Claves para que sigas disfrutando del sexo después del parto

Claves para que sigas disfrutando del sexo
las secuelas del embarazo y el nuevo rol de padres pueden afectar la relación de pareja.

Ahora toca recuperarse físicamente de todos esos cambios

Con la llegada del bebe todo se convierte en alegría. Sin embargo, las secuelas del embarazo y el nuevo rol de padres pueden afectar la relación de pareja. Aquí te daremos todas las claves para que sigas disfrutando del sexo después del parto.

(Lee también: Consejos sencillos para un embarazo saludable. Mayor tranquilidad y felicidad)

Pasaron los nueve meses y por fin llegó el tan ansiado momento, tenemos a nuestro bebé en brazos. La pregunta que nos hacemos es ¿y ahora qué? Sencillamente ahora toca recuperarse de todos los cambios por lo que paso nuestro cuerpo y que no han sido pocos. Además, debemos adaptarnos psicológicamente a la nueva función que debemos desempeñar: la maternidad y paternidad.

Indudablemente el nacimiento de un hijo es un acontecimiento muy emocionante pero a la vez estresante. Toda esta transición será un gran reto que tendrán que hacer frente ambos progenitores. Aquí te explicaremos como esta nueva etapa puede influir en la relación de pareja y en las relaciones íntimas.

Claves para que sigas disfrutando del sexo. Retomar las relaciones sexuales

Después del parto el cuerpo de la mujer necesita recuperarse de lo que dejaron los nueve meses de embarazo. Antes de retomar las relaciones sexuales la mujer se va recuperando durante lo que se conoce como cuarentena. Su duración es de unas seis semanas que es el tiempo en los que los especialistas recomiendan esperar antes de la primera relación sexual con penetración. Es el momento en el que la mujer se encuentra completamente recuperada de las secuelas del embarazo y del parto.

Claves para que sigas disfrutando del sexo
ntes de retomar las relaciones sexuales la mujer se va recuperando durante lo que se conoce como cuarentena.

Es necesario dejar el tiempo para que se recupere la vagina de su estado anterior. Además,  el útero debe contraerse volviendo  a su tamaño habitual. En este tiempo se segregaran los llamados loquios o restos del embarazo. Esto es lo que originara el característico sangrado vaginal en esta etapa. También hay ciertas secuelas que ocasiona el parto que deben sanar como las cicatrices debido a la incisión vaginal. Por otro lado, se encuentran también las que quedan en el abdomen y útero cuando es necesario practicar una cesárea. Este último caso la convalecencia será más larga.

(Lee también: El alcohol durante el embarazo, ten mucho cuidado de ingerirlo)