Irse a la cama sin enojo podría evitar daños al cerebro de las personas

Irse a la cama sin enojo evita daños cerebrales
Irse a la cama sin enojo evita daños cerebrales

Irse a la cama sin enojo, es importante para el cerebro. A veces durante el día pasamos por situaciones que nos estresan y en ocasiones nos hacen enojar. Lo indicado es relajarnos antes de dormir. Independientemente de la situación por la que estemos atravesando.

Un estudio realizado por la Beijing Normal University indica que no irse a la cama o dormir enojado evita daños al cerebro. Irse a dormir enojado provoca que nuestra salud reaccione negativamente. El sueño permite que conservemos emociones negativas duraderas y al despertar será más estresante enfrentarlas.

Irse a la cama, la investigación

En el experimento participaron 73 estudiantes por unos dos días. Para dicho experimento se tomo en cuenta el comportamiento de los estudiantes. A los participantes se les pidió visualizar imágenes perturbadoras como personas heridas, niños llorando y cadáveres.

Un 9% de estos participantes lograron olvidarla por completo a las 24 horas cerca de la hora de dormir. El 3% no podían quitarse las imágenes de la mente mientras trataban de conciliar el sueño. Esto es debido a que el cerebro reorganiza las imágenes mientras dormimos evitando que las olvidemos en el futuro.

En un estudio de la Universidad de Massachusetts recomienda distraerse cuando se ha vivido experiencias traumáticas. Podría ser discusiones o haber visto algo perturbador.

Lo recomendable es distraerse antes de irnos a dormir para que el cerebro no guarde esas emociones y pensamientos negativos. Podemos incluir actividades como hacer ejercicios, ver películas divertidas. Esto permite liberar oxitocina y dopamina llamadas también hormonas de la felicidad.

También es recomendable cuando tenemos alguna discusión con nuestra pareja. Debemos evitar cargarnos de energías negativas con cualquier situación realizando actividades que son agradables para uno.

Lo ideal sería evitar las situaciones de confrontación o estresantes algunas horas antes de ir a dormir. Debemos practicar la cualidad de poder calmarnos y conservar pensamientos positivos y ante cualquier situación traumática superarla. Si esta situación continua en nuestra mente antes de dormir debemos distraernos con actividades que sean agradables para nosotros.