Primeros auxilios para bebés: Herida incisa y contusa

Primeros auxilios para bebés: Herida incisa y contusa
Primeros auxilios para bebés: Herida incisa y contusa

Primeros auxilios para bebés.

La inquietud, así como la inexperiencia de los niños en sus actividades cotidianas, como jugar, saltar, patinar, andar en bicicleta, manipular objetos cortantes, etc., pueden exponerles a algunos accidentes causantes de heridas que pueden ser leves como los raspones o graves como los cortes profundos.

Son muchos los tipos de heridas a las que están expuestos los niños por su torpeza natural aún en algunas situaciones.

Primeros auxilios para bebés: heridas

Primeros auxilios para bebés: heridas
Primeros auxilios para bebés: heridas

Las heridas afectan la piel de los niños de forma superficial o profunda.

Las heridas superficiales o leves, no requieren intervención médica. En la mayoría de los casos, solo piden limpieza, la aplicación de un antiséptico y protección.

En el caso de las profundas o graves por lo general son las que implican músculos, nervios y órganos internos. Dependiendo de la gravedad de la herida, será necesario llevar el niño al médico.

Las heridas y cortes pueden ser de tipo:

1- Incisas o Cortantes:

Cuando son causadas por cuchillos, trozos de cristales, latas, hojas de papel. Por lo general son poco profundas, con bordes limpios, y con hemorragias moderada o abundante.

¿Como tratarla?

Con las manos bien lavadas, limpiar la herida con agua y jabón pocurando eliminar la suciedad para evitar una infección. Desinfectar la herida con un antiséptico. Después, se debe tapar con una gasa estéril y sujetarla con un esparadrapo. Si la herida es muy superficial, es mejor dejarla al aire. Si es muy profunda y los bordes irregulares, acudir a un centro médico para que la suturen.

2- Contusas:

Cuando son causadas por golpes (de piedras, palos…), caídas o choques. Presentan bordes con magulladuras e irregularidades.

¿Como tratarla?

Si hay hemorragia, presionar con un apósito estéril hasta que deje de sangrar (nunca con algodón, pues se puede quedar pegado). Después, lavarla con agua y jabón y desinfectarla con un antiséptico. Por último, dejarla al aire.


Ver mas | La llegada del bebé a casa: Todo lo que debéis saber

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.