Las mejores razones para visitar a un quiropráctico

razones para visitar a un quiropráctico
Gran parte de la población no presta especial atención a cuidado de la columna vertebral, hasta que es víctima de malestares que afectan su calidad de vida.

Una de las partes más importantes de nuestro cuerpo, es muchas veces olvidada y menospreciada por algunos. Aunque no lo sabías, la columna vertebral o espina dorsal, es quizás el elemento más importante para los seres vivos, luego del corazón y el cerebro. De hecho, es en sí, la estructura principal de todos los animales, cumple funciones tan esenciales como sostener el cuerpo y transmitir las funciones de coordinación y control del cerebro hacia el resto de nuestro cuerpo. Es así que, si algo no anda bien con esta, podría ocasionar distintos trastornos, enfermedades y en sí, el organismo no funcionaría bien. 

El hecho es que, gran parte de la población no presta especial atención a cuidado de la columna vertebral, generándole malestares, que ellos consideran inexplicables; entre ellos, fatiga extrema, estrés, dolores de cabeza, etc. Lo cierto del caso es que, muy frecuentemente estos malestares desconocidos, son causados principalmente por algún mal funcionamiento o desalineación de la columna.

Afortunadamente para nosotros, gran parte de estas enfermedades causadas por los desbarajustes en la espina dorsal, son totalmente tratables e incluso, prevenibles. Para ello, nuestra mejor opción es consultar con un especialista en quiropráctica. Por ese motivo, hemos preparado este artículo para mostrarte las mejores razones para visitar un quiropráctico. Adicionalmente, conoceremos al Centro Quiropráctico Simón Marmier en San Sebastián – Donostia, una de las mejores opciones del país.

¿Qué es quiropráctico?

El quiropráctico es una profesión que tiene más casi 200 años de antigüedad, se remonta a el año 1895. Sin embargo, la palabra proviene del griego quiropraxia y que significa » trabajo manual», por lo que es posible que tenga raíces mucho más antiguas.

El hecho es que, es una profesión, denominado por algunos como una pseudociencia que se encarga de diagnosticar, tratar y prevenir cualquier tipo de alteraciones en el columna vertebral, que puedan ocasionar alteraciones dentro del sistema nervioso y la salud en general.

Para ello, se emplean una serie de técnicas manuales que buscan ajustar la forma de la columna, con el fin de llevar el organismo hacia un equilibrio, el cual le permita mantener un sistema nervioso óptimo y gozar entonces, de una buena salud en general. 

Lo cierto del caso es que estas técnicas fueron desarrolladas y perfeccionadas en Estados Unidos, por un curandero empírico canadiense, llamado Daniel David Palmer. La idea inicial de Palmer era de crear un mecanismo de sanación de enfermedades que no requiera ningún tipo de fármacos o medicamentos. 

De acuerdo a la literatura, D.D Palmer, realizó su primer ajuste vertebral con éxito a un paciente que había perdido la audición, luego de sufrir un accidente. Para ello, dedicó horas para estudiar la columna del enfermo y, se percató que parte de la vértebra estaba desplazada, la cual corrigió de forma manual, mejorando así la audición.

De allí en adelante, Palmer dedicó su vida al estudio de la columna vertebral, usando los principios antiguos del movimiento manual del cuerpo con las manos. Es así que, tiempo después el Dr. Palmer fundó la primera Escuela de Quiropraxia Palmer, la que aún existe. 

¿Cómo funciona una sesión de quiropráctica?

sesión de quiropráctica
El quiropráctico luego de evaluar y analizar el estado de la columna, empezará a ajustar de manera manual los segmentos afectados por la subluxación vertebral.

Antes de enseñarte las mejores razones para visitar un quiropráctico, es necesario saber qué vamos a encontrar en una de estas sesiones. Bien comentábamos al inicio de nuestro artículo que, la columna vertebral es la base fundamental del sistema nervioso además, es el eje central del sistema locomotor. Es así que, a través de esta existe una red nerviosa que recorre todo el cuerpo.

Al verse alterado alguna de las 26 partes que componen la columna, se producen interferencias en el sistema nervioso, por lo que su funcionamiento puede ser erróneo y el organismo empezará a tener diversos síntomas; desde un simple dolor de espalda o de cuello, hasta intensos dolores de cabezas. Cuando esos síntomas son muy frecuentes, es imprescindible acudir a un quiropráctico. 

En estas sesiones, el quiropráctico luego de evaluar y analizar el estado de la columna, empezará a ajustar de manera manual los segmentos afectados por la subluxación vertebral, para de esa manera, llevarla a su estado normal, eliminando así, cualquier tipo de alteración en el sistema nervioso. 

Los médicos quiroprácticos estudian en institutos universitarios el funcionamiento de la columna vertebral. Esto les otorga el conocimiento exacto para mover de forma precisa, bien sea con toques o presiones leves las articulaciones afectadas.

