Los celos pueden poner en riegos tu salud.

Los celos ponen en riesgo tu salud.
Celos

Según un estudio de la Universidad de Goteborg, los celos, el mal humos y el estrés podrían poner en riesgo tu salud.

Los celos son la manifestación de conductas que responden al sentimiento de amenaza. Se presentan cuando creemos que alguien va a apropiarse, destruir o robar algo que nos pertenece. De igual manera se pueden sentir celos o envidia por el éxito o por las propiedades que tengan otras personas y que desearíamos para nosotros.

Se consideran patológicos si una persona invierte más del 30% de su actividad diaria en «encontrar pruebas» que justifiquen su comportamiento.

Explican los expertos, que el miedo irracional a que una tercera persona puede interceder de alguna manera en nuestra estabilidad emocional suele ser el desencadenante de los celos.

Investigadores de la Universidad de Goteborg, en Suecia, realizaron un estudio para descubrir cuáles son las consecuencias de éste padecimiento. Determinan que existe una relación biológica entre los trastornos psicológicos y los cambios estructurales que se producen en el cerebro. Los resultados aparecieron publicadas en la revista Neurology.

La investigación, que se llevó a cabo durante 40 años, se limitó a tomar como muestra mujeres, un total de 800 con una media de edad de 46 años. A todas ellas se las sometió a diversas pruebas de personalidad para medir su grado de neurosis y la capacidad de memorización de cada una. Con el paso de los años, el 19% mostró signos claros de demencia.

De esta manera, pueden afectar al paciente hasta el punto de motivar el desarrollo de enfermedades neuronales como el Alzheimer.

Para finalizar, unos simples consejos que te ayudarán a controlar los celos.

  • Conócete mejor a ti mismo puede ayudarte a entender por qué eres celoso. Evalúate a ti mismo y piensa por qué a menudo eres celoso. Debes que cuestionarte si hay una razón para sentirlos. Es sólo a través del auto-análisis que vas a aprender a dejar de serlo.
  • Habla con tu pareja. Discute con tu pareja las cosas que te hacen ser celoso. De esta manera él o ella fácilmente entenderá por qué actúas de esa manera.
  • Aprende a quererte y amarte a ti mismo y dejar fuera todas las inseguridades.
  • Aprende a apreciar lo que actualmente tienes. Aprecia las cosas pequeñas y grandes de la vida. Ayuda a estar contento y esa es otra clave para ayudarte a no ser celoso.