La llegada del bebé a casa: Todo lo que debéis saber

Llegada del bebé a la casa
Llegada del bebé a la casa

A la llegada del bebé a la casa los temores y los peligros quedarán atrás. ¡Lo lograsteis!. A partir de aquí empieza, ahora sí, vuestra nueva vida. Sois una FAMILIA. Y tenéis a un nuevo integrante en la familia que os necesitará sobre todas las cosas.

Eso si, tenemos dos noticias para vosotros, una buena, y una mala. Una vez pongáis el pie en casa pensareis… ¿alguien le ha dado cuerda al reloj? Pues siento deciros que no, solamente que, por desgracia, el tiempo se os pasará volando. 

Tendréis la sensación que justo acabáis de darle de comer al peque y ya os está pidiendo otra vez, sin tiempo para más, esa es la mala noticia.

¿La buena? La buena es que, al cabo de unos días, nos acostumbramos a la nueva rutina y descubrimos que no solo podemos con el peque, sino que también nos queda un poco de tiempo libre para hacer otras cosas. 

Y mientras más tiempo pase se darán cuenta de que el peque es fácil de manejar y que entre sueño y sueño (los bebés duermen mucho en sus primeras semanas de vida), da tiempo a vivir.

Eso sí, tenéis que conseguir llegar cuerdos a ese punto y, para conseguirlo, aquí daremos unos consejos que os ayudarán un poco.


 ( Leer también Ya se acerca el gran día: cosas que debes comprar para la llegada del bebé)


Las comidas a la llegada del bebé a la casa

Seguro que no tendréis tiempo de cocinar ni ganas de pensar que querréis comer hoy.

Así que no sería mala idea que, en las últimas semanas del embarazo empezarais a hacer algunas comidas para congelar como lentejas, verduras, arroz…

De esta forma tendréis algo de comida lista para los primeros días, hasta que os habituéis a la nueva situación. O sino aprovechad la última compra y compren productos congelados… por unos días no os va a pasar NADA.

Y así tendréis una cosa menos en la que preocuparse.


¿Puede el papá tomarse una semana de vacaciones por la llegada del bebé a la casa ?

Sabemos que el papá tiene 15 días de permiso de paternidad pero… si hubiera alguna posibilidad de ampliar esos días con días de vacaciones sería todo un lujo.

Si no, no pasa nada, esos 15 días irán muy bien para hacer papeleos y para que la mamá descanse un poco, la primer semana es un poco dura.

Sobretodo si el embarazo fue vía cesárea, ya que en este caso, en los primeros días la mamá necesita reposar lo más posible, cuidarse mucho, y no hacer esfuerzos.

Pero sobretodo para que el papa disfrute con su bebé.

Llegada del bebé a la casa
Llegada del bebé a la casa


Limpieza profunda para la llegada del bebé a la casa

A pesar de que, en muchas ocasiones, los pensamientos se centran únicamente en comprar los artículos necesarios para el bienestar del bebé, la limpieza es el primer punto que se debe abordar.

Pese a que una buena limpieza a fondo es especialmente necesaria cuando el bebé gatea y se lleva las cosas a la boca, también es importante preparar higiénicamente el hogar antes de su llegada.

Aunque no hay que obsesionarse, se deben desinfectar todos los rincones, lavar a fondo o guardar las alfombras para que no transporten ácaros y limpiar toda la ropa de la casa con agua y bicarbonato. Para que no tengan un exceso de detergente que puede resultar nocivo para un recién nacido.


Crear un almacén de productos para el bebé

Tampoco es bueno tener que hacer compras de emergencia en estos días. Así que, cuando prepares la bolsa para el hospital, podrías aprovechar para hacer un pequeño almacén con los productos y las cositas que el bebé necesitará en sus primeros días.

  • Pañales de recién nacido
  • Paquetes de toallitas
  • Leche de iniciación (en el caso de no dar el pecho)
  • Biberón de lactante (tetina pequeña)
  • Algún chupete de más para recién nacido
  • Crema para culete
  • Una esponja
  • Un jabón y shampoo de bebé
  • Crema o aceite hidratante
  • Una toalla

También sería una buena idea dejar la ropita lavada y preparada para poner, aunque los primeros días que el peque no saldrá de casa, lo más cómodo para él y para la mamá será tenerlo con pijama.


Las primeras visitas al bebé

En estos primeros días, aunque por un lado estaremos deseosas de compartir a nuestro pequeño retoño con la familia y los amigos, también necesitaremos un poco de tiempo para descansar.

Por este motivo es importante buscar la manera de racionar las visitas, tanto en casa como en el hospital, para que podamos atenderlas como se merecen y para que los papás y el bebé puedan descansar lo suficiente.

Consejos prácticos: Hora de llamar al médico

Preste atención a estos signos que indican que es hora de llamar a su pediatra:

  • Su recién nacido está respirando más rápido o de forma irregular.
  • Usted nota un color azulado u oscuro en los labios o en la cara. 
  • Su recién nacido tiene fiebre. 
  • A su recién nacido le ha bajado la temperatura corporal.
  • Usted observa signos de deshidratación (menos de 3 a 4 pañales mojados en un período de 24 horas).
  • El área del ombligo o de la circuncisión de su bebé parece infectada.
  • La ictericia de su recién nacido no disminuye al quinto día. 
  • Su bebé llora mucho o parece poco activo.
  • Usted piensa que su bebé no tiene una buena apariencia o no se siente bien.



Con información de www.healthychildren.org

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.