La fibromialgia: un enemigo silencioso

La fibromialgia
La fibromialgia es una enfermedad reumática crónica

La vida diaria se compone de múltiples actividades, tanto en el trabajo como en el hogar con la familia, teniendo días fuertes y otros no tanto. Conoce a la fibromialgia.

Esto condiciona que nos podamos sentir cansados y en ocasiones presentar dolores musculares y en diferentes regiones del cuerpo.

Lee también: Una muerte a fuego lento

Pero qué pasa cuando esos dolores musculares y fatiga aparecen cualquier día y los dolores musculares no podemos justificarlos con ninguna actividad realizada.  Bueno, si alguna vez les ha pasado algo similar, es hora de acudir con un médico, pues puede ser un síntoma de fibromialgia.

¿Qué es la Fibromialgia?

La fibromialgia es una enfermedad reumática crónica caracterizado por dolor generalizado, fatiga, disturbios del sueño, síntomas funcionales en diversos órganos y mal estado de ánimo. 

Está presente en el 5% de la población adulta (siendo las mujeres las principales afectadas). Es una forma de dolor musculoesquelético y crónico de origen no articular.

Se caracteriza por la combinación de varios síntomas y principalmente por la presencia subjetiva de dolor generalizado, fatiga, rigidez matutina y trastornos del sueño. Anteriormente se pensaba que la fibromialgia era ocasionada por trastornos de tipo psicológicos, sin embargo, recientes resultados han demostrado lo contrario. 

Sin embargo, la fibromialgia (aún cuando tiene un factor psicológico importante), no es simplemente un desorden por cuestiones emocionales, aunque se desconocen las causas concretas.

Existen algunas enfermedades asociadas a la fibromialgia, compartiendo la influencia de las alteraciones psicológicas en su desarrollo como: síndrome de colon irritable, cefaleas migrañosas y síndrome premenstrual.

Síntomas de la fibromialgia

Los pacientes se quejan de dolor generalizado, rigidez de tronco y cintura pélvica, debilidad, mala tolerancia al ejercicio, siendo uno de los principales exacerbantes del dolor.

El paciente puede expresar malestar en todo el cuerpo o en la mitad, en la parte derecha o izquierda o, más raramente, por debajo de la cintura

Las áreas que provocan más dolor son la región lumbar, cervical, hombros, caderas, rodillas, manos y pared torácica, y en menor porcentaje codos, tobillos y muñecas. La fatiga se presenta hasta en el 90% de los pacientes, sin causa que la justifique. Se siente más el cansancio al despertar, mejorando al pasar el día.

Las alteraciones del sueño van desde la dificultad para conciliarlo, tener sueño agitado o superficial, entrecortado, hasta dormir pocas horas consecutivas. 

Esto termina en un sueño no reparador, y las personas se despiertan con sensación de no haber descansado, lo que afecta el desenvolvimiento de su día.Al levantarse el paciente siente rigidez, sobre todo en las manos al realizar movimientos, con sensación de hinchazón limitante y puede prolongarse más de 30 minutos.

 

¿Cómo se realiza el diagnóstico de esta afección?

Sintomas de la Fibromialgia
Sintomas de la Fibromialgia

El diagnóstico se realiza mediante la exploración clínica del paciente y por la existencia de diferentes síntomas, como dolor, rigidez o trastornos del sueño.

El resultado del examen físico general suele resultar normal y en la actualidad no hay ninguna prueba de imagen o laboratorio que confirme el diagnóstico. Aunque, los análisis que se realizan los pacientes pueden ayudar a descartar otras enfermedades como el lupus, el hipotiroidismo o la artritis reumatoide.

El diagnóstico diferencial suele confirmarse cuando en la exploración, los especialistas detectan un conjunto de puntos, denominados puntos dolorosos a la presión. 

Dichos puntos se localizan en diversas áreas musculares del cuerpo, fundamentalmente alrededor del cuello, codo, rodillas y pelvis, aunque, no en todos los pacientes se presenta igual.

Como calmar los dolores de la fibromialgia

Los fármacos antiinflamatorios no esteroideos son utilizados, al igual que los analgésicos. Estos, además de controlar el dolor, pueden incrementar la eficacia de otros agentes terapéuticos. 

Entre los fármacos a utilizar esta el paracetamol. Otros medicamentos utilizados son los antidepresivos tricíclicos, como la amitriptilina, mejorando algunos síntomas de la enfermedad. 

Sin embargo, es necesario recordad que aun cuando se sugiere cierto tratamiento, es necesario recurrir a un médico quien dará su valoración final.

De la misma manera, el especialista individualizará el tratamiento para no tomar más medicamento del necesario y así evitar efectos secundarios de los fármacos.

Prevención de la fibromialgia

Dado que sólo se sospechan las posibles causas que originan la enfermedad, en la actualidad no existen medidas preventivas para mitigar su aparición. 

Los expertos insisten en la importancia del diagnóstico precoz, que permite instaurar un tratamiento adecuado de forma temprana y mejora significativamente el pronóstico.

Terapias alternativas para el alivio de la fibromialgia

Deporte

Los expertos recomiendan realizar ejercicio físico aeróbico de forma progresiva, gradual y constante, destacandose la eficacia de los ejercicios en piscina y la hidroterapia.

Terapias psicológicas

Este aspecto del tratamiento es fundamental para enseñar al paciente a afrontar la fibromialgia. Las técnicas de meditación e incluso la hipnosis han demostrado ser eficaces.

Lo más importante que debe tener en cuenta el paciente es saber lidiar con la enfermedad, para que su vida sea lo mejor que pueda.

También puede interesarte: Estreñimiento en bebes: causas y prevención

 

 

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.