Las aplicaciones más comunes del aceite de CBD

principales aplicaciones del CBD

El cannabidiol, mejor conocido como CBD, es uno de lo más de 60 componentes químicos o cannabinoides presentes en la planta el cannabis sativa. A diferencia de otros como el tetrahidrocannabinol (THC) o el cannabinol (CBN), el CBD actúa sobre el sistema nervioso central sin producir alteración o percepción de la realidad, y tampoco modificación del estado de ánimo.

Cada día es más común que el nombre del aceite de CBD resuene como alternativa terapéutica natural para distintos fines relacionados con la salud y el bienestar, pero esto no implica que sus usos y aplicaciones sean todavía un misterio para muchas personas. De hecho, ante la sola mención de ser un producto extraído del cannabis, apegados al tabú o desconocimiento del tema, algunos pasan totalmente de ellos sin ni siquiera interesarse por sus beneficios. Y es que, no es ningún secreto que la aceptación y regularización del consumo de esta planta con objetivos terapéuticos, es un tema que a nivel mundial lleva años siendo cuestionado.

Aun así, tal debate no ha impedido que día tras día sean más profesionales en distintas áreas de la salud los recomienden ciertas aplicaciones del CBD como alternativa para lidiar las sintomatologías asociadas a diversas condiciones. Y aunque el aceite de CBD ya es un viejo conocido en esta página, en esta oportunidad, te aclararemos un poco de qué van sus aplicaciones más comunes, así como algunas confusiones entorno al uso recomendado de estos productos.

Aplicaciones y usos comunes del aceite de CBD

Antes de pensar en comprar CBD, es necesario tener en cuenta que el uso de éste de forma medicinal está sujeto al reconocimiento de diversas variables para determinar su efecto terapéutico. Algunas de estas variables son: la gravedad de la condición médica a tratar, la concentración y tipo de cannabinoides predominantes en su composición, la tolerancia a la sustancia o la forma de administración.

Tales razones nos indican la importancia de que su uso sea sólo indicado por profesionales sanitarios con conocimiento en su prescripción, descartando por completo los derivados del autocultivo o cultivo de terceros que tan populares se han vuelto en los últimos tiempos, especialmente ante tratamientos oncológicos o patologías que generen dolencias severas.

Esto lo aclaramos porque si bien comprar flores CBD en España es en la actualidad, totalmente legal para cualquier persona, por lo general los productos artesanales que se obtienen de ellas no están ideadas para el tratamiento de condiciones crónicas. Además, también es importante tener presente que la aplicación clínica del CBD en España es todavía limitativo.

A continuación, las aplicaciones más comunes del aceite de CBD:

1. Aplicación del aceite en la piel 

Una de las aplicaciones más comunes del aceite de CBD es para tratar problemas comunes en la piel, como por ejemplo dermatitis atópica o la psoriasis. En estos casos se usa por su efecto hidratante, cosa que ayuda a aliviar irritaciones, picor, enrojecimiento y la sensación de tirantez en la piel.

2. Ingesta del aceite de CBD

Es importante mencionar que, el aceite de CBD también puede ser consumido de manera oral y tiene diversos efectos positivos en la salud del paciente. Comencemos con su efecto analgésico, el cual al tener propiedades que actúan sobre el sistema nervioso central periférico, cosa que disminuye en buena medida la percepción del dolor. 

Por otro lado, también es ideal para tratar problemas inflamatorios en la piel o de enfermedades intestinales que puedan causar inflamación, debido al efecto antinflamatorio natural que puede ayudar a disminuir cualquier molestia, sin tener efectos secundarios notorios.

El CBD ingerido también nos puede ayudar a relajar nuestro cuerpo, mejorando incluso la circulación y disminuyendo la tensión en los músculos. Asimismo, puede ser un excelente compañero para controlar los síntomas de la ansiedad, el estrés y el insomnio. 

3. Aplicación de CBD mediante vaping 

Otra forma de aplicar el aceite de CBD es a través del popular vapeo o vaping. Posiblemente sea una de las maneras más «populares» ya que sus efectos ansiolíticos llegan de manera más rápida, debido a que se evita pasar por el sistema digestivo y el proceso metabólico. 

Sin embargo, bajo este concepto de aplicación hay que ser muy cuidadosos con su uso, ya que los efectos secundarios pueden originar dependencia a estos productos. Además es importante elegir solo los productos de CBD destilados en estado puro.

Estas son algunas de las principales aplicaciones del CBD, sin embargo, es importante tener mucho cuidado al usar estos productos. Es totalmente recomendable acudir a un especialista antes de usar iniciar con estas aplicaciones, ya que solo ellos podrán certificar que servirán como complemento para el tratamiento terapéutico que necesitemos de acuerdo a nuestra condición.

También podría interesarte: Cáncer vesical, señales que deben alarmarnos y cómo proceder