Equilibrio del colesterol como beneficio de hacer ejercicio

Hacer ejercicio puede ayudar a mejorar el equilibrio del colesterol
Hacer ejercicio puede ayudar a mejorar el equilibrio del colesterol

En el post anterior explicamos  que el órgano principal del aparato circulatorio es el corazón y es por esta razón que  se ha venido explicando detalladamente  los diversos beneficios que tiene en el cuerpo realizar ejercicios  físicos, teniendo como resultados disminuir las enfermedades cardiovasculares y cardiopatías, llevando un estilo de vida moderado y saludable; uno de estos beneficios del ejercicio incluye el equilibrio del colesterol.

El colesterol se conoce que es una sustancia que posee características de grasas naturales que se encuentran en diferentes lugares del cuerpo humano como lo son en todas las células, en la sangre, que la contiene en una relación de 1,5 a 2 por mil, y en bilis en una proporción mayor. Es necesaria para el funcionamiento del organismo. La mayor cantidad de colesterol se produce en un órgano llamado hígado, también se obtiene de algunos alimentos.

El equilibrio del colesterol actuará de la siguiente manera:

Equilibrio del colesterol como beneficio de hacer ejercicio
Equilibrio del colesterol como beneficio de hacer ejercicio

Para conocer más sobre el equilibrio del colesterol; es  sumamente importante tener claro la función que realiza el colesterol en el organismo. Debido a que ayuda en la formación de ácidos biliares, responsables de la digestión de las grasas; los rayos solares que se reciben en un día cualquiera el colesterol los transforma en vitamina D. Así cuida la piel de agentes químicos y evitando la deshidratación; es la base para la formación de células sexuales y tiroides.

El torrente sanguíneo conduce el colesterol desde el hígado hasta los órganos que lo necesitan y este se une a partículas llamadas lipoproteínas. Se conocen dos tipos de colesteroles. El primero es el colesterol lipoproteínas de baja densidad  (o LDL), a veces recibe el nombre de colesterol “Malo”; el cual transporta nuevo colesterol a las células del cuerpo humano. El segundo es el colesterol de lipoproteínas de alta densidad (o HDL), también lo nombrar colesterol “Bueno”. Se caracteriza por recoger el colesterol no usado y devolverlo al hígado para su mantenimiento o excreción por la bilis.

En el siguiente post se trata del cuidado que debemos darle a los huesos y a las articulaciones ya que sin ellos no sería posible sostener su propio peso.

Compartir