Lo que debemos saber sobre los ensayos clínicos del cáncer

qué es y cómo funciona el ensayo clínico

Durante los últimos años hemos desviado miradas hacía el COVID-19, a tal punto que, se llegó a considerar el principal problema sanitario de la humanidad. Si bien es cierto, las cifras lamentables que dejó el coronavirus, tanto socialmente como económicamente son de temer, por lo que fue totalmente obligatorio que se enfocaran esfuerzos en la búsqueda de una vacuna efectiva para erradicar esta pandemia. No obstante, hay muchas otras enfermedades que siguen siendo el verdadero «coco» para la humanidad; el cáncer por ejemplo. 

El cáncer, a pesar de toda la mortandad que dejó el covid, sigue siendo la enfermedad más mortífera del mundo. Así lo afirma la Organización Mundial de la Salud, donde exponen que solo en 2020 casi 10 millones de personas perdieron la vida por padecer cáncer, con una relación de 1 de cada 6 muertes registradas. Lo peor de todo es que, hay una gran cantidad de tipos, entre los más comunes y peligrosos; el de mama, pulmón, próstata, colon y recto.

Es importante resaltar que, si bien es cierto, no existen estudios científicos que comprueben cuáles son los causantes principales del cáncer, se ha determinado que existen una serie de factores de riesgo que aumentan la probabilidad del padecer cáncer y a su vez, de incrementar la mortalidad de quien lo padezca. Desafortunadante, dichos factores de riesgo son actividades muy expandidas en la sociedad, por ejemplo; consumo de tabaco y sus derivados, mala alimentación o sobrepeso, consumo excesivo de bebidas alcohólicas, vida sedentaria, entre otras. 

Todo esto hace que, sin lugar a dudas y lejos de la preocupación que llegó a causar en su momento la pandemia por el nuevo coronavirus, el cáncer sea el dolor de cabeza más grande de la comunidad médica y científica del mundo. Por ello, día a día se hacen más y más importantes descubrimientos sobre el cáncer, para de esa manera establecer nuevos y efectivos tratamientos, que permitirán salvar a más personas. 

Gracias a dichos avances, hoy en día la gran mayoría de los casos de personas con cáncer se pueden curar, siempre y cuando se detecten a tiempo y se implementen tratamientos eficaces para erradicarlos del cuerpo. Existen un importante número de tipos de tratamientos, cada uno diseñado a atacar un tipo de cáncer en específico, así como qué tan avanzado se encuentre. 

Es bueno mencionar que, estos tratamientos han surgido luego de que fueran debidamente probados y perfeccionados a través de los ensayos clínicos del cáncer. A través de esto, es que la comunidad científica ha podido crear mecanismos mucho más eficientes, menos invasivos y dolorosos, que nos han ayudado a tomarle terreno a esta terrible enfermedad. Por esa razón, hemos decidido crear este artículo para conocer más de cerca estos estudios clínicos que sin lugar a dudas, han sido la salvación para millones de personas. 

¿Qué son y para qué sirven los ensayos clínicos del cáncer?

ensayos clínicos del cáncer
Los ensayos clínicos del cáncer son estudios llevados a cabo sobre personas enfermas, para probar la eficacia de un nuevo tratamiento.

Los ensayos clínicos del cáncer son estudios que llevan a cabo doctores y científicos, donde se ponen a prueba una serie de nuevos tratamientos suministrados o implementados en pacientes reales totalmente voluntarios, con el fin de mejorar la calidad de vida de los enfermos.

Sin embargo, además de diseñar nuevos tratamientos eficaces, también se obtiene otro tipo de información valiosa, como por ejemplo; mecanismos para la detección y diagnostico del cáncer, los factores de riesgos y de es manera poder prevenirlo, inclusive desarrollar técnicas para disminuir los síntomas o los efectos secundarios de los actuales tratamientos. Lo cierto del caso es que, sea cual sea la finalidad del estudio, el ensayo clínico es indispensable para que el tratamiento sea aprobado como un tratamiento estándar. 

Antes de que el estudio sea aplicado en pacientes regales, antes debe pasar por un largo proceso de investigación en un laboratorio, donde analizaran cuales son los efectos dentro de las células cancerosas, inicialmente in vitro, para luego probar en animales. A través de estos estudios, además de la eficacia, se puede también determinar si el tratamiento causa efectos secundarios y la gravedad de los mismos. 

Es por ello que, los ensayos clínicos del cáncer son totalmente seguros y están disponible para todas las personas que así lo deseen, además, están disponibles para todas las etapas del cáncer. Esto responde al mito que muchos dramas médicos televisivos han creado, donde solo los que ya están desahuciados, son los que ingresan a un estudio. 

