Demencia o simplemente pérdida de la memoria. Sus síntomas

Cruel demencia

La cruel demencia es un término que se usa para describir una serie de síntomas. Incluye pérdida de la memoria, razonamiento, juicio, lenguajes y otras destrezas que se asocian con el pensamiento. En este sentido, la mayoría de los casos la demencia aparece gradualmente y empeora con el pasar del tiempo. Por lo que afecta significativamente la capacidad de trabajar y tener interacciones y relaciones sociales.

Cruel demencia, primeros síntomas

Uno de los primeros síntomas de la demencia es precisamente la pérdida de la memoria y lo más fácil de reconocer. Conozcamos otras señales que podemos observar:

  • Hace las mismas preguntas varias veces.

  • Olvida palabras muy comunes al hablar.

  • Confunde algunas palabras como por ejemplo quiere decir “cama” y dice “mesa”.

  • Requiere de más tiempo para lograr completar las tareas que se está acostumbrado a realizar.

  • Deja objetos en lugares desacostumbrados como por ejemplo la cartera en un cajón de la cocina.

  • Perderse al caminar.

  • Su humor cambia súbitamente o tiene cambios de comportamientos sin razón aparente.

  • Muchas dificultades para seguir indicaciones.

Por otros lado; las enfermedades que perjudican la memoria de manera progresiva y que consecuentemente terminan en demencia incluyen:

  • Enfermedad de Alzheimer que es la causa más común de demencia.

  • Demencia vascular (multi-infarto).

  • Frontotemporal.

  • Demencia de cuerpos Lewy.

En cada uno de estos trastornos tiene una patología diferente. Por lo que los problemas de memoria no siempre es la primera señal que puede aparecer de la enfermedad. De hecho, el tipo de problema pueden varias.

De hecho, en muchos problemas médicos podrían causar problemas de la memoria y otros síntomas parecidos a los de la demencia. Por lo que estas pueden ser tratadas con éxito y su doctor puede hacerle algunas pruebas para buscar trastornos que puedan causar pérdida de la memoria reversible.

  • Medicamentos.

  • Trauma o lesión cerebral menor.

  • Depresión u otros trastornos de salud mental.

  • Alcoholismo

  • Deficiencia de vitaminas B-12.

  • Hipotiroidismo.

  • Tumores.

Si te gustó este artículo no olvides compartirlo en tus redes favoritas!

Agroecólogo de profesión, analista SEO por convicción, redactor por motivación y científico de corazón. Eterno estudiante de ciencias naturales, tecnologías, marketing 2.0 y economía. "No busquemos el éxito, persigamos la excelencia y el éxito nos perseguirá a nosotros"