Enfermedad de Paget: Síntomas, diagnostico y tratamiento

Enfermedad de Paget: Síntomas, diagnostico y tratamiento
Enfermedad de Paget: Síntomas, diagnostico y tratamiento

Conoce todo lo que debes saber acerca de la enfermedad de paget.

La enfermedad de Paget, también conocida como osteítis deformante, es una enfermedad que afecta a los huesos. Altera sus características y su funcionalidad. Produciendo que las estructuras óseas pueden variar en cuanto a consistencia, densidad e, incluso, tamaño.

Estudios actuales han comprobado que esta enfermedad afecta con más frecuencia a ciertos huesos, como la columna vertebral, el cráneo, la pelvis o el fémur.

Antes de continuar, es importante conocer un poco sobre como funciona el tejido óseo, para así comprender con mas claridad de que trata y como afecta la enfermedad de Paget.

¿Cómo funciona el tejido óseo?

Por lo general, en el tejido óseo se pueden encontrar células características: los osteoclastos y los osteoblastos. Los primeros son los encargados de destruir el tejido óseo antiguo o desfasado, y los segundos son los que regeneran las áreas correspondientes. Gracias a la funcionalidad coordinada de estas dos células nuestros huesos se renuevan de forma continua.

En una persona que padece la enfermedad de Paget, los osteoclastos y los osteoblastos actúan con más rapidez, de forma hiperactiva. Esto es entonces lo que provoca que ciertas regiones de los huesos crezcan de forma anormal y más frágiles.

La enfermedad es más frecuente entre los hombres que entre las mujeres. Es más común en las personas mayores

¿Cuales son los síntomas de la enfermedad de Paget?

En esta enfermadad, la gran mayoría de los casos clínicos son asintomáticos, los pacientes no manifiestan síntomas. Sin embargo, destacan una serie de signos y alteraciones que los pacientes suelen desarrollar asociadas a este trastorno.

Estos son los síntomas mas comunes:

Dolor intenso en los huesos. Los afectados presentan un dolor en los huesos que se mantiene constante en el tiempo, ya sea que estén en reposo o realizando un movimiento.

Molestias articulares. Estas molestias articulares pueden dar lugar a artrosis. Lo normal es que aparecen con más frecuencia en ciertas estructuras como la cadera, las rodillas o los hombros.

Cefalea o dolor de cabeza. Puede aparecer junto a la hipoacusia.

Cifosis. O sensación de entumecimiento en la columna vertebral.

Cráneo pagético

Aumento de las dimensiones de este conjunto de huesos.

Formación de otras deformidades óseas como el fémur en cayado o la tibia en sable.

Aumento de la temperatura en la piel cercana a los huesos afectados.

¿Sus causas?

La causa que provoca el desarrollo de esta enfermedad aun es desconocida. Sin embargo, las investigaciones señalan que podría deberse a una infección de origen vírico. De igual forma se está comprobando la influencia de factores genéticos (antecedentes familiares) y ambientales (exposición a ciertas sustancias químicas).

Un virus puede ser el responsable aunque también tiene una tendencia familiar.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Paget ?

Por norma general, se realizan una serie de pruebas médicas que llevan a la identificación de este trastorno. Así como el descarte de otros con síntomas similares. Las pruebas que se llevan a cabo son las siguientes:

Examen físico: en él los especialistas comprueban los síntomas, si los hubiera, los antecedentes y la historia clínica del paciente.

Radiografías en las que se aprecian las zonas de creación y destrucción rápida del hueso.

Tomografía Axial Computarizada o TAC.

Gammagrafía ósea.

Biopsia ósea.

Otras pruebas rutinarias como el análisis de sangre y orina.

Tratamiento de la enfermedad

Como mencionamos anteriormente, puesto que la gran parte de los casos de esta enfermedad son asintomáticos, normalmente no se requiere un tratamiento en concreto. Para esto, los médicos lo que recomiendan es la aplicación de terapias.

Uso de medicamentos o fármacos: Principalmente los compuestos bifosfonatos y la calcitonina. Ademas de estos se suele recomendar los antiinflamatorios, para reducir la inflamación, y los analgésicos, para calmar el dolor o las molestias.

La intervenciones quirúrgicas se recomienda en caso de fractura, dolor intenso o deformación grave de los huesos.

Consejos finales de prevención

Aunque por los momentos no se ha hallado las medidas que puedan reducir eficazmente el riesgo a padecer esta enfermedad, lo que si podemos hacer es cuidar nuestra salud para disfrutar de una calidad de vida adecuada.

Es importante incluir en nuestra rutina de vida una actividad física moderada. No podemos olvidar el consumo de una dieta equilibrada, adecuada y saludable. También es aconsejable evitar la práctica de hábitos insalubres como el alcoholismo, el tabaquismo o el consumo de sustancias tóxicas, como las drogas.

Finalmente debemos destacar que la enfermedad de Paget esta muy relaciona con variantes genéticas que predisponen a la persona a sufrir alteraciones en el metabolismo óseo. Tomando en cuenta esto, sera de mucha ayuda reportar si hay casos familiares y realizar una historia clínica completa que, además de los familiares afectados, recoja el grado de afectación y limitación que produce.

Webs consultadas: mejorconsalud.com, medlineplus.gov


TAMBIÉN PUEDES LEER: Epilepsia: enfermedad producida por descargas eléctricas de neuronas

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.