Déficit de atención en niños: Síntomas y tratamientos

Déficit de atención en niños: Síntomas y tratamientos
Déficit de atención en niños: Síntomas y tratamientos

En el presente artículo veremos Una breve descripción de las señales y síntomas del TDAH o déficit de atención en niños, el cual causa que a los niños se les haga muy difícil concentrarse en tareas.

Déficit de atención en niños

Casi todos los niños tienen momentos en que su comportamiento está fuera de control. Pueden correr de un lado a otro en constante movimiento, hacer ruidos sin parar, negarse a esperar su turno y chocarse todo lo que los rodea. En otras ocasiones, pueden andar sin rumbo como si estuvieran soñando despiertos, incapaces de prestar atención o de terminar lo que comenzaron.

Sin embargo, para algunos niños, estas clases de comportamiento son algo más que un problema ocasional. Los niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad tienen problemas de comportamiento que son tan frecuentes y graves que interfieren con su capacidad de vivir una vida normal.

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad, o TDAH, es un trastorno que hace que sea extraordinariamente difícil para los niños el concentrarse en tareas, prestar atención, estarse quietos, y controlar el comportamiento impulsivo.

A pesar de que algunos niños presentan principalmente comportamientos de falta de atención y otros son predominantemente hiperactivos e impulsivos, la mayoría de los niños con TDAH presentan una combinación de ambos, lo cual puede hacer muy difícil que funcionen bien en la escuela, y ser causa de muchos problemas en casa.

Déficit de atención en niños – Síntomas

Déficit de atención en niños: Síntomas y tratamientos
Déficit de atención en niños: Síntomas y tratamientos

Síntomas del TDAH

  • Falta de atención
  • Con frecuencia tiene dificultad para prestar atención, sueña despierto.
  • A menudo parece que no está escuchando.
  • Se distrae fácilmente durante las tareas o el juego.
  • Muchas veces no parece preocuparse por los detalles, comete errores descuidados.
  • Repetidas veces no sigue instrucciones ni termina las tareas.
  • Es desorganizado.
  • Frecuentemente pierde muchas cosas importantes.
  • Con frecuencia olvida cosas.
  • Frecuentemente evita hacer cosas que requieren un esfuerzo mental constante.

Hiperactividad     

  • Está en constate movimiento, como si lo «tuviera un motor».
  • No permanece sentado.
  • Frecuentemente se retuerce y está inquieto.
  • Habla demasiado.
  • Con frecuencia corre, salta y trepa cuando no está permitido hacerlo.
  • No puede jugar de manera tranquila.

Impulsividad

  • Frecuentemente actúa y habla sin pensar.
  • Puede correr hacia la calle sin mirar primero el tráfico.
  • Con frecuencia se le dificulta respetar los turnos.
  • Se le dificulta esperar por las cosas.
  • Con frecuencia responde antes de que haya terminado la pregunta.
  • Frecuentemente interrumpe a los demás.

No todos los niños con TDAH tienen todos los síntomas

Los síntomas por lo general son clasificados de acuerdo con los siguientes tipos del TDAH:

Distraído/desatento (conocido antes como trastorno por déficit de atención [TDA], los niños con este tipo de TDAH no son muy activos. Debido a que no interrumpen en el salón de clases o en otras actividades, los síntomas se pueden pasar por alto. Entre las niñas con TDAH, este es el tipo más común.

Hiperactivo/impulsivo, los niños con este tipo de TDAH muestran comportamiento hiperactivo e impulsivo a la vez, pero pueden prestar atención. Este es el tipo menos común y con frecuencia afecta a los más jóvenes.

Distraído/hiperactivo/impulsivo combinado, los niños con este tipo de TDAH muestran síntomas en todas las tres dimensiones. Este es el tipo que la mayoría de las personas identifican cuando piensan en alguien con el TDAH.

Si su niño ha mostrado síntomas del TDAH con regularidad por más de 6 meses, discútalo con su pediatra

Tenga en cuenta que es normal que todos los niños muestren algunos síntomas del TDAH de vez en cuando. Su niño podría estar reaccionando al estrés en la escuela o en la casa, puede estar aburrido o simplemente está atravesando una etapa difícil en la vida.

Esto no significa que él o ella tenga el TDAH. Algunas veces un maestro puede ser el primero en notar la falta de atención, hiperactividad o impulsividad, y puede plantear estos síntomas a los padres

Tratamiento y Pronóstico del Déficit de atención en niños

En la mayoría de los casos, el tratamiento de primera línea para el TDAH es la administración de un medicamento que ayuda a los niños a concentrarse y controlar su impulsividad.

Los psico estimulantes tales como el metilfenidato (Ritalina) y la dextroanfetamina (Adderall) son comúnmente utilizados para estimular la producción de neurotransmisores que regulan la atención y el control de los impulsos.

La terapia conductual se combina en ocasiones con medicación. La terapia de interacción entre padre e hijo y otras formas de formación para padres enseñan a los padres a cultivar los buenos comportamientos a la vez que minimizan los comportamientos impulsivos y la falta de atención.

 Cuando un niño tiene edad suficiente, la terapia cognitivo-conductual puede ayudar al niño a controlar sus comportamientos comprendiendo cómo sus pensamientos y sentimientos los influencian.

Con información | Mejorconsalud


También te puede interesar |  Anemia en niños: Señales de alerta que debes conocer

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.