Consejos para prevenir problemas de audición

consejos para prevenir problemas de audición

El oído, así como la vista forman parte de los sentidos más importantes del ser humano. La audición es el eje principal para la comunicación entre humanos, además tiene otras utilidades igual de importantes, tales como; nos ayuda advertir el peligro, nos permite reconocer situaciones e incluso, para recrearnos y divertirnos.

El punto es que, escuchar es algo prácticamente imprescindible para el ser humano. No obstante, hay muchas personas que por diversas razones pierden la capacidad auditiva y aún así, mantienen una buena calidad de vida. Inclusive, hoy en día hay audífonos para escuchar mejor que permiten tanto a adultos mayores o a personas con discapacidades, tener la dicha nuevamente de percibir sonidos. 

Como comentamos, desafortunadamente alrededor del 5% de la población mundial (unos 450 millones de personas) sufre de pérdida auditiva discapacitante y, al menos 1500 millones de personas padecen de alguna pérdida parcial o total de la audición. Gran parte de estas últimas, son por situaciones totalmente evitables, por ejemplo; mal cuidado del oído, enfermedades no tratadas a tiempo y un uso inadecuado de auriculares.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que al menos el 25% de total de personas que padecen de problemas auditivos, son adultos mayores de 60 años. Por su parte, el 60% de los niños que tienen problemas auditivos, son a causa de enfermedades mal tratadas, como por ejemplo la otitis.  

En ese sentido, hemos preparado este artículo para enseñarte algunos consejos para prevenir problemas de audición, principalmente en adultos mayores. Antes de entrar en materia, conozcamos un poco más sobre las enfermedades o padecimientos que podrían ocasionarnos alguna discapacidad auditiva.

Principales causas de los problemas de audición y sordera

audífonos para estuchar mejor
Los audífonos son una de las mejores herramientas para mejorar la calidad de vida con problemas auditivos

Como es de intuir, una persona que sufre de alguna pérdida de audición o auditiva es aquella que por problemas fisiológicos no puede oír tan bien como una persona con su sentido del oído en funcionamiento correcto. Dicho de manera más técnica, el umbral de audición em ambos oídos de una persona corriente debe ser igual o menor a 20 dB.

En función, de la cantidad de decibeles que perciba cada oído, la pérdida auditiva puede ser leve, moderada, grave o profunda. Además, dicho padecimiento puede afectar a uno o ambos oídos, cosa que le dificulte incluso entablar una conversación, escuchar sonidos ambientales e incluso cualquier tipo de sonido. 

Para comprender mejor, los grados de problemas de audición el Organización Mundial de la Salud (OMS), los estratifica de la siguiente manera:

  • Duras de oído: se les llama así, a todos aquellos que tienen un problema de aducción entre leve y grave escala.  Este tipo de personas, pueden hablar y comunicarse normalmente. En algunos casos, con la ayuda de audífonos para escuchar mejor, implantes cocleares u otros dispositivos similares.
  • Sordos: tal y como su nombre lo indica, son aquellas que poseen una discapacidad total o pérdida de audición profunda. Estos, por lo general escuchan muy poco e incluso nada. Su medio de comunicación principal es el lenguaje de señas o escrito.   

Ahora bien, existen una gran cantidad de factores que pudieran afectar de manera indirecta o totalmente directa los problemas de audición en una persona. Además, por condiciones genéticas, algunas personas son más susceptibles a dichos factores que otras y estos a su vez, pueden afectar de manera distinta en diferentes periodos de la vida.

A continuación, un listado con algunas posibles causas de problemas de audición:

  • Factores genéticos o hereditarios
  • Infecciones intrauterinas
  • Otitis crónica 
  • Líquido en el oído interno
  • Meningitis y otras enfermedades virales
  • Enfermedades crónicas
  • Tabaquismo
  • Degeneraciones neurosensoriales a causa de la edad
  • Pérdida de audición neurosensorial debido a un traumatismo
  • Tapón de cerumen
  • Ruido extremadamente fuerte cerca del oído
  • Productos químicos
  • Medicamentos 
  • Infecciones virales directamente o indirectamente relacionadas con el oído

Consejos para prevenir problemas de audición

causas de problemas auditivos
El cuidado de nuestro oído es la mejor manera de prevenir pérdidas auditivas

La prevención, es el mejor remedio que existe. En ese sentido, no hay mejor manera mantener una buena audición que cuidando de nuestros oídos. De acuerdo a la OMS, el 80% de las personas que padecen de problemas auditivos están en países de bajos recursos y gran parte de estos, son por un mal cuidado de alguna enfermedad o un padecimiento. Por lo que, la gran mayoría de las personas con algún padecimiento en el oído, pudieron prevenirse. 

