Cigarrillos electrónicos contribuyen a dejar de fumar

Los cigarrillos electrónicos se pintan como una alternativa para dejar de fumar.
Los cigarrillos electrónicos se pintan como una alternativa para dejar de fumar.

«Uno de los vicios más difíciles de dejar, serían los cigarrillos», diría un fumador promedio, cuyo tiempo en la práctica se eleva en más de 10 años.

Y es que la tarea de fumar no solo se limita al hecho de tomar un cilindro de tabaco, sino que existen conexiones emocionales con el producto.

Sin duda alguna es uno de los vicios que más afectan la salud de quienes lo efectúan a diario.

Debilidad en las vías respiratorias, fatiga, olor a cigarrillo, líneas de expresión en la boca, dientes manchados, encías ennegrecidas -en algunos casos- y otras consecuencias que trae consigo el mal de fumar.

Pero es algo que le gusta a quien lo hace. Probablemente quien ha tenido en algunas oportunidades las ganas, pero no suficientes para dejarlo.

Y como a veces solo requiere de un empujón, el mercado ha creado el cigarrillo electrónico desde hace varios años.

Cigarrillos electrónicos

El cigarrillo a vapor o electrónico es un producto que ha salido a la venta desde 2012. De acuerdo a un estudio estadounidense de la Universidad de California en San Diego recientemente, se confirmó que la tasa de no fumadores ha aumentado en 3%.

La gente que utiliza los e-cigarrillos constituyen un grupo auto-seleccionado. Es posible que obtengan mejores resultados con estos e-cigarrillos porque ya se sentían motivados para dejar el tabaco.

Esto fue lo que dijo Shu-Hong Zhu, director de esta investigación publicada en la revista The BMJ.

Cesación del tabaquismo

Durante varios años la cifra de personas motivadas a dejar el cigarrillo se mantuvo en 4.5%; pese a que todavía no está realmente comprobado, durante los últimos dos años, el patrón cambió a 4.8%.

No es mucho, pero es un significativo avance que la modificación numérica se haya evidenciado. Sobre todo para que otros, tal vez, puedan tomar partido en dejar a un lado la nicotina.

¿Funciona?

Las diatribas siempre han estado presentes cuando se ha tratado de ponerse de acuerdo en que si el cigarrillo electrónico realmente ayuda a dejar la práctica.

Algunos continúan fundamentando sus respuestas en forma negativa, mientras que los números van dejando ver otra realidad.