El momento en el que se desarrolla una relación sexual es sumamente placentero tanto para la pareja; por lo que utilizar preservativo se vuelve muy tedioso para muchos hombres, por lo que tenemos que entender las razones que los llevan a eso.

Desde hace muchísimas décadas, las diferentes generaciones comenzaron a tener las relaciones sexuales que hacen que la vida, ya sea en pareja o de soltero, se viva a plenitud.

Sin el sexo, las relaciones no serían lo que es hoy. Un estudio estadounidense reveló hace un tiempo que al menos la relación de pareja se basaba en un 60% sexo; por lo que se considera un condimento muy importante al momento de hacerlo.

Momento de intimidad

Las relaciones sexuales todavía siguen siendo el momento más íntimo que pueden tener dos personas. Tal vez más personas cuando se trata de experimentar.

Pese a que es una práctica netamente placentera, hoy en día son muchas las campañas que se usan para darle rienda suelta a la protección durante la relación sexual.

La importancia de usar un preservativo radica en básicamente evitar el pase de enfermedades entre varias personas.

Métodos para protegerse

Hoy en día los métodos no se quedan cortos, pues la evolución del hombre ha hecho que tanto el modo de mantener la relación sexual como la creación métodos de protección son diversos.

Entre ellos se encuentra el más usado por hombres; el condón. También se encuentran inyecciones, parches, pastillas, operaciones y otro tipo de herramientas, como la T de cobre que ayudan a no concebir.

No obstante los especialistas coinciden en que el condón no tiene una competencia, pues además de prevenir enfermedades de transmisión sexual, también ayuda a no salir embarazada.

Ni las pastillas, ni los parches, ni inyecciones, ni las cirugías pueden prevenir la gonorrea, sífilis, VIH y las infecciones en los genitales.

Razones por las que no gusta

Pero no todo se trata de lo positivo. El papel del condón es fundamental dentro de las relaciones sexuales, así como también lo es la protección.

El basamento de esto es que cada quien es responsable de su cuerpo y de lo que hace con él. No a todos les gusta usar este método anticonceptivo, pues las razones son algunas que cobran fuerza tanto en hombres como mujeres.

  • Sensación de incomodidad. Ellos dicen que no sienten la humedad y la temperatura que produce la vagina. Recordemos que el órgano femenino produce una sensación de abrazo al pene.
  • Alergia: Algunos hombres son alérgicos al látex. Una alergia producida por este material es realmente molesta. En el mundo la situación puede presentarse tanto en hombres como mujeres.
  • Reproducción: El instinto animal es uno de los más presentes en la anatomía humana. Por ello la razón más fuerte para no usarla es porque a nivel subconsciente utilizar condón significa no estar haciendo nada durante la relación sexual.

Tan variados como seguros

Las diferentes organizaciones en el mundo han creado diversas maneras de hacer la relación sexual tan divertida como segura.

Han producido condones de todos los tipos y sabores. Para las mujeres que tienen razones para no usarlo como que no sienten el órgano totalmente, se encuentran los condones con “estrías”, también se encuentran los retardantes, menos retardantes, más largos, más cortos, más flexibles, entre otros.

Por otra parte cuando se trata de hacer otras prácticas sexuales, como el sexo oral, también se originaron dentro del mercado los condones con sabores diversos, como chocolate, banana, tutti frutti, fresa, cereza, mora, caramelo, entre otros.

Protegerse es lo primordial

En la sociedad desde edad escolar se comienza a instruir a los niños sobre los órganos sexuales con la idea de que se vayan conociendo a sí mismos.

Es tarea, actualmente, tanto de la escuela como de la familia, educar sexualmente; de esta manera se reducen los embarazos no deseados o la transmisión y propagación de enfermedades venéreas.