Es así que, muchas de las causas que ocasionan sordera o pérdida de la audición son totalmente evitables, siempre y cuando existan buenas políticas de salud pública y tratamientos adecuados durante el transcurso de la vida del paciente. 

Por eso, hemos reunido una serie de consejos para prevenir los problemas de pérdida de audición, que aplican tanto para jóvenes como para adultos mayores. 

1. Tenga cuidado con los auriculares 

En esta Era, ¿A quién no le gusta escuchar música en el coche, en el bus o en el metro cuando vamos al trabajo?, probablemente a todos. Por otro lado, son muchos también, que usan auriculares para ver pelis, series o vídeos mientras están en espera de algo o simplemente para distraerse. También, el teletrabajo y las videoconferencias han propiciado que mucha gente, tanto jóvenes o adultos usen auriculares para comunicarse en el trabajo o en las clases. 

Si bien es cierto, estos dispositivos cada día se diseñan de mejor manera, con el fin de disminuir los riesgos de usarlos. Sin embargo, no lo han logrado del todo bien y, todas las marcas y fabricantes lo reconocen, por lo que le recomiendan a sus usuarios no usarlo durante largos períodos de tiempo ni tampoco, exceder el audio recomendado.

Algunos dispositivos electrónicos, principalmente los teléfonos móviles tienen inclusive notificaciones cuando tenemos mucho tiempo con los auriculares puestos y más si tenemos alto volumen. Lo negativo de esto es que, pocos prestan atención a estas alertas y continúan, sin importar los avisos. 

Lo cierto del caso es que, debemos tener mucho cuidado con esto, porque hoy es uno de los principales causantes de problemas auditivos en la población tanto joven como la adulta. De hecho, hay una «regla de los 60», que dice que no debemos escuchar más de 60 decibelios durante más de 60 minutos. 

2. Evita el uso de hisopos como método de limpieza

Esto es uno de los temas más debatidos a nivel mundial en cuanto a la prevención de enfermedades en el oído. Hay quienes afirman que, uno de los principales métodos para conservar una buena salud auditiva es manteniendo una limpieza continua de los mismos usando hisopos. 

Sin embargo, los especialistas han demostrado que es contraproducente utilizar estos utensilios, ni ningún otro objeto dentro del oído. Y es que, al momento de introducir estos elementos, en vez de limpiar, lo que hacemos en empujar el cerumen hacía el interior, tapando y provocando un tampón en el oído.

Esta recomendación va tanto, para los padres con niños o bebés, así como para la población en general. Los oídos efectivamente deben limpiarse, pero es necesario dejar que el cerumen haga su trabajo protector. Es el primer mecanismo de defensa del oído, contra cualquier infección o insecto que pueda intentar introducirse en el interior. 

En cuanto a la limpieza, lo mejor es hacerlo mientras nos bañamos, con el oído húmedo y limpiarlo de forma externa, bien sea usando una pequeña toalla, un pañito húmedo o similar. Recordemos también que el oído como tal, se limpia por sí mismo. 

3. Evita mantener los oídos húmeros o con agua en interior

El último de los consejos para prevenir problemas de audición, va totalmente relacionado con la humedad y el agua en el interior del oído. Como sabemos, la humedad puede ser motivo número uno para la proliferación de hongos y otros microrganismos. Por ello, es de vital importancia mantener los oídos totalmente secos después de cualquier actividad con agua. 

Bien sea después de bañarnos, de nadar o de trabajar con agua, necesitamos limpiar y secar totalmente el oído, eso nos ayudará a prevenir cualquier tipo de infección producida por hongos. En el caso de los niños, lo más recomendable es que usen tapones mientras practican alguna actividad acuática, de esa manera le ayudaremos proteger el oído externo y a prevenir cualquier tipo de problema auditivo. 

Otro consejo para prevenir problemas de audición, es asistir a un especialista regularmente, para que nos ayude a prevenir y a detectar cualquier posible problema auditivo. Recordemos que, la rápida detección de pérdida de audición es vital, para una respuesta y un tratamiento eficaz. 

También te puede interesar: 5 claves para mantener una práctica regular de Yoga

Agroecólogo de profesión, analista SEO por convicción, redactor por motivación y científico de corazón. Eterno estudiante de ciencias naturales, tecnologías, marketing 2.0 y economía. "No busquemos el éxito, persigamos la excelencia y el éxito nos perseguirá a nosotros"