Agotamiento psicológico: la constante de dar demasiado y recibimos poco

Agotamiento psicológico

El agotamiento psicológico es un cansancio emocional y mental extremo acompañado de una sensación de falta de fuerza física. El desgaste es tan extremo que no damos más de nosotros. Lo que se experimenta es una especie de inercia física y mental, una sensación de inactividad que domina el día a día.

Agotamiento psicológico. ¿Qué lo ocasiona?

Lo que más predomina es el hecho de que damos demasiado y recibimos poco. Este aparece debido a la entrega constante y hasta desmesurada de cualquier cosa que estamos haciendo, incluso a los demás. Al mismo tiempo no recibimos nada a cambio que equilibre la balanza. Es como si sacáramos energía de nuestro “cajero emocional” pero sin recibir ningún tipo de ingreso periódico.

Este cansancio emocional por lo general lo originan demasiados cambios en muy poco tiempo aunque estos sean positivos. Consecuencia de esta rapidez no podemos manejarlos y nos sentimos desbordados.

Aunque tengamos todo lo que deseamos nuestra mente nos puede indicar que algo está fallando.

¿Cuáles son los síntomas del cansancio mental?

Pérdida de energía, nerviosismo, irritabilidad e hipersensibilidad. Asimismo insomnio, anhedonia, pérdida de la motivación, fallos de memoria y lentirud de pensamientos.

¿Quiénes son más vulnerables?

Hay algunas características de la personalidad que pueden hacernos más vulnerables a ese agotamiento mental. Veamos cuáles son esas:

  • Ser perfeccionista

Al añadirse un peso más sobre sus hombres  genera más estrés.

  • Quieren asumir todas las tareas

Como creen que todas las personas no sabrán hacerlas o no están a la altura sufren de agotamiento psicológico por tantas responsabilidades.

  • Muy hipersensibles

Por  lo general asumen los problemas de los demás como propios y no mantienen una distancia psicológica de protección.

  • Le cuesta relajarse y desconectarse

Esto sucede por las características de su sistema nervioso. Es como si su cerebro trabajará muy rápido y constantemente. Al final, con el tiempo te pasara factura.

Si te gustó este artículo no olvides compartirlo en tus redes favoritas!

Kelvin Keen Goyo Soto
Agroecólogo de profesión, analista SEO por convicción, redactor por motivación y científico de corazón. Eterno estudiante de ciencias naturales, tecnologías, marketing 2.0 y economía. "No busquemos el éxito, persigamos la excelencia y el éxito nos perseguirá a nosotros"