5 maneras de comer rico y saludable

comer saludable
Comer saludable mejora tu estilo de vida a largo plazo

Por mucho tiempo se pensó que tener y mantener un estilo de vida saludable necesariamente iba ligado a elecciones netamente estéticas. Con el paso de los años, y el auge de nuevas tendencias alimentarias, cada día son más las personas que priorizan su salud física, su bienestar mental, e incluso sus valores morales a través de la alimentación. Comer saludable, hace mucho que dejó de ser aburrido, desagradable, y por sobre todo de estar ligado a un tema de peso o estética.

La alimentación saludable hoy en día no es sinónimo de estrictas dietas o costosos ingredientes. Más bien podríamos definirlo como un conjunto de pequeñas decisiones diarias que contribuyen al desarrollo de un mejor estilo de vida. Ya seas amante de las carnes, los dulces, las frituras, etc., si aprendes a hacer elecciones correctas, no tienes porqué prescindir de ninguno de tus gustos.

Si bien es cierto, lo recomendable antes de iniciar cualquier plan alimenticio sería consultar a un dietista o nutricionista, nunca está de más unos pequeños consejos que nos ayuden a adoptar mejores hábitos de alimentación. En este sentido, hoy te comentaremos 5 maneras de comer saludable, rico, y sin remordimientos.

¿Por qué debo comer saludable?

alimentación rica y saludable
Un alimentación saludable es sinónimo de calidad de vida

Más que un deber, sería una recomendación. Existe un sin fin de factores que nos podrían persuadir para iniciarnos en este estilo de vida, entre los cuales podríamos destacar:

  • Prevenimos enfermedades del corazón: alrededor de 2 millones de muertes al año se producen a nivel mundial por enfermedades cardiovasculares, ésto según cifras oficiales de la (OMS). Un número mayor a las muertes por cáncer
  • Cuidamos el medio ambiente: contribuimos con un mejor trato a la naturaleza, con el aprovechamiento de recursos naturales en pro de una alimentación sustentable
  • Protegemos a los niños: al crear hábitos de alimentación saludables e inculcar éstos en nuestros hijos, reducimos los altos índices de obesidad infantil, y en consecuencia; las probabilidades de desarrollar enfermedades como la diabetes.
  • Reducimos los riesgos de trastornos alimenticios: como la bulimia o anorexia. Sobretodo en jóvenes y adolescentes al crear hábitos saludables a temprana edad
  • Sacamos provecho de nuevas tecnologías: en la Era digital todo parece posible, la cocina y la alimentación no escapa, de esta realidad. Podemos mantenernos a la vanguardia mientras ideamos técnicas de alimentación saludables

5 maneras de comer rico y saludable

alimentación saludable
Alimentación saludable = pequeñas decisiones diarias

Si ya has decidido adentrarte por tu cuenta en el mundo de la alimentación saludable, es importante que consideres hacerlo de forma gradual y sin presionarte. Gran parte de los fracasos al adoptar nuevos planes alimenticios viene de querer hacer cambios drásticos que no generan resultados a largo plazo, y muchas veces causan frustración o efecto rebote.

Por otro lado, no hagas de la alimentación saludable una obligación, una moda o algo pasajero. Haz elecciones correctas, no tienen que ser simples, no tienen que ser aburridas, adopta con alegría y el mayor positivismo tu nuevo estilo de alimentación.

1 – Aprovecha nuevas tecnologías – Freidoras de aire

Comer saludable nunca había sido tan fácil. Si eres de los que se rehusaba a iniciar un plan de alimentación saludable por no querer (o no poder) dejar las frituras, pues buenas noticias para ti ¡tus necesidades han sido escuchadas! Existen hoy en día una cantidad absurda en el mercado de freidoras saludables que requieren muy poco aceite, o incluso nada de él para conseguir esas perfectas patatas fritas o ese pollo crujiente que tanto te gusta.

Y no sólo frituras, éstas freidoras de aire combinan la mejor tecnología y pueden llegar a convertirse en tu mejor aliado de cocina. Todo dependerá de cuánto estés dispuesto a invertir, ya que los hay para todo tipo de presupuestos. En lacasasibarita.com puedes encotrar toda la información que necesites para escoger la que mejor se adapte a tus necesidades.

