Lunares rojos podrían no ser una señal de peligro como crees

El tratamiento de los lunares rojos lo aplican fácilmente los endocrinólogos, si se trata de un desajuste leve.
El tratamiento de los lunares rojos lo aplican fácilmente los endocrinólogos, si se trata de un desajuste leve.

Se ha pensado por mucho tiempo que los lunares rojos se encuentran asociados a un problema de gravedad de la piel; estudios recientes indicaron que, no es que no es un problema de gravedad, sino que no necesariamente señala un cáncer de piel. 

Siempre hay que ver el tamaño de estos. Los lugares en los que se encuentran dispuestos en todo el cuerpo y evaluar si están creciendo con el tiempo.

Tienden a aparecer en el cuello, el tórax, las extremidades, sobre todo los brazos, en el cuello y escasas veces en el rostro; por lo que es necesario que, se esté al pendiente de cómo se van desarrollando con el tiempo.

Lunares rojos

El nacimiento de los lunares rojos se da por diferentes razones:

  • Edad
  • Alteraciones en las funciones del hígado
  • El embarazo
  • Mal hábito de alimentación
  • Desequilibrio hormonal
  • Herencia familiar

Entre otras razones. Aunque se considera «normal», los especialistas aconsejan prestar atención a ellos porque suelen indicar, cuando aparecen de la nada, que algo en el organismo no está funcionando muy bien.

Los médicos que se encargan de ver este tipo de problemas son los endocrinólogos. Estos sugieren un tratamiento de acuerdo al diagnóstico final que tengan acerca de ellos.

También preocupación

Muchas personas se preguntan a diario si deben preocuparse por la aparición de lunares rojos en su piel; pese a que los especialistas han comentado que no puede ser algo catastrófico lo que se avecina, sí podría darse esconder algún alarmante síntoma.

Si observas que te salen repentinamente lunares color rubí de asimétricos, juntos en la espalda, entonces es momento de prestar atención, pues algo en tu salud no está andando bien.

De todas maneras, nunca está demás acudir a tu médico de confianza. Visitarlo y hacerte una pequeña evaluación para salir de dudas, es imprescindible.