Inmunoterapia con anticuerpos para evitar que el cáncer pase desapercibido

Inmunoterapia con anticuerpos
Inmunoterapia con anticuerpos

Una inmunoterapia con anticuerpos puede evitar que el cáncer se escape de las células asesinas naturales. Cuando el sistema inmune detecta células cancerígenas a través de las proteínas superficiales, envía linfocitos para destruirlas. En respuesta a este “ataque” el tumor secreta enzimas que arranca dichas proteínas permitiéndole seguir creciendo camuflajeado.

Según investigadores del Dana-Farber Cancer Institute y Harvard Medical School (EE UU) desarrollaron anticuerpos que se adhieren a estas proteínas. Con los anticuerpos en ellas los tumores no pueden deshacerse de las moléculas que las delatan. Esto hace posible que sean destruidas por las células inmunes.

Estos anticuerpos tienen un diseño que les permite adherirse a las proteínas superficiales en el lugar exacto donde sucederá su rompimiento. Asimismo en ese momento no interferiría en el reconocimiento de las mismas por las células asesinas.

Solo queda refinarlo para evitar efectos secundarios en humanos. Se podría utilizar para el desarrollo de una nueva clase de inmunoterapias contra el cáncer.

Según explica Eduard Batlle que no participó en el estudio; las proteínas estudiadas MICA y MICB no son antígenos. Estas aparecen naturalmente en células propias del organismo dañadas por estrés fisiológico como infección vírica o cáncer. De esta manera le señalan al sistema innato inmune que deben ser destruidas.

La eliminación ocurre debido a la ruptura de las membranas la cual lleva a cabo las células asesinas. Esto ocurre cuando se acoplan a las proteínas diana de sus víctimas a través de un receptor molecular preciso.

Inmunoterapia con anticuerpos. Sus efectos secundarios

Inmunoterapia con anticuerpos
Inmunoterapia con anticuerpos

Según los investigadores la combinación de los anticuerpos nuevos con otras inmunoterapias podría hacer más potente la respuesta inmune. No solo eso, también acrecentaría la diversidad de tumores vulnerables.

Para Batlle cualquier aplicación clínica deberá tener en cuenta primero sus efectos secundarios. Esto se debe a que los tejidos como el intestino producen y se despojan de MICA y MICB en condiciones de buena salud. Una de sus consecuencias sería la inflamación de los órganos.

Agroecólogo de profesión, analista SEO por convicción, redactor por motivación y científico de corazón. Eterno estudiante de ciencias naturales, tecnologías, marketing 2.0 y economía. "No busquemos el éxito, persigamos la excelencia y el éxito nos perseguirá a nosotros"