Dolor testicular o torsión de Hidátide, muy frecuente en niños

Dolor testicular

El dolor testicular es una causa muy frecuente en los niños. Podría aparecer en cualquier edad pero por lo general ocurre antes de la pubertad.

Dolor testicular ¿En qué consiste?

Los apéndices o hidátides testiculares son restos embrionarios de un tamaño pequeño con forma de lágrima. Estas aparecen en los testículos en varias localizaciones. La más importante es la hidátide de Morgagni que existe hasta en el 90% de los varones. Cuando está en condiciones normales no presenta ningún síntoma y no se puede ver. Del dolor testicular la torsión hidátide es la más frecuente en la infancia, un 45%. Aparece a cualquier edad pero es típico que suceda antes de la pubertad, entre los 10 y 11 años de edad.

No se sabe cuál podría ser la causa de la torsión hidátide.

¿Cuáles son sus síntomas?

Se caracteriza por un dolor testicular que comienza leve y aumenta gradualmente de intensidad. Podría haber un enrojecimiento de la piel del escroto que no es más que la bolsa de piel arrugada que contiene los testículos. También podría presentar un aumento de tamaño del lado afectado. Es muy raro si lo acompaña de náuseas y vómitos.

¿Cómo se puede diagnosticar?

Por lo general se hace una exploración física. Una característica de la torsión de la hidátide de Morgagni es la palpitación de un nódulo duro y doloroso. Se ubica en el polo superior del testículo a diferencia de la ausencia o escaso dolor del resto del mismo.

¿Cuál sería su tratamiento?

Su tratamiento es con reposo y anti-inflamatorios durante varios días. El dolor se disipa progresivamente y desaparece por completo en unos 5 a 10 días.

En casos muy excepcionales cuando el dolor no mejora, aun con el tratamiento, lo mejor es la evaluación de un cirujano pediátrico. Por si es necesario de un tratamiento quirúrgico para extirpar la hidátide.

Si te gustó este artículo no olvide compartirlo en tus redes favorita!