Los sustitutos de comida ¿una buena opción para bajar de peso?

Los sustitutos de comida
¿Cuánto hay que comer? Sera según el peso que la persona necesite perder

Puede venir en batido, barra o hasta sopa

Los sustitutos de comida son los productos que tienen equivalencia a una comida. Pueden venir en batidos, barra o hasta sopas. Tiene como objetivo controlar la ingesta de calorías.

(Lee también: Dieta mediterránea: reduce enfermedad cardiovascular en mujeres)

Que no te engañen, no todo lo que se vende en la revista es cierto. De hecho, muchas de las técnicas marcaran menos en la báscula pero luego viene lo peor, el rebote. La Dra Nerys Astbury, investigadora de la Universidad de Oxford nos indica los mitos sobre los alimentos que supuestamente te ayudan a bajar peso.

Los sustitutos de comida fueron creadas para las personas con casos extremos de obesidad. Pero ¿Cuánto hay que comer? Sera según el peso que la persona necesite perder, por lo general costa de tres a cuatro veces por día.

Los sustitutos de comida
Los resultados fueron que en ambos casos sucedió la pérdida de peso.

Los sustitutos de comida ¿en realidad sirven?

Por lo general nuestras comidas tienen alrededor de 800 calorías. En cuanto a los sustitutos apenas llegan a las 300 calorías. Es claro, que por tener una cantidad menor la pérdida de peso será posible. Es lo que lo hace atractivo, en especial porque lo encontramos en una cantidad de presentaciones y sabores.

En la mencionada Universidad se llevaron a cabo pruebas en dos grupos. En el primero usaron sustitutos de comida y en el segundo solo un plan alimenticio. Los resultados fueron que en ambos casos sucedió la pérdida de peso. Sin embargo, los que eligieron los sustitutos perdieron1, 4 kilogramos  más que quienes cumplieron con diferentes dietas durante el año.

Ahora, quienes llevaron un plan alimenticio bajo en grasas y sin ningún tipo de ejercicios perdieron casi 4 kilos. Tal vez los sustitutos actúen mas rápidamente pero al final no pierdes lo suficiente y caes en el rebote. Esto sucede porque una vez que dejes de tomarlos vuelves a las mismas comidas.

Los sustitutos y las dietas repentinas hacen que la persona pierda tres veces más pesos que quienes asisten al nutriólogo. Aunque esto no significa que estén aprobados por las organizaciones de la salud.

(Lee también: Uno de los bocadillos más saludables para comer: El plátano)