Testículos, lo que nos puede decir su tamaño sobre la salud

testículos

Los testículos es una de las partes más importante y en ocasiones olvidada de los hombres. Los testículos no solo es donde se crean los espermazoides también nos puede indicar como está la salud.

El tamaño de los testículos puede indicar como se encuentra la salud e incluso otras cosas más.

Cuando los testículos son excesivamente grandes

Si son muy grandes puede desarrollar enfermedades del corazón según un estudio realizado en los años 2007 y 2013. Los investigadores señalaron que posiblemente era debido a la hormona productora de testosterona llamada hormona luteinizante. Con niveles altos de testosterona los riesgos de problemas del corazón también aumentan algo que se ha confirmado con estudios.

¿Y cuando son pequeños?

Cuando los testículos de los hombres son especialmente pequeños los estudios lo relacionan con problemas de sueño. Investigadores de la Universidad del Sur de Dinamarca concluyeron que los hombres con testículos pequeños solían tener problemas de insomnio. Aunado a eso malos hábitos de sueño y sueño inconsistente.

Además de problemas de sueño también está una producción de espermatozoide  hasta un 30% menor de lo normal.

Con relación a que un hombre tenga testículos más pequeños también tiene su lado positivo. Un estudio de la Emory University relaciona esto con unos menores niveles de testosterona y mayor integración familiar. También con el cuidado de los hijos y en general con un mejor desarrollo en salud mental.

Cáncer testicular

El tamaño de ambos testículos también se relaciona con el cáncer testicular. Junto a síntomas como dolor en la zona testicular, inguinal y abdominal,  un testículo agrandado podría estar desarrollando esta enfermedad. Los hombres con mayor riesgo de cáncer testicular son aquellos de entre 20 y 34 años. También puede afectar a cualquier edad.

La recomendación es autocomprobarse tras la ducha sobre todo si es con agua caliente. El escroto está más relajado en ese momento y es más fácil sentir algo inusual.