La importancia del desayuno para el cuerpo

El desayuno es la comida más importante del día, es la primera que le regalamos a nuestro cuerpo después de varias horas, una 7 u 8 horas, sin proporcionarle ningún nutriente, es decir en ayunas. Es la comida que nos brinda la energía necesaria para comenzar la rutina diaria.

En general, se tiene la creencia equivocada de que para adelgazar hay que dejar de comer, y la mejor manera es saltarse las comidas, y lo más común es que las personas dejan de desayunar pensando que puede tener el efecto positivo que esperan; pero no hay nada más alejado de la realidad que esta falsa creencia; para adelgazar la clave está en comer, se debe respetar el tiempo para cada comida, desayuno, almuerzo y cena, incluso las meriendas, pero se debe comer con conciencia, seleccionar los alimentos más adecuados y repartirlos proporcionalmente entre las comidas.

desayunoLa selección de un buen desayuno, con la cantidad de proteínas y vitaminas adecuadas, incluso la cantidad necesaria de carbohidrato, marcará el rendimiento y sensaciones que tendrá una persona durante el resto del día, es decir, si desayuna mal, una comida desbalanceada o baja en nutrientes, la persona pasara el resto del día con pesadez en el cuerpo, un sentimiento de desánimo, pero si por el contrario desayuna incluyendo vitaminas, nutrientes, proteínas y una porción de carbohidrato, en un plato moderado, la persona tendrá una sensación de buen ánimo y energía para empezar su día y continuarlo hasta su siguiente comida.

El cuerpo debe recibir alimento en un promedio de cada tres horas para mantenerlo activo y no se encienda la alarma de la insulina, que es la llave de liberación de la glucosa, la cual afecta gravemente el azúcar en la sangre y promueve los niveles de ansiedad. Cuando el cuerpo pasa muchas horas sin ingerir alimento la glucosa baja y cuando llega a sus niveles más bajos el modo de defensa del cuerpo es despertar la insulina y agota la reserva de glucosa, para proporcionarle la energía que necesita el cuerpo, y la consecuencia más grave es la diabetes, una de las enfermedades más peligrosas y comunes en el mundo a causa de la mala alimentación y hábitos del ser humano. Saltarse el desayuno también causa que el metabolismo tenga un ritmo más lento como método de defensa, afectando así el peso, causando un desbalance ayudando a almacenar más calorías en forma de grasa y obteniendo la energía de la masa muscular, que es su única fuente de reserva.

Para ser más explícita, la glucosa controla los niveles de azúcar en la sangre y a su vez alimenta los músculos, cuando no se desayuna, se extiende el periodo de ayuno, por lo tanto es común sentirse agotado y débil.

Al desayunas alimentos altos en azúcares o grasas, provoca una subida drástica de glucosa, y enseguida una baja igualmente drástica, lo cual causa un efecto similar a no haber desayunado. Para evitar esto, es indispensable consumir las vitaminas que proveen las frutas, cereales para un aporte de azúcar sana, proteínas y fibras.

Si es cierto, verán como bajan de peso al saltarse comidas y obligarse a comer menos, pero cuando intentan recuperar el ritmo de las comidas, el cuerpo volverá a aumentar y mucho más rápido, y peor aún el daño que se le estará causando al organismo a largo plazo serán irreparables.

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.