4 meses de embarazo: Síntomas y cambios en la mujer (+video)

4 meses de embarazo
4 meses de embarazo

Después del primer trimestre del embarazo llega un mes muy tranquilo para la madre. Al tener 4 meses de embarazo, el riesgo de abortar es muy bajo. Asimismo, la mayoría de las mujeres dejan atrás las incómodas náuseas y vómitos típicos de los primeros meses de la gestación.

Al tener 4 meses de embarazo la barriga ya se nota y la futura mamá comienza a disfrutar a plenitud de su gestación.

El feto seguirá su desarrollo y pasará de medir unos 8 cm a unos 18 cm y aumentará su peso aproximadamente hasta los 100 g. En algunos casos, ya se podrá distinguir si es niño o niña mediante una ecografía.


Síntomas en la madre al tener 4 meses de embarazo

En este mes del embarazo, la barriga sigue aumentando su volumen y va cogiendo forma. Es común que la panza ya se note debido a que el útero va creciendo. También va ascendiendo hacia la cavidad abdominal, llegando hasta debajo del ombligo aproximadamente.


Sin embargo, el crecimiento del útero hará aflorar ligeros dolores en la zona pélvica. Pero si estos no acompañan de pérdidas de sangre, no representan ningún peligro.


No obstante, ese no será el único síntoma nuevo. Llegará una extraña sensación de tener la nariz obstruida. Se conoce con el nombre de “rinitis del embarazo”, también empezará a manifestarse al cumplir los 4 meses de embarazo.


Esto se debe, por una parte, al aumento del flujo sanguíneo en las mucosas y por otra, a los cambios hormonales que están teniendo lugar en ese momento. Algunas mujeres pueden perder incluso un poco de sangre por la nariz, es completamente normal.

Tus senos

En esta etapa los senos de la madre siguen creciendo y preparándose para la lactancia. Las glándulas mamarias se comienzan a activar y aumenta considerablemente el flujo sanguíneo a las mamas por lo que las venas se pueden ver a través de la piel.

Algunas madres pueden comenzar a producir el calostro, un líquido muy parecido a la leche que es vital durante los primeros días de vida del bebé, Esto, ya que tiene la función de inmunizarlo y preparar su sistema digestivo para asimilar la leche materna.


Si hasta ahora no se ha aumentado demasiado de peso, todo este desarrollo hará que durante el cuarto mes el cambio sea más apreciable, llegando hasta los 4-5 kg de más en estos cuatro meses.


El aumento de los estrógenos y progesterona provocará, al final de este mes, un aumento en la producción de melanina. Éste vendrá acompañado de la aparición de lunares y de la línea alba, que es un oscurecimiento lineal de la piel que va del pubis al ombligo o, a veces, hasta más arriba.


Cambios hormonales al llegar a tus 4 meses de embarazo

4 meses de embarazo
4 meses de embarazo

Los cambios hormonales también son los culpables de que en este momento del embarazo empiecen a ser frecuentes los despistes. Se debe a que se producen cambios estructurales en el cerebro con el objetivo de prepararse para la maternidad.

Las emociones también se estabilizan y suele predominar un carácter más positivo y tranquilo.

El miedo a perder el bebé disminuye, ya que los órganos vitales de éste ya están formados y la placenta ha completado su desarrollo.


¿Qué cambios ocurren en el bebé durante el cuarto mes de embarazo?

Cuando comienza el cuarto mes de embarazo el feto pesará entre 14 y 21 gramos y medirá unos 6.5 o 7.5 cm, pero al llegar a la semana 16 ya estará pesando unos 80 gramos y habrá alcanzado los 12 centímetros de longitud. Todavía le falta mucho por crecer, pero ya tiene el aspecto de un bebé en miniatura.


Durante estas semanas sus huesos seguirán endureciéndose, sus brazos y piernas crecen rápidamente y el cerebro empieza a controlar poco a poco los movimientos del cuerpo. 

De hecho, a mediados del cuarto mes es probable que el bebé ya pueda chuparse el dedo, abra y cierre el puño. También flexione o mueva de forma “voluntaria” sus extremidades. Algunos serán capaces incluso de hacer expresiones como fruncir el ceño y hacer muecas.


Además, durante la decimotercera semana empieza a extenderse en el feto un vello que acabará cubriéndole casi por completo el cuerpo, conocido como lanugo.

Empezará en las cejas y el bigote, le ayudará a conservar el calor corporal y suele caerse antes del nacimiento.


En este mes, los huesos del oído ya han comenzado a endurecerse, por lo que el feto será capaz de escuchar los latidos del corazón de la madre, así como su respiración e incluso cuando habla.

También podrá percibir la luz exterior ya que aunque sus párpados aún están pegados y no puede abrirlos, su piel es casi transparente.


Por otra parte, su corazón sigue sonando como si fuera cientos de caballos desbocados pues aún late al doble de la velocidad del corazón adulto.

Con información de: www.reproduccionasistida.org


Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.