Es importante destacar que, trabajan en camillas especialmente diseñadas que permiten a los pacientes, estar en posturas idóneas para las sesiones. Además, se le indicarán una serie de procesos respiratorios o movimientos, que puedan actuar de forma positiva sobre la columna, el cráneo y otras partes del organismo. 

Razones para visitar a un quiropráctico

quiropraxia beneficios
La quiropraxia puede ayudarnos a prevenir cualquier problema que pudiéramos padecer en nuestra columna vertebral.

Gozar de buena salud, parte de una estrategia de prevención. En ese sentido, prevenir cualquier problema en nuestro sistema nervioso, debido a un mal trato de nuestra columna vertebral, puede ayudarnos notablemente a mejorar nuestra calidad de vida y por supuesto, nuestro bienestar.

Así pues, un profesional en quiropráctica, puede no solo ayudarnos a prevenir cualquier problema que pudiéramos padecer en nuestra columna, bien sea por una mala postura, por una forma incorrecta de dormir o cualquier otra mala costumbre, que nos pudiera perjudicar a futuro. Sino también, nos ayudará a realinea nuestra vertebra con el sistema nervioso, para solucionar diferentes dolores corporales o malestares en general en nuestro cuerpo. 

Conozcamos pues, las mejores razones para visitar a un quiropráctico:

1. Nos ayuda a recuperar el buen estado de salud sin necesidad de fármacos

Recordemos que, el principio fundamental de la quiropraxia es solucionar problemas de salud y dolores musculares, sin necesidad de medicaciones, cirugías y efectos secundarios. Se trata de crear soluciones naturales, gracias al poder del funcionamiento correcto de nuestro sistema nervioso, de esa manera gozaremos de un cuerpo más sano y con mucha más vitalidad. 

2. La quiropraxia se estudia en universidades

Uno de los mayores miedos de las personas que se les recomienda asistir a una sesión de quiropráctica es que, tienen la falsa creencia que se trata de una práctica sin estudios y sin bases científicas. Lo cierto del caso es que, estos profesionales se encuentran correctamente capacitados y cualificados para trabajar con la columna vertebral y con el cuerpo en general.

Así que, puedes asistir a una sesión y el profesional que te atenderá, sin duda estará debidamente titulado y colegiado. 

3. Dile adiós a dolores corporales desconocidos y al estrés 

Un quiropráctico podrá ayudar a nuestro organismo, principalmente a nuestro sistema nervioso a trabajar correctamente. Un sistema nervioso en mal estado, entre otras cosas, puede incrementar notablemente los niveles de estrés. 

Todo este estrés será traducido en diversas molestias y patologías, entre ellas: dolores de cabeza, migrañas, insomnio, pérdida de apetito, dolores en las articulaciones e inestabilidad en general. Por esa razón, visitar un quiropráctico nos disminuirá notablemente los niveles de estrés, eliminando cualquier molestia adicional que esto pueda ocasionar. 

La verdad es que existen muchas razones para visitar un quiropráctico. Bien sea si eres una persona que has sufrido un accidente o simplemente eres alguien que desea mejorar su salud en general, estos profesionales se asegurarán que tu organismo funcione en su estado más óptimo. 

Conozcamos al Centro Quiropráctico Simón Marmier en San Sebastián – Donostia

Si hablamos de las razones para acudir a un quiropráctico, es necesario también, mencionar uno de los Centros Quiroprácticos más importantes del País Vasco. Se trata de Simón Marmier en San Sebastián, Donostia, uno de los centros más longevos en toda el país Vasco y único en San Sebastián. 

Abrió sus puertas hace más de 40 años, desde sus inicios hasta hoy, se han dedicado a mejorarle la calidad de vida a todos sus pacientes. Todos sus colaboradores trabajan día tras días, con el único objetivo de ayudar a la mayor cantidad de personas en mejorar su salud y bienestar en general. 

Son capaces de atender a todo tipo de pacientes, desde recién nacidos, jóvenes, adultos e incluso ancianos. Pueden ayudar a sus pacientes a solucionar cualquier tipo de molestia o padecimiento ocasionado por una desalineación en la espina dorsal; dolores de espalda, migraña, escoliosis e incluso hasta asma y mucho más. También, juegan un papel fundamental en la prevención de futuros problemas.

Sin lugar a dudas, una de las mejores opciones a elegir al momento de necesitar una sesión de quiropráctica. 

También te puede interesar: Los grandes beneficios de la comida griega para la salud

Agroecólogo de profesión, analista SEO por convicción, redactor por motivación y científico de corazón. Eterno estudiante de ciencias naturales, tecnologías, marketing 2.0 y economía. "No busquemos el éxito, persigamos la excelencia y el éxito nos perseguirá a nosotros"