Antibióticos, ataque a las bacterias en colaboración con nuestras defensas

antibióticos

Los antibióticos son excelentes medicinas que en colaboración con las defensas de nuestros organismos combaten a un tipo concreto de microbios infeccioso llamado bacterias.

Esta medicina será recomendable usarla cuando se sospeche o se sepa que el causante de la infección es una bacteria. Quien tiene la responsabilidad para su uso es el médico. Si se automedica puede resultar muy peligroso para la salud.

Sólo para infecciones producidas por bacterias

Los antibióticos son útiles si la infección producida por la bacteria es sensible al mismo. En pocas palabras que pueda ser atacada por el antibiótico. No siempre que esté implicada una bacteria en un proceso infeccioso  sea aconsejable su uso.

Los antibióticos no funcionan para combatir los virus como la gripe o el resfriado. Sus características y composición son muy diferentes a las de las bacterias.

Hay momentos en los que el antibiótico ayudan a resolver un problema pero en otras no. Si estos se usan mal puede por el contrario crear un problema. Por eso repetimos que la decisión en su indicación va a depender del médico.

Antibióticos ¿Qué pasa con la resistencia bacteriana?

Muchas bacterias pueden presentar resistencia a los antibióticos. Esto es motivado a la exposición constante a ambientes donde están presentes estos medicamentos. Las bacterias logran mayor resistentes a algunos antibióticos haciéndolos poco útiles en su tratamiento.

Para que sean efectivos tendría que ser sustituido por otros para conseguir el mismo resultado. Como consecuencia de ello originarían mayores efectos secundarios no deseados.

Lamentablemente España es uno de los países europeos con más resistencia bacteriana a los antibióticos. En gran parte es debido a su uso excesivo y en ocasiones injustificado de estos medicamentos. Cuando se usan de manera juiciosa y supervisada disminuyen la aparición de resistencia bacteriana.

Los antibióticos pueden ser muy beneficiosos para la salud de su hijo pero deben ser utilizados correctamente. Si se emplean cuando no son necesarios pueden ser incluso muy perjudiciales.

Si te gustó este artículo no olvides compartirlo en tus redes favoritas!


Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here