Largos periodos de estrés puede desarrollar agotamiento mental

Largos periodos de estrés
Según Healthline el estrés se trata de una reacción natural del cuerpo frente a situaciones desafiantes.

Tu salud puede pagar el precio por eso

Es posible que en cualquier día de la semana te sientas cansado. Pero aunque tengas muchas responsabilidades tu salud no debería pagar el precio por cumplirlas. Cualquier persona que este a sometida a largos periodos de estrés puede desarrollar agotamiento mental. ¿Cómo te has sentido? ¿Abrumado, exhausto emocionalmente y sin ganas de nada?

(Lee también: La autoestima falsa: así actúan las personas que la tienen)

Conozcamos cuáles son los síntomas del agotamiento mental

Síntomas mentales: depresión o ansiedad, pesimismo, enojo, falta de motivación, descenso de la productividad, dificultades para concentrarse.

Físicos: dolor de cabeza, malestar estomacal, cambios en el apetito, insomnio, propensión a resfriados y a gripes.

Síntomas conductuales: desempeño pobre en el trabajo, aislamiento social, incapacidad de cumplir con compromisos sociales.

Lo primero que debemos aclarar es la diferencia entre el estrés y el agotamiento mental. Según Healthline el estrés se trata de una reacción natural del cuerpo frente a situaciones desafiantes. Cuando esta se afronta los niveles de cortisol descienden. El problema se presenta cuando este último se mantiene en niveles altos, resultando en agotamiento mental.

Largos periodos de estrés
Reduce la cantidad de estímulos a lo que estas expuestos.

Largos periodos de estrés. Para combatir el cansancio mental

Medita. En los momentos libres que tengas mantente alejado del teléfono móvil o el televisor. Solo préstale atención a tu cuerpo, siente tu respiración.

Disfruta del silencio. Busca algún momento para que puedas estar en silencio. De esta forma te ayudará a mantenerte centrado, con más contacto con tu mundo interior. Reduce la cantidad de estímulos a lo que estas expuestos. Por ejemplo apaga el televisor y si caminas por la ciudad utiliza audífonos; por tu teléfono en modo de avión cuando vayas a descansar.

Tómate tu tiempo para no hacer nada

Muchos estudios en el campo de la psicología han demostrado la importancia de tomarse un descanso a diario. Personalidades como Teslar, Einstein o Einsenhower defendieron la importancia de “no hacer nada”. Ese tiempo que parece un desperdicio en realidad contribuye a proteger la salud y activar la creatividad.

(Lee también: La diferencia de edad en una pareja afecta en el matrimonio)