2 – Alimentación balanceada – Consume todos los nutrientes

Es aquí donde probablemente un profesional de la salud podría asesorarte mejor. Sin embargo, si no está dentro de tu presupuesto o careces del tiempo para hacerlo, no te agobies. Ser intuitivo con la alimentación también resulta; para ello, debes considerar que todos los nutrientes son necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Los carbohidratos, las proteínas, las grasas, fibra, vitaminas y minerales, todos son esenciales para el cuerpo, unos en menor o mayor proporción que otros. No cometas el error de eliminar alguno de tu dieta; informate un poco, asesorate sobre las bondades de cada alimento, consume de forma balanceada y realiza combinaciones astutas que te permitan comer de todo un poco sin caer en excesos.

También podría interesarte: los mejores consejos para disminuir el colesterol malo

3 – Contribuye con el cuidado del medio ambiente – Consume alimentos sustitutos de origen vegetal

Lejos de lo que puedas pensar, consumir ingredientes de origen vegetal va más allá de ser vegetariano o vegano. De hecho, no te decimos qué debes ser una de estas dos opciones para ser respetuoso con la naturaleza, pero si dentro de tus posibilidades está incluir sustitutos de origen natural o vegetal en tu dieta, puedes intentarlo al menos una o dos veces a la semana.

No sólo estarás aportando tu grano de arena para reducir el impacto ambiental del consumo desproporcionado de animales, plástico, químicos, etc. Sino que obtendrás beneficios para tu cuerpo de forma natural, deliciosa, y sin causar daño alguno. Para comer saludable de forma natural puedes considerar siguientes los alimentos sustitutos:

  • Leches vegetales (soya, almendras, coco)
  • Legumbres
  • Harina de avena, de almendra, de coco
  • Tallarines de vegetales o pastas de hechas de legumbres
  • Stevia y endulzantes naturales como la miel de abeja, o de agave
  • Avena integral, cereales naturales, semillas, frutos secos
  • Tofu, carne o salchichas de soya, preparadas con base de legumbres y vegetales
  • Vegetales variados
  • Aceite de oliva, de aguacate, de coco, de maní

4 – Comidas trampas – Una vez por semana

Como ya te hemos comentado, para comer saludable no tienes que prescindir de todos tus gustos. Lo cierto es que si te has «portado bien» y cuidado de tu alimentación de forma regular, puedes, e incluso es hasta recomendable incluir una o dos veces a la semana tus comidas calóricas favoritas en tu plan de alimentación.

Esto te ayudará a saciar pequeños antojos, combatir la ansiedad, y también evitará recaídas en malos hábitos alimenticios o que «tires la toalla». Debes tener siempre presente, que un plan alimenticio que genere buenos resultados es aquel que puede ser sostenido a largo plazo. No tomes decisiones radicales, ni satanices las comidas; un postre, una pizza, una paella cada cierto tiempo no te harán daño, ni afectará tu nuevo estilo de vida.

5 – Sin presiones – No te compares

Muchas veces nos pasa, que tomamos muy malas decisiones por consejo de otros, o porque a otros les funcionó tal producto. Esto suele suceder mucho con personas que deciden cuidar sus hábitos alimenticios; caen en dietas recomendadas, adquirir pastillas milagrosas, o realizarse tratamientos sumamente costosos y dolorosos.

Lo primero que debes entender es que cada cuerpo es distinto, no todos los metabolismos funcionan igual, y que adoptar una alimentación balanceada por temas de salud es un estilo de vida, no una carrera contra el tiempo. Deja que tu cuerpo se adapte naturalmente, no caigas en comparaciones, o te presiones por no ver resultados milagrosos en pocos días.

Aprende a divertirte en la cocina, explora nuevos sabores, e innova nuevas recetas, con el tiempo te darás cuenta que comer saludable es más rico y divertido de lo que jamás hubieras imaginado, sin duda será una de las mejores decisiones que puedes haber tomado en pro de tu salud y mejor calidad de vida.

También podría interesarte: 5 alimentos ricos en albúmina

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.