Alimentación de la madre durante la lactancia. Recomendaciones

Alimentación de la madre durante la lactancia
A veces puede resultar difícil al comienzo

Evitar alimentos industrializados y altos en grasas

Durante la lactancia la alimentación de la madre debe ser equilibrada y variada. Esta debe contener: frutas, cereales integrales, lácteos, legumbres y vegetales. Debe evitar el consumo de alimentos industrializados y altos en grasas que no aportan nutrientes para ninguno de los dos.

(Lee también: Atrévete a preparar esta ensalada de pasta)

La Organización Mundial para la Salud (OMS) recomienda la lactancia hasta los 6 meses como mínimo. A veces puede resultar difícil al comienzo, por la aparición de grietas, dolor de pezón u obstrucción mamaria.

Alimentación de la madre durante la lactancia. Madre y bebé  feliz

Es recomendable un consumo de por lo menos 5 frutas y verduras al día. La madre debe incluir en su dieta pan integral, las carnes magras, legumbres, queso, yogurt  y leche. Los expertos en nutrición sugieren que la madre incremente su ingesta calórica en unas 500 kilocalorías al día.

En cuanto a las proteínas  debe incrementarla en unos 25 gramos al día e incluir pescados como salmón y atún.  También deberá aumentar la ingesta de calcio en 700 mg diarios. Es importante su consumo para fortalecer los huesos y evitar el riesgo de osteoporosis en los años posteriores.

El hierro y el yodo es necesario para mantener los niveles de la hormona tiroides. En este sentido, lo más recomendable es comprar sal yodada.

La mama debe hacer entre 5 y 6 comidas al día. Amamantar le consumirá mucha energía y perderá peso natural y progresivamente.

Alimentación de la madre durante la lactancia
Una mujer que está dando de  mamar deberá ingerir casi 3000 kilocalorías.

¿Qué tantas calorías deberá consumir?

Una mujer que está dando de  mamar deberá ingerir casi 3000 kilocalorías. Por otro lado, si hace ejercicios durante la lactancia debe pasar de las 3400 kilocalorías diario. Deberá evitar:

La nicotina. Pasa a la leche materna y disminuye la producción.

Cafeína. Su consumo excesivo puede producir inquietud o insomnio en el bebé.

Alcohol. Solo se puede permitir una cerveza o medio vaso con la comida. En grandes dosis puede intoxicar al bebé.

(Lee también: Prepara esta deliciosa ensalada de arroz)