Higiene personal en niños: Lo que debes enseñarles temprano

Higiene personal en niños
Higiene personal en niños

Una de las primeras cosas que debemos tratar con los niños debe ser su aseo personal. Queremos ayudarte en esta tarea, por esta razón en este artículo descubrirás pequeños consejos básicos para mejorar la higiene personal en niños.

La higiene personal suele definirse como la limpieza del cuerpo y un mantenimiento adecuado de la apariencia personal. Esto normalmente incluye todas las partes del cuerpo y la ropa. Los niños no conocen de forma natural la importancia de la higiene personal y cómo mantenerla.

Aprenden de su familia y suelen necesitar ayuda hasta que se hacen mayores y son capaces de hacerlo ellos solos.

Los adultos tendrán una mala impresión del niño y pueden incluso sospechar de negligencia por parte de los padres si se trata de un niño pequeño como para depender de los padres para ayudarle a mantenerse limpio.

Buenos Hábitos de Higiene personal en Niños

Tener unos buenos hábitos de higiene es más que solo lavarse las manos. Enseñar a los niños a tener una rutina de higiene saludable cuando son pequeños puede crear hábitos que duren para siempre. Utiliza esta guía y enseña a tus hijos unos buenos hábitos de higiene.

Lavarse el pelo

La mayoría de los niños pequeños pueden lavarse el pelo dos o tres veces a la semana. Lavarse el pelo con demasiada frecuencia puede secar el cuero cabelludo, haciendo que sea más propenso a la caspa.

Cuando los niños entran en la adolescencia, los efectos hormonales de la pubertad entran en juego, a veces haciendo que el pelo esté graso. Lavar el pelo con champú puede ser necesario al menos de vez en cuando.

Bañarse

A los niños pequeños o les encanta bañarse o lo odian. Los días de no champú, puedes hacer que el baño sea divertido. Pon a tu niño pequeño en la bañera y dale una toalla, un barreño de agua caliente con jabón y un bol con agua caliente para enjuagar.

Asegúrate de que sepa poner la esponja dentro del agua con jabón primero antes de frotar una parte de su cuerpo y después en el agua para enjuagar antes de repetir.

Higiene oral

Higiene personal en niños
Higiene personal en niños

El mantener las encías y los dientes limpios, puedes ayudar a prevenir una gran variedad de problemas de salud en niños y adultos, incluyendo el mal aliento, caries y problemas del corazón más adelante.

Una vez que tu hijo es lo suficientemente mayor, puedes supervisar la forma en la que practica la higiene oral. Deberías hacer que se cepille los dientes durante al menos 2 minutos dos veces al día. También, anima a tu hijo a que se lave los dientes después de cada comida para prevenir el crecimiento de bacterias y evitar caries.

Junto con el cepillado, también es importante usar hilo dental y un enjuague bucal.

Cepillarse los dientes y utilizar hilo dental adecuadamente es una habilidad aprendida que solo puede mejorarse con la práctica. Es el deber de los padres inculcar este hábito de higiene tan importante a una edad temprana.

Al mismo tiempo, tienes que asegurarte de que tu hijo no come demasiada comida azucarada, que tiene un efecto perjudicial para los dientes.

Hábitos de Higiene personal en Niños

Lavado de manos

El lavado de manos es una pieza clave de una buena higiene. Lavarse antes y después de las comidas, después de jugar en el suelo o con animales, y después de estar en contacto con alguien que está enfermo es la mejor forma de eliminar los gérmenes.

Las Uñas

Las uñas son un criadero de bacterias. Los gérmenes que viven bajo las uñas de tus dedos pueden transferirse fácilmente a sus ojos, nariz y boca. Invierte en un buen cepillo para uñas y ayuda a tu hijo a limpiarse la suciedad de debajo de las uñas antes de irse a dormir.

Cortarle las uñas semanalmente ayudará a deshacerse de la suciedad y a reducir la posibilidad del crecimiento de uñas encarnadas.

En el váter

Higiene personal en niños
Higiene personal en niños

Una vez que los niños pequeños ya están totalmente entrenados en el váter, necesitarás centrarte en los hábitos para mantener limpias todas las partes. Enséñales a que se limpien bien de atrás hacia adelante y a lavarse las manos cuando hayan acabado. Estos hábitos ayudarán a minimizar la irritación y a mantener las infecciones a raya.

Cuidado de la piel

Los niños pequeños necesitan que los padres les ayuden con el cuidado de la piel. Las manchas de la piel como las siguientes son comunes a esta edad:

  • Erupciones
  • Bultos
  • Costras

Antes de vestir al niño después de bañarle, mírale la piel de arriba abajo para asegurarte de que no tenga ninguna mancha que necesite cuidado.

Comienza desde ya a enseñar a tus hijos a tener una buena higiene personal.

Con información | Mejorconsalud


También te puede interesar |  Anemia en niños: Señales de alerta que debes conocer

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.