Dudas relacionadas con el sexo que nos da vergüenza preguntar

Dudas relacionadas con el sexo
Dudas relacionadas con el sexo

Existen muchas dudas relacionadas con el sexo que las personas les da vergüenza preguntar. Son dudas como los “ruidos inesperados”, los orgasmos fingidos pero no debemos preocuparnos para eso están los expertos. Conozcamos algunas de esas dudas.

Dudas relacionadas con el sexo y las respuestas a esas preguntas

Dudas relacionadas con el sexo
Un número significativo de hombres admiten que a veces simulan el clímax.

¿Mi novio puede fingir orgasmo?

La respuesta es sí. Nos obsesionamos que las mujeres fingen orgasmos pero los hombres también lo hacen. Un número significativo de hombres admiten que a veces simulan el clímax. ¿El motivo del por qué lo hacen? es que no llegan por haber consumido alcohol o por el cansancio, el estrés o por algún medicamento.

  1. ¿Es normal que solo quiera sexo anal?

La respuesta es que si. Según la sexóloga Jessica O’Reilly las terminaciones nerviosas del ano lo convierten en una zona erógena receptiva. Por lo que si ya los has experimentado no es sorpresa que quieras volver por más.

La penetración no es necesaria puedes usar un vibrador o los dedos.

  1. ¿Es normal los ruidos en mi vagina?

Es normal e inevitable durante el sexo vaginal. En ocasiones el aire entra en la vagina durante el acto sexual. Debido a esto es empujado por la penetración o al cambiar de posición ocasionando el sonido. Así lo señaló la doctora Philippa Kaye.

  1. ¿Si me masturbo unas 5 veces por semana es normal?

No es tan frecuente en las mujeres como lo hacen los hombres pero no significa que no sea relativamente saludable. Por lo que la respuesta a esta pregunta es sí.

Según encuesta de la Universidad de Indiana un 3% de las mujeres se masturbaban unas 4 veces a la semana. No se saben cuáles son las razones del porque las mujeres se masturban menos que los hombres. Aunque se dice que mejora el estado de ánimo y la fuerza vaginal.

  1. Veo porno de solo chicas

Según un estudio del Centro para la Adicción y la Salud Mental de la Universidad de Toronto; las mujeres se sentían igualmente excitadas al ver sexo heterosexual como sexo solo femenino. Esto era independientemente de su sexualidad.