Beneficios del quinchoncho

Oriundo de India, el quinchoncho (Cajanus cajan de la familia Leguminosa) es un matojo de cuyas semillas, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, consiguen llegar a suplantar parcialmente al trigo en la harina para pastas.

Fue incluido en los países latinos en el siglo XVI durante la colonización española, y desde aquel tiempo, rescata un papel significativo en los huertos familiares y conucos como un cultivo asociado del maíz y la yuca, ya que fija una exuberante cantidad de nitrógeno en el suelo, y su raíz es beneficiosa para descompactar los terrenos.

No requiere de grandes necesidades para su cultivo, mide de uno a tres metros de altura con flores purpúreas; su fruto es una vaina linear con cinco semillas de color crema con puntos marrones, de cinco a ocho cm de largo, empleadas en la alimentación humana y como heno para animales.

Las semillas secas poseen 21% de proteína y verdes 8%; se ingieren en sectores rurales y urbanos que no logran entrar de manera tan fácil a las proteínas animales. Del quinchoncho se consigue hacer mayonesa, leche y queso según el Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas del estado Lara (INIA).

Venezuela tiene una de las mayores superficies cultivadas de quinchoncho en Sudamérica, y se cultiva principalmente en los estados Portuguesa, Yaracuy, Zulia, Lara y Cojedes.

El investigador Luis Eduardo Leal menciona qué, es una judía que ha obtenido poca explotación industrial y comercial, su cultivo se hace en huertos familiares, zonas aisladas y sin sistemas de riego o abono, que ha imposibilitado el que se desarrolle su cultivo, y que se aproveche mejor su riqueza proteínica.

Afirma que es más sano que otras habichuelas como caraotas o fríjol, que trascienden a ser pesados y altas en colesterol, mientras el quinchoncho «es tan liviano que no le haría daño ni a una mujer embarazada».

En Colombia hacen sopas a las que le añaden costilla salada de res, cerdo ahumado o bocachico y dulces en Semana Santa; en Venezuela, Cuba, República Dominicana, y Puerto Rico se emplea en sopas y arroz; en Panamá lo hacen con arroz y coco y es un plato típico nacional.

Posee calcio, hierro, zinc, vitamina A y B, potasio, sodio, fósforo; alto grado proteico, es bajo en grasas; además tiene igual cantidad de carbohidratos que los cereales; es una excelente fuente de fibra.

Otras rutinas
Se planta para la ingesta humana; para alimentar animales de corral, y para diversas dolencias y malestares. Mezclado con arroz y arepa brinda todos los requerimientos nutricionales de una dieta balanceada.
La fibra del quinchoncho puede ser un suplente de la carne, al prepararse con vegetales y especias.