El acné, un problema que se presenta en la pubertad

El acné está relacionado con los cambios hormonales de la pubertad
El acné

El acné es la enfermedad más frecuente de la piel y se presenta casi exclusivamente durante la pubertad. Estos cambios se producen al pasar de la infancia a la edad adulta. No es una enfermedad peligrosa, pero es un gran problema para los adolescentes. Es un momento en los que se presenta crisis de identidad. Al tener una cara y una piel bonita esa crisis personal suele ser menor. Producto de esta crisis han salido muchos productos como solución eficiente al problema. Aunque no está de más tomar algunas medidas que las puedan controlar.

El acné ¿qué es?

Es una enfermedad inflamatoria del folículo pilosebáseo. Esta estructura glandular tiene como función segregar grasa para proteger la piel y formar el vello o cabello. Por esta razón el acné se localiza en lugares como la cara, la espalda y el tórax.

En las zonas donde haya mayor acumulación de glándulas sebáceas serán las zonas donde se localizará el acné. La mayor aparición de acné está en individuos con exceso de secreción de grasa. También depende de los factores hormonales durante la pubertad.

El sebo es un sustancia que segrega la piel y que ayuda a protegerla, lubricándola al mantenerla hidratada.

El problema se inicia cuando aparece el barro o comedón. Este granito está lleno de grasa y generalmente presenta en la parte superior un punto negro. Este punto negro es producto de la acumulación de pigmentos de melanina.

Por lo general el acné no está relacionado con la deficiencia de ácido linoleico en la dieta. El problema del acné es provocado más por los desequilibrios hormonales.

El acné se infecta cuando se exprimen los comedones sin condición higiénica. Hay infección cuando aparece un grano de pus que al reventar el sebo busca una vía de expansión. Esto ocasiona en la mayor parte la infiltración de las grasas en el tejido circundante agravando el problema. Todo esto favorece el crecimiento del germen llamado Corynebacterium acnei considerado el causante del acné. Según estudios el ácido linoleico actúa como antibiótico ante este germen.