Intervención intensiva en personas para el control de la diabetes tipo 2

Intervención intensiva

Según un estudio es importante Incluir una gestión de estilo de vida a la atención estándar de la diabetes. De esta manera ayuda a que los niveles de azúcar en sangre lleguen a un rango no diabético. La mitad del grupo en estudio de intervención intensiva redujo sus niveles de glucosa sin la utilización de medicamentos. Incluso mejoró el control del azúcar en sangre según el investigador principal Mathias Ried-Larsen.

¿En qué consiste la intervención intensiva?

Al grupo se le incluyo ejercicios entre cinco y seis veces por semana con duración de 30 a 60 minutos. Los ejercicios incluían entrenamiento de resistencia y de fuerza dijo Ried-Larsen, del Rigshospitalet en Copenhague, Dinamarca.

Al principio el entrenamiento era supervisado por un entrenador pero gradualmente se les dejó que lo hicieran solos. A parte del entrenamiento se les incluyó en un programa dietético en alimentos ricos en fibras. Los alimentos son bajos en grasas saturadas, muchas frutas y nada de comida procesada. Por lo que la dieta fue diseñada para que los pacientes perdieran peso dijo Ried-Larsen.

En el estudio participaron 100 personas de Dinamarca que habían tenido diabetes tipo 2 durante menos de 10 años. Ninguno presentaba complicaciones de la enfermedad.

La edad promedio de los participantes era de 55 años y la mitad eran mujeres. Tenían un promedio de A1C al inicio del estudio de 6.7 %. El A1C es un análisis de sangre que indica el promedio de azúcar en sangre cada 2 o 3 meses. Según la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association) el promedio  de A1C de 6.5 o más indica diabetes.

En este sentido, los participantes del estudio se escogieron al azar al grupo de tratamiento habitual y al de gestión intensiva.

Por otro lado, en un año el grupo intensivo había perdido 13 libras. El LDL (colesterol malo) y los triglicéridos se redujeron más en el grupo intensivo que en el grupo estándar. El colesterol HDL (el bueno) aumentó más en grupo intensivo que en el grupo estándar según el informe.

El A1C se redujo de 6.65 a 6.34 en el grupo de intervención intensiva. En el grupo estandar su promedio pasó de 6.74 a 6.66.

Si te gustó este artículo recuerda compartirlo en tus redes sociales.