de la piel, las manos y el cabello en el embarazo

La alimentación necesaria para lucir bella durante el embarazo

La alimentación desempeña un papel importante a la hora de mantener un buen aspecto durante el embarazo.

La mujer debe llevar una alimentación rica y equilibrada.

Los alimentos, que contienen vitaminas E, C, B5, ayudan a eliminar sustancias tóxicas del organismo, reparar y mantener los tejidos y estimular la regeneración del crecimiento de la piel o las uñas.

Estas vitaminas se encuentran en alimentos como los huevos, el pan integral, pescado, almendras, pipas de girasol, el kiwi, las fresas o las naranjas.

La hidratación para lucir bella durante el embarazo

La hidratación es fundamental para que el cuerpo de la mujer funcione mejor, sobre todo durante el embarazo. 

Beber aproximadamente dos litros de agua favorece la circulación sanguínea, ayuda a eliminar toxinas innecesarias del organismo y a reducir la retención de líquidos.

El agua, además, es el mejor aliado contra las estrías en el embarazo, la sequedad de la piel, la celulitis, las varices o la sensación de piernas cansadas durante la gestación.

En el mercado, también, existen multitud de productos cosméticos para el cuidado del rostro y del cuerpo, que protegen y aportan elasticidad a la piel, como las cremas hidratantes.

Ejemplos de algunas marcas que podrían ayudarte son Decleor o Nivea.   

Consulta con tu ginecólogo si sigues un tratamiento especial para la cara o cuerpo o ante la mínima duda sobre el uso de determinadas lociones.

Por ejemplo, el Isotretinol y el Etretinato son medicamentos que se utilizan para los casos severos de acné y psoriasis.

Estos tratamientos deben suspenderse durante el embarazo ya que está comprobado que producen defectos graves en el feto y que el riesgo de padecer un aborto espontáneo también es mayor.

Ejercicio moderado para embarazadas

Los masajes y el ejercicio moderado son beneficiosos para tonificar los músculos y mantener la flexibilidad muscular durante el embarazo.

Los ejercicios más recomendables son aquellos que no requieran un gran esfuerzo físico, como caminar o nadar.

Mantener el peso adecuado durante el embarazo

Es importante cuidar el peso durante el embarazo.

Lo normal es aumentar entre 9 y 15 kilogramos a lo largo de los nueve meses de embarazo, pero este intervalo depende mucho de la constitución de cada mujer.

Cuidados de la piel, las manos y el cabello en el embarazo

Los primeros meses de embarazo notarás ciertos cambios en tu cuerpo, que afectarán a tus costumbres de belleza e higiene de cabello, dientes y piel.

El cabello, por ejemplo, puede debilitarse al principio del embarazo.

También es posible que, debido a los cambios circulatorios, te sangren las encías. Notarás asimismo un aumento de la sudoración y el flujo vaginal.

El estado del cabello mejora notablemente en el segundo y tercer trimestre de embarazo, pasando a presentar un aspecto brillante y voluminoso.

Cada tipo de cabello requerirá unos cuidados diferentes, pero conviene siempre que evites los tintes permanentes.

Las manos pueden hincharse a lo largo del embarazo, a causa de la retención de líquidos.

Para cuidar de las manos durante el embarazo, lo mejor es realizar movimientos que ayuden a desentumecer las manos, mantenerlas hidratadas y evitar los esmaltes.

Quizá te interesa: ¿Qué comer durante la lactancia? 11 alimentos recomendables

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.