Home BIENESTAR Terapia asistida con animales: ¿Qué son y cuáles son sus beneficios?

Terapia asistida con animales: ¿Qué son y cuáles son sus beneficios?

terapia asistida con animales
De acuerdo al área de aplicación, los beneficios de la terapia asistida con animales puede promover notables mejoras en la calidad de vida de una persona. Imagen vía Freepik.es

Actualmente, negar el indiscutible y poderoso efecto que tiene un animal de compañía en la vida de un ser humano, es prácticamente imposible. No sólo por la cantidad de estudios médicos que recomiendan la tenencia de un animal doméstico en el hogar, también por la diversidad de testimonios de propietarios que podemos ver a través del contenido digital. Si bien, del amor incondicional de un humano por su mascota o viceversa, ya hemos hablado en varias oportunidades; en este artículo quisimos enfocarnos en lo pasa cuándo un perro o cualquier otro animal, más que compañía o entretenimiento, se vuelve un medio de soporte terapéutico en el tratamiento de diversas afecciones de salud.

Aunque la Terapia Asistida con Animales (TAA), es comúnmente relacionada con la salud mental, la realidad es que es una práctica mucho más amplia que tiene como objetivo principal cuatro áreas de aplicación: la fisiológica, la cognitiva, la emocional o psicológica y la recreacional.

En este sentido, conversando con el personal veterinario de HousePet, hemos concluido que, por más inteligente, autosuficiente o amoroso que sea nuestra mascota; este tipo de animales por lo general requiere de un entrenamiento previo para ser considerado un animal de asistencia. Aún así, si es una alternativa que estés considerando, a continuación te contaremos en qué consiste la terapia asistida con animales y de sus mayores beneficios a nivel de salud.

¿Qué es la Terapia Asistida con Animales (TAA)?

La Terapia Asistida con Animales (TAA), aunque es comúnmente relacionada con la salud mental, la realidad es que es una práctica mucho más amplia. Imagen vía Freepik.es

La terapia con animales o asistencia con animales, es considerada una intervención directa que, con objetivos claros, planeados y estructurados por un profesional, se emplea un animal cuyas características o adiestramiento específico, se hace parte indispensable de un plan de tratamiento. Como bien mencionamos, está prácticamente diseñada para ofrecer beneficios en unas áreas específicas, los cuales pueden aplicarse tanto de forma individual como grupal.

La especie por excelencia para este tipo de terapias, es el ‘can’. No obstante, se conocen de otro tipo de asistencia con animales que involucran a caballos o incluso delfines, siendo esta última la que menor repercusión tiene dentro de la comunidad científica.

La delfinoterapia, como popularmente se le conoce, se ha introducido como terapia alternativa en infantes con parálisis cerebral o desarrollo psicomotor, pero ciertamente, carece de resultados comprobables que abalen su eficacia. De hecho, gran parte de la información que se maneja sobre esta alternativa, es promovida por personas que imparte este tipo de tratamiento. Algo que por supuesto, levanta muchas dudas, además de despertar el rechazo de grupos conservacionistas.

Caso contrario pasa con los perros de asistencia o la equinoterapia, cuyo entrenamiento del animal, si está basado en programas profesionales que buscan la mejora física, cognitiva-conductual, psíquico-emocional o recreacional de un paciente. Todo esto con la finalidad de ofrecerle bienestar y un mejor estilo de vida.

Los beneficios de la terapia asistida con animales, en términos generales son aprovechados para el tratamiento de:

  1. Personas con alguna discapacidad física: bien sea que afecte tu motricidad o capacidad de movimiento, pero también con alguna limitante de tipo sensorial (pacientes invidentes o con discapacidad auditiva).
  2. Personas en proceso de rehabilitación: que puede derivar de alguna enfermedad o traumatismo físico, pero también por algún trastorno de tipo psicológico o mental.
  3. Personas con problemas conductuales: por lo general, está asociado a terapias alternativas con infantes o adolescentes que presentan trastornos de conducta, los cuales afectan negativamente su entorno o su desarrollo.

