¿Qué ocurre a nuestro cuerpo cuando consumimos carne en exceso?

Nuestro cuerpo; diariamente necesita una cantidad considerable de nutrientes. Estos nutrientes; los podemos conseguir mediante el consumo de alimentos, entre los que podemos destacar las frutas, verduras, y carnes, esta última, es una fuente de proteínas que provee energía a nuestro sistema, pero así como provee dicha energía, si no somos responsables y provocamos una ingesta en exceso, esto puede repercutir en nuestra salud, a largo plazo.

Nuestro cuerpo; diariamente necesita una cantidad considerable de nutrientes. Estos nutrientes; los podemos conseguir mediante el consumo de alimentos, entre los que podemos destacar las frutas, verduras, y carnes, esta última, es una fuente de proteínas que provee energía a nuestro sistema, pero así como provee dicha energía, si no somos responsables y provocamos una ingesta en exceso, esto puede repercutir en nuestra salud, a largo plazo.

Las carnes rojas: el exceso y sus efectos

En la sociedad actual; el consumo de carne ha aumentado considerablemente, puesto que, hay mayor accesibilidad a ella, además de un auge en el poder adquisitivo, por lo tanto, muchas personas pueden adquirirla; de acuerdo a las necesidades, gustos y costos. De hecho, está comprobado que las personas ahora consumen más alimentos ricos en proteínas, reduciendo el consumo de pasta y arroz.

Podemos decir, que la carne de la que hablamos, se denomina carne roja, es aquella procedente de la vaca, toro, caballo, y todos aquellos animales de caza. Es una fuente rica en hierro, zinc y vitamina B12. Lamentablemente, así como es rica en minerales; también tiene altas concentraciones de purinas (puede ocasionar cálculos en los riñones y vías urinarias).

También; contiene altos porcentajes de colesterol, grasas saturadas, que son nocivas para el organismo, en especial para el sistema cardíaco, dando lugar a un sin número de padecimientos asociados a este. Si es consumida en una cantidad regular; no ocasionará grandes problemas, pero si se consume todos los días, podrán aparecer algunas afecciones como las que mencionamos anteriormente.

Otro problema de las carnes rojas y el exceso de su consumo; es la gran cantidad de químicos que contienen, trayendo sustancias tóxicas al organismo. Provenientes de la ganadería intensiva; hay carnes que poseen hormonas, antibióticos, metales, entre otros, que son suministrados a los animales en proceso de crecimiento para desarrollar mayor porción muscular y sabor.

Finalmente; las principales enfermedades que se asocian al excesivo consumo de carne son: arterioesclerosis, cáncer, hipertensión, obesidad; trastorno del metabolismo de las grasas, diabetes y cálculos biliares.

 

 

Compartir