Cómo tratar la alergia que producen las joyas de fantasía

Existen una gran cantidad de personas que han padecido una alergia irritable en la piel, ya que han hecho uso de una joyería que se hace llamar “fantasía”. Éstas provocan enrojecimiento, erupciones, picazón o hasta ampollas en la piel, debido a su contacto y fricción. Dicho material, muy común en el comercio habitual, puede producir los síntomas antes mencionados, debido a su contenido de níquel.

El níquel es un metal que se usa en una variedad de objetos como monedas, anteojos, aretes, collares y pulseras. La alergia al níquel pertenece al tipo de alergias cutáneas conocidas como dermatitis por contacto.

La alergia al níquel habitualmente se produce mediante el uso prolongado de objetos que contienen este metal. Por lo que es común que la persona que haya estado haciendo uso de dicha joyería por un tiempo. De pronto se ha desarrollado la alergia y puede deberse a que el la pieza al principio mantuviera una capa protectora al níquel. Por lo que su desgaste deja expuesto el material alérgico con el pasar del tiempo, produciendo así este mal.

Generalmente los síntomas aparecen de 6 a 24 horas posteriores al contacto con el níquel. Por lo que la reacción alérgica puede durar cierta cantidad de días, o incluso semanas. La alergia al níquel se puede producir a partir de la primera vez que se usa un objeto que contenga este mineral.

Remedios para tratar la alergia

Una vez que se desarrolla la alergia al níquel, lo más probable es que su duración sea prolongada naturalmente para toda la vida. Por lo que este mal debe ser prevenido comúnmente.

Usar joyería de acero inoxidable de grado quirúrgico: Hacer uso de joyería de oro amarillo de 14, 18 o 24 quilates, es el mejor sucesor que puede existir para el níquel. La mejor solución es evitar este material a toda costa, ya que su uso produce grandes infecciones. Otros materiales de joyería que no deben ser adquiridos debido a su posible contenido de níquel, es el oro blanco, plata pura, cobre, platino y titanio.

Brillo de uñas: El brillo de uñas comúnmente no agrede la piel de las personas. Por lo que untarle este producto transparente a las joyas de fantasía. Esto evitará el contacto del níquel con la piel, creando así una capa protectora.

Cubrir con ungüento antibiótico: Untar un poco de ungüento antibiótico como el Neosporin. Claro, antes de colocarse las prendas de fantasías y también ponerse un poco en la zona donde se llevará puesta la joya, será suficiente para evitar las alergias.

Chupar antes de poner: Si no se tiene a la mano ningún tipo de producto que pueda ser untado en la piel o joya. La situación amerita el uso de la pieza. Por lo que una de las prevenciones más concurridas en ocasiones de auxilio, es la saliva humana. Con solo llevarse a la boca antes de hacer uso de ellas. Esto puede evitar las alergias en la piel debido a su contacto con el níquel.

Compartir