¿Qué tipo de enfermedades se puede tratar con TAA?

El perro es el animal más común para los tratamientos basados en Terapia Asistida con Animales. Imagen vía Freepik.es

En caso de que se recurra a los perros, que es de por sí el animal más común para los tratamientos basados en TAA, las enfermedades o trastornos de la salud a tratar pueden ser muy diversos. El vínculo emocional que se crea con este animal es tal, que siempre que un especialista o una clínica lo considere necesario, además de funciones fisiológicas, también puede ayudar a disminuir de manera significativa la ansiedad, la depresión e incluso, el dolor por la aplicación de tratamientos.

Algunas de los los beneficios más significativos de la terapia asistida con animales, se ven en el tratamiento en los siguientes casos:

  • Invalidez o pérdida de la función muscular completa (parálisis)
  • Personas con ceguera o déficit auditivo
  • Adultos con enfermedades neurodegenerativas (Alzheimer, Parkinson, demencia, esclerosis…)
  • Pacientes con trastornos epilépticos
  • Pacientes oncológicos bajo tratamientos de quimioterapia
  • Infantes con problemas de aprendizaje o conducta (autismo, Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), Asperger)
  • Adolescentes o adultos bajo tratamiento de desintoxicación por el consumo de alcohol o estupefacientes
  • Trastornos de alimentación (anorexia nerviosa, bulimia nerviosa, alimentación compulsiva u obesidad)
  • Planes de tratamiento por estrés post-traumático (veteranos, víctimas de abuso sexual o violencia doméstica)
  • Depresión severa, autolesiones, comportamientos suicidas, entre otros.

Beneficios de la terapia asistida con animales

Los beneficios de la terapia asistida con animales son muy amplios y varían de acuerdo al área de aplicación. Imagen vía Freepik.es

Además de todos los beneficios a nivel emocional que aportan las mascotas, aquellos que está entrenados como animales de servicio, están en la capacidad de socorrer a un humano ante una necesidad determinada. Con el acompañamiento profesional, las medidas higiénicas y preventivas necesarias, y un plan de tratamiento bien estructurado, los beneficios de la terapia asistida con animales pueden llegar a ser innumerables. Aún así, podríamos resumir algunos de ellos de la siguiente manera:

  • A nivel físico, estar cerda de ellos disminuye el ritmo cardíaco y la presión arterial
  • Ayudan a aumentar la autonomía de personas con discapacidad (desplazamiento interno y externo)
  • En el caso de personas sordas, son capaces de alertar sobre alarmas o sonidos predeterminados
  • Algunos perros de servicio, perciben los ataques epilépticos antes de que sucedan y alertan a sus dueños para que tomen medicación
  • Reducen los niveles de ansiedad y estrés ante situaciones de alta presión
  • Reduce la incidencia de episodios esquizofrénicos
  • Incrementan las posibilidades de sociabilización e interacción en actividades grupales
  • Contribuyen con el aumento de los niveles de concentración y atención
  • Favorece el incremento de la autoestima personal
  • Estimula la práctica de actividades físicas tanto en niños, como en jóvenes y adultos
  • Promueven el desarrollo del sentido de responsabilidad
  • Interactuar con ellos eleva los niveles de serotonina por lo que mejora considerablemente el estado de ánimo
  • Incrementa la sensación de seguridad.

La realidad es que podríamos hacer un artículo interminable con los beneficios de la terapia asistida con animales. Aun así, como cualquier otra terapia complementaria, siempre recomendamos que el primer paso antes de optar por ella, sea la asesoría con profesionales. Tanto de nuestro especialista, como del profesional encargado del entrenamiento del animal, así como de la estructuración del plan tratamiento. Ahora bien, si tus motivos para contemplar la adopción de un animal de compañía responde a acciones más emocionales, no tendríamos nada que objetar, más que tengas claro que es un compromiso que adquieres por todo lo que dure su vida.

También podría interesarte: Consejos para prevenir problemas de audición

Salir de la versión móvil