Los estudios clínicos por lo general están a cargo de un investigador o grupo de investigadores, normalmente médicos. El investigador antes de poder empezar a recibir pacientes, debe establecer un plan de trabajo o protocolo, donde se explicará con lujo y detalle, todo lo que sucederá durante todo el estudio.

¿Por qué debería ingresar a un estudio clínico del cáncer?

Al ser tratamientos experimentales, muchas personas suelen tener miedo o recelo a ingresar a estos, debido a que básicamente se están luchando la vida con esta enfermedad. Sin embargo, ya mencionamos, antes de ser probados de manera rigurosa, estos son totalmente seguros en cualquier circunstancia. Por otro lado, en caso de existir algún tipo de riesgo o que el tratamiento no vaya a ser compatible con el tipo de cáncer que padezca un paciente en específico, este simplemente no calificará para ingresar al ensayo.

Sin lugar a dudas, los estudios clínicos son los grandes responsables de que los tratamientos contra el cáncer hoy en día sean mucho más efectivos. Mediante a estos, se han realizado una gran cantidad de descubrimientos que han hecho posible que las personas con cáncer hoy puedan vivir durante más tiempo y tengan mayores probabilidades de salir victoriosos en esta cruenta lucha. 

Las personas al participar en los ensayos clínicos del cáncer, no solo se están ayudando a ellos a superar la enfermedad que, ya de por sí es suficiente motivación para entrar al programa, sino también ayuda a la comunidad oncológica del mundo a conocer más sobre el cáncer, y por supuesto, ayudará a cientos de miles de pacientes que la padezcan.

También es necesario mencionar que, desafortunadamente todavía existen tipos de cáncer que no tienen un tratamiento estandarizada para tratarlo, por lo que la única esperanza son en este caso los estudios. Si bien es cierto, estos no aseguran totalmente que el paciente saldrá airoso de la enfermedad, al menos ofrece una verdadera esperanza de superarlo o en todo caso, de alargar su vida. 

Entre las principales razones para participar en un ensayo clínico del cáncer tenemos

  • El paciente recibirá una atención de la más alta calidad para tratar el cáncer. Inclusive, si al momento de hacer la selección, no sale seleccionado para recibir el nuevo tratamiento, podrá recibir el estándar. 
  • Al necesitar mayor control, los pacientes reciben mejor atención y seguimiento sobre el desarrollo de la enfermedad
  • Si el tratamiento funciona bien, será uno de los primeros afortunaos de vencer al cáncer
  • Ayudará a la comunidad científica y a miles de futuros pacientes.

¿Cuáles son los riesgos de participar en un ensayo clínico?

Evidentemente, ante cualquier prueba o investigación hay una gran cantidad de interrogantes que se intentan responder a través de este. Con los ensayos clínicos, pasa exactamente lo mismo, no solo están para ver qué tan efectivos son, sino también, si causan algún problema adicional o un problema secundario. Por ello, antes de tomar la decisión, debemos tener en cuenta que:

  • El tratamiento nuevo no sea más efectivo que el ya estandarizado
  • Encontrar efectos secundarios no esperados
  • Que al final de cuentas, se le aplique el tratamiento estándar y luego nos enteremos que el nuevo funcionaba mejor
  • En algunos casos, el seguro de salud no cubre la atención en ensayos clínicos.

Importancia del ensayo clínico del cáncer

importancia de los estudios clínicos del cáncer
Los estudios clínicos del cáncer permiten desarrollar nuevos tratamientos más efectivos contra esta terrible enfermedad.

Pese a lo anterior mencionado, es importante tener en cuenta que gracias a los ensayos clínicos del cáncer hoy en día los pacientes viven por mucho más tiempo gracias a que los tratamientos son más eficaces. Recordemos que, todos los tratamientos actuales en algún momento tuvieron que se probados a través de los estudios. 

Por ello, estas investigaciones son de vital importancia para todas aquellas personas que día tras días luchan contra esta enfermedad tan dolorosa y que sigue cobrando la vida de millones de pacientes al año. Por otro lado, con estos estudios también podemos obtener información importantes que en un futuro nos ayudará a prevenir y a detectar el cáncer de manera más precisa. 

Así que, al participar en un ensayo clínico no solo nos estaremos ayudando, sino que estamos contribuyendo para el provenir de la humanidad. 

También te puede interesar: Las mejores ventajas de implementar un software de